Una falta de responsabilidad de todos

Sobre llovido, mojado. Nuestro River descendió y ahora corre el riesgo de ser sancionado con la pérdida de puntos y la clausura del Monumental por 20 fechas a raíz de los desmanes del domingo que fueron iniciados por un grupo de "revoltosos" que contagiaron a algunos centenares de jóvenes irritados por la humillación, que fueron ampliados por los medios. Nadie asume la responsabilidad.


Es que la mayoría de los dirigentes (oficialistas y opositores), desde la propia cabeza de nuestra institución para abajo, haciendo gala de una infantil irresponsabilidad sólo echan más leña al fuego con declaraciones inoportunas y exhibiciones mediáticas que perjudican gravemente a nuestro Club.

No es novedad. A lo largo de las últimas décadas y apañados por operadores de toda laya jamás asumieron la responsabilidad por el deficit operativo, por las transferencias sospechosas, por el desmantelamiento de los planteles, por la reventa de entradas, por la presencia "política" de las barras, por ... etc, etc, etc.

Como si fueran "impúberes" descargan sus deberes y responsabilidades institucionales en los otros y/o en terceros. Como ya son mayorcitos de edad , no caen simpáticos como Bart Simpson, sino que dan lástima por necios. Todos y Todos son Todos!!!

Entrada institucional:

¿Cuál es tu opinión?

Miserables: Al final lo consiguieron

Al final lo consiguieron. Nuestro River descendió al Nacional B para regocijo de los miserables, para el oportunismo de otros y para negocio de algún grupo. Están felices porque River ya no será para todos, no lo podremos acompañar como visitante y no lo veremos por la televisión abierta.

Claro que sólo los riverplatenses podemos entender nuestro dolor. Un dolor colectivo, compartido por mujeres y varones que ayer lloraban en el Monumental, por pibes que estaban desconsolados, por jóvenes que estaban irritados y por veteranos que analizaban los orígenes de la humillación.

Algunos lo fijaban en los últimos 10 años de aguilarismo, otros la remontaban al gobierno encabezado por Davicce y los más informados llegaban al caso Francescoli durante la gestión Santilli.



Passarella y Aguilar unidos desde fines del 2005, cuando comienzan los "fideicomisos"



Hasta la reelección del 2005 era larga la cola de trepadores ("dirigentes", sus aprendices, amanuenses, profesionales del fútbol, intemerdiarios y prebendarios de toda laya) que rendían pleitesía al prometedor José María, entre ellos muchos que aparecieron como acérrimos opositores a Aguilar y a su continuador DAP, que se agacharon complacientemente para ingresar en las listas oficialistas.



Ellos son responsables y culpables porque conocían lo que se gestaba. La Tradicional lo exponía en todos los ámbitos a su alcance - sin romper ninguna norma ética - en las asambleas, volantes y a través de muy pocos periodistas amigos de la verdad. Claro está que todo era "ninguneado" por los operadores del oficialismo, por sus dependientes mediáticos y por los grandes medios de comunicación masiva a quienes les convenía "invisibilizar" la inmundicia.



El déficit generado por los negociados, por la compra de voluntades y por la ausencia de una política activa se ocultaba a través del permanente desmantelamiento de los planteles, lo que a su vez permitía otros nuevos negociados. Esa era la "joda" y como no existió la voluntad política de terminarla llegamos a esto.

El día que River fue humillado por propios y por terceros



Después, que importa del después decía el tango pero no es cierto. A los verdaderos riverplatenses nos importa el "después" y por ello debemos conocer hasta el fondo todas las causas reales, profundas y dolorosas de la degradación institucional, madre del vaciamiento económico y de la humillación futbolística.


Sabemos que muchos no quieren porque no les conviene y tratarán de volver "invisibilizar" cualquier análisis, y aprovechándose de la ansiedad, inundarán los medios de propuestas oportunistas, de comentarios pueriles de exjugadores y desparramarán los incidentes generados por un minísculo grupo (si lo comparámos con la multitud que concurrió al estadio) para redireccionar el ámbito del debate.






Antes de la finalización un grupo de irritados simpatizantes arrojaron proyectiles a la cancha. En esos momentos, como recibiendo una orden la barrabrava oficialista abandonó la tribuna arriando sus banderas, mientras que el grupo disidente, identificado como la Banda del Oeste, bajó de la cabecera y empezó a arrojar objetos.


Esa banda contagió a algunos de los irritados jóvenes riverplatenses, mientras que la enorme multitud se retiraba pacificamente y algunos socios reclamaban la intervención de la numerosa policía apostada en el club para la seguridad. La mecha ya estaba encendida, alguién la prendió, y obviamente los disturbios estallaron, aunque conforme el resultado final el estallido fue de menor magnitud al esperado por los instigadores.


Claro que los medios se encargaron de amplificarlo para escarnio de los riverplatenses y regocijo de los oportunistas de cualquier laya. Así estamos. ¿Hasta cuando?


Entrada:

¿Cuál es tu opinión?

Al borde del abismo

Qué han hecho con nuestro River Plate? En qué lugar te dejaron? Quienes fueron los culpables de tu vejación?Cómo saldremos de ésta?

Estas son algunas de las preguntas que muchísimos riverplatenses estuvimos haciendo durante esta noche, que pasamos en vela tal cual surge de las redes sociales. El domingo, después del partido por la única "final" que jamás quisimos, ni debimos jugar, debemos empezar a reflexionar para encontrar las respuestas.

Hasta tanto: Cómo afrontar hasta ese momento de tanta espectativa, angustia y tensa espera? Creeemos sinceramente que no hay palabras exactas para reflejar con exactitud lo que siente cada riverplatense.

Llegó la hora del día menos pensado. El día que nunca nos hubiéramos imaginado. Ponernos a repasar , recién ahora, quienes son los responsables directos de esta situación no tiene caso. Ya los mencionamos infinidad de veces y los conocemos de memoria. Es tarde, el daño esta hecho y en ciernes.




Respecto a ellos - anteriores y actuales dirigentes - sólo es de esperar que en algunos casos les invada la verguenza que hasta ahora pudieron ir soslayando, que por fin la evidencien frente a sus hijos, a sus padres, a sus parejas, etc. y que de una vez por todas hagan un "mea culpa" humilde, sincero y público para poner en paz sus conciencias.




En otros casos, esperamos simplemente que enterminen la cárcel, por tratarse de delincuentes corruptos que dejaron a RIVER en esta miseria, la peor que hayamos conocido.




Y también, que cada técnico y cada jugador que pasó en estos nefastos años por el Club, de alguna manera paguen por la parte que les corresponde.




Desde ya, que despreciamos a aquellos que por "venganza" o por envidia quieren ver a RIVER en la B, "porque se lo merece". De ninguna manera. También ellos son culpables.




Nuestro RIVER, el del pueblo riverplatense, por su su linaje, por su historia, por sus logros y por su gente, DEBE PERMANECER EN PRIMERA, PORQUE ES UN CLUB DE PRIMERA, EL MAS GANADOR, EL DE 110 AÑOS DE UNA RIQUISIMA HISTORIA COMO NINGUNA OTRA INSTITUCION.




Es cierto que desde hace años se comenzó a manchar la historia y hoy encuentra a River Plate en el peor momento.




RIVER quedó ante un abismo profundo, pero la falta de pericia, honestidad e idoneidad de quienes fueron elegidos para conducir los destinos del Club, no es argumento suficiente para que aceptar complacientemente que RIVER se merece bajar de categoría. No nos equivoquemos. No nos confundamos.

Dicho esto, solo nos resta tener esperanzas de que esta situación extrema que hoy sufrimos millones por culpa directa de aquellos que mencionamos, sea sólo una PESADILLA PASAJERA.

Los antecedentes inmediatos son pésimos, pero no cuentan a esta altura frente a los antecedentes históricos.

RIVER, NUESTRO QUERIDO RIVER PLATE, HOY DEBE SER EL DIA PARA EMPEZAR A RESURGIR.

¡¡¡ VAMOS RIVER, CARAJO
!!!

Malditos Simuladores !!! Verguenza !!!

Apoyo incondicional a los jugadores que deberán defender a nuestro River Plate ¡¡¡¡¡ VAMOS RIVER CARAJO !!!!!

Dentro de una 24 horas nuestro River afrontará el primero de los encuentros por la única "final" que nunca imaginó tener que afrontar. En los 110 años de vida jamás debió pelear para evitar el descenso. Pero como consecuencia de la producción futbolística de los 3 últimos años, "debutamos" mañana en este tipo de humillante definición en el Gigante (sic) de Alberdi.


Cuando el sábado a las 13,30 hs. se abrieron las puertas, el Monumental empezó a recibir al pueblo riverplatense las caras y gestos expresaban un sentimiento desconocido, demás está decir que a la finalización del encuentro esos mismos rostros mostraban uniformemente la mayor desazón, que con el correr de los días se fue transformando en "bronca", quizás producto de las "gastadas" y del ensañamiento mediático.


Así empezamos a recibir todo tipo de críticas y denuncias dirigidas a encontrar los culpables de la situación, lo que traería como positivo que muchísimos socios empecemos a abrir los ojos encontrando en la degradación institucional y el consiguiente vaciamiento económico el origen de los males actuales.


Debemos reconocer que desde el domingo debatimos internamente entre efectuar una entrada para analizar las causas de la desvastación recogiendo los numerosos cuestionamientos a las conducciones anteriores y/o a la actual gestión o hacer un manto de silencio, mientras se disputan estos dos decisivos partidos, para no caer también en los "oportunismos" que perjudican al equilibrio emocional y convivencia del plantel.


Es por eso que hasta el domingo mantendremos respetuoso silencio sobre los culpables - que los hay de la situación - para brindar el APOYO INCONDICIONAL a los integrantes del plantel, ya que en definitiva son los únicos que en el campo de juego podrán y deberán defender al Club Atlético River PLATE.


Trataremos de actuar como lo haríamos si un ser querido atraviesa un duro trance o si se prefiere, para ser menos dramáticos, que deba rendir al día siguiente un durísimo examen del que depende la continuación de sus estudios.


Nota: Cómo es lógico el silencio que nos autoimponemos no pretendemos trasladarlo a nuestros seguidores, quienes podrán hacer libremente los comentarios que deseen y sin censura de ninguna índole.


¡¡¡ TODOS CON RIVER!!!


¡¡¡ VAMOS RIVER CARAJO!!!

En el peor momento de nuestra historia ... ¡¡¡ VAMOS RIVER CARAJO !!!

En medio del manto de sospechas por las declaraciones poco afortunadas del Presidente de la AFA y una determinación de igual calibre tomada por nuestro DT Jota Jota López al dejar nuevamente afuera de la partida a Diego Buonanotte antes de su partida a España, en poco menos de 24 hs. RIVER estará afrontando un compromiso decisivo, que determinará nada más y nada menos que la permanencia en Primera División sin pasar por la temida y riesgosa Promoción...

Pero no es precisamente uno de aquellos compromisos decisivos e históricos a los que RIVER por suerte nos mal acostumbró toda la vida.




Hay una única insigna que une a todos los riverplatenses




No es un partido final de torneo de la época gloriosa de Bernabé y Peucelle, ni de la incomparable Máquina, ni del aquel RIVER de los ´50 que ganó 5 sobre 10 torneos. Tampoco es un partido del RIVER demoledor de Angelito o el que ganó todo con el Bambino o el que se coronó tanto con Ramón.

Ni del RIVER que disputó 4 finales de Libertadores, 2 finales Intercontinentales, una Supercopa y una Interamericana ganador en la mayoría de ellas. Ni siquiera es como el RIVER de aquellos 18 años sin títulos pero con buenas campañas y lleno de jugadores aportados a la selección.

No señores!!!

Ni de cerca es de esos partidos finales que llevaron a RIVER a la gloria, a un prestigio inigualable y a ser reconocido como uno de los más grandes del mundo. Porque aún derrotado en algunas de ellas, RIVER estaba vivo, bien vivo y era RESPETADO EN TODAS PARTES POR TODOS.

Porque estar en esas instancias representó siempre el triunfo definitivo del paladar por el buen fútbol, el espíritu y el hambre de gloria permanente del Club y la algarabía, el gozo y la pasión de sus hinchas.

En estos últimos tiempos de sufrimiento y angustia por el presente de nuestro querido RIVER, he escuchado de labios de algunos periodistas "de cuarta", que mañana se juega ante Lanús el partido más trascendente/importante/difícil de la historia...
Será que estos periodistas conocen muy poco de la historia de RIVER? O se empeñan en magnificar este momento desgraciado del Club??

Si lo reconocemos fácilmente como EL PEOR MOMENTO DEL HISTORIAL, pero está lejos de merecer esos calificativos de los cultores la prensa amarilla.
RIVER en realidad SI va a jugar un compromiso decisivo por imperio de una circunstancia insólita, impensada y aún increíble que va contra el peso enorme de su historia sin par. Y seguramente, ni aquel que se precie de ser hincha de corazón podía imaginarse.

Pero es un partido tan decisivo como lamentable, una mancha grande en esa rica historia que en pocas líneas resumí más arriba. Es un partido de connotación triste, de bronca, de impotencia, que es sin ninguna duda, la resultante de gestiones vergonzosas a lo largo de más de 8 años y que el promedio paupérrimo alcanzado en los últimos 3, terminó por confirmar. Es el punto álgido y final del desprestigio y la verguenza.

Pero RIVER está por encima de dirigentes impresentables, técnicos diversos y mediocres de estilos poco menos que sospechosos y de muchos jugadores de cuarta categoría que han venido a matarse el hambre detrás de la banda roja que ni por casualidad merecian vestir.

RIVER es su gente, su historia y debe ser un futuro en el que este trago amargo se olvide rápidamente, sepultado por una recuperación inmediata que lleve al Club a pelear y ganar titulos para volver al sitial de honor que le corresponde en el mundo del fútbol.

Importantes y fundamentales fueron aquellas finales, señores...

Es futbol, ni la vida ni la muerte de nadie. Pero tengamos fe para que mañana RIVER pase este momento y nos devuelva al alma.

Con el corazón en las manos, VAMOS RIVER CARAJO !!!




Fernando Sala

¿De quien dependemos?

Dentro de pocas horas nuestro River afrontará el partido más jodido de nuestra historia. El sábado a las 15 hs recibirá en el Monumental a Lanús en el choque más trascendente de la fecha final de torneo Clausura.

Depende de sí mismo porque si gana, como peor escenario, se asegurará un desempate para evitar la Promoción. Claro que si no lo hace, tendrá que seguir haciendo cuentas y esperar que Olimpo tampoco lo haga, ya que de ganar los bahienses en Quilmes, el equipo que dirige Jota Jota deberá jugar la promoción.





Dependemos de un plantel armado hace un año por un presidente conocedor del fútbol para un técnico con estilo y objetivo diferentes a los actuales. A ese equipo se le fueron incorporando las jóvenes promesas formadas en nuestro valioso semillero durante la gestión del prescindido Gabriel Rodriguez.

Pero hay una verdad a todas luces conocida: sus integrantes están mal pagados y además vienen siendo irracionalmente agredidos aún antes de salir a la canchua. Tal como cuenta Charro en A River lo quiero parece que "Ya no importa alentar a los jugadores, ahora es más divertido insultar a Arano cuando está haciendo precalentamiento con sus compañeros (lo viví en Bahía) o darle la peor catarata de insultos a FM antes de que toque la primera pelota (lo viví contra CASLA y ELP)" y agrega "Ya no importa que nuestros jugadores no cobren".


En los momentos decisivos River no ha tenido el mejor ambiente. Graves errores dirigenciales y técnicos han contribuído para afectar el ánimo y el equilibrio dentro del plantel sobre lo que volveremos después del sábado, pero ayer se sumó otro grave atentado.


Desde un pasquín "partidario" (sic) , integrante del grupo "house organ" del passarellismo se difundió por la redes sociales una descalificante declaración de Cardetti: “EL UNICO HOMBRE QUE TIENE RIVER EN EL EQUIPO ES ALMEYDA" que ataca la armonía del plantel. No sabemos cuál ha sido el sentido de la agresión. Podemos conjeturar que es "amarillismo" puro o que, ante un eventual fracaso, es para orientar la ira de la hinchada o simplemente una movida para colocar algún técnico. De cualquier forma es un ataque desleal a River Plate.


Por eso, el pueblo riverplatense debe apoyar y alentar a nuestro plantel, aunque no nos conforme totalmente, porque nuestro jugadores son los únicos que están en condiciones de defender en el campo de juego el prestigio del más grande.



No sea cosa que algún oportunista mediático, con ayuda de operadores, se convierta en el futuro técnico de nuestra divisa, tanto para hacer publica sus aspiraciones.

Tanto que Caruso Lombardi declaró hace unos días en Olé "Un tipo como yo puede dirigir a River" (título de la nota)y agrega que si lo ayuda a evitar la Promoción, le gustaría que en el futuro Passarella lo llamara.
No sea cosa que el oportunista mandamás de la AFA, envalentonado por la "visita"en la estación de servicio de Sarandí de los 5 integrantes del bloque de la minoría - intentando despegarse de Passarella y "filial" beso en el famoso anillo de "Don Julio" mediante -, quiera aparecer como el titiritero salvador.




No es ocasional que Grondona, como si fuera un principiante, ayer declaró publicamente: "River me da la sensación de que no va a jugar la promoción. Está en una situación que no es la merecida por las ocasiones de gol que tuvo", generando obviamente un manto de sospechas.




River depende de River y en particular estará representado en la cancha por Carrizo; Maidana, Ferrero, Román y J.M.Díaz; Ferrari, Almeyda y Pereyra; Lamela: Caruso y Pavone, más los jugadores que en el banco de suplentes estarán prestos para ingresar cuando lo decidan los encargados de hacerlo y esperamos que esta vez las decisiones sean las atinadas.



El sábado TODOS CON RIVER apoyando a nuestro plantel VAMOS RIVER CARAJO!!!



Entrada fútbol:



¿Cual es tu opinión?

Rezando hasta el final

El blogero Cachy bien recuerda a Matías Almeyda pronosticando que esta lucha por zafar de la promoción iba a durar hasta el último segundo, del último partido. Estaba en lo cierto.

Claro que resulta cómodo insultar Jota Jota que, como dice Charro, tiene el grave problema de sentir la camiseta y de ser muy consciente de lo que se está jugando. "Conoce el plantel que tiene y está eligiendo jugadores según la capacidad para jugar estos partidos decisivos y las limitaciones que le pone el presidente".



Está claro que el deplorable andar de RIVER ha colmado la paciencia de todo hincha. Ya sabemos que aún cambiando esquemas y nombres o borrando jugadores, este equipo no juega a nada, ni es capaz de intentarlo.


Un esquema mezquino, cambios en medio del partido sin explicación más la "mano negra" de DAP detrás de JJ, como si DAP fuera la "biblia" de la dirección técnica -cuando su último paso de 2 años como DT fue poco menos que desastrozo- sólo han contribuído a la confusión y la debacle.

Este mismo grupo de jugadores con este mismo técnico que por un par de fechas nos ilusionaron con la punta del torneo y el olvido de la Promoción, hoy son TODOS, un manojo de voluntades y nervios, sin ideas y sin rumbo, que han depositado a RIVER en la vergonzosa y degradante pelea por mantener la categoría. Justamente, una virtud que apenas en cuentagotas, alguno de ellos tiene...


Asi las cosas, no es casualidad que desde aquella victoria ante Racing 1 a 0 y colgados del travesaño, no hayamos vuelto a ganar un solo partido de los 6 jugados hasta ayer.

Con esa idea tan primitiva como berreta de que "si no se puede ganar es mejor empatar" y que "empatar es mejor que perder", RIVER se fue cayendo al abismo y arribó a la última fecha del Clausura pendiendo de un hilo. El hilo en este caso, es depender de otro resultado y la propia impotencia, plasmada de lleno en el tramo más dificil del torneo. El tramo donde más había que poner el pecho, pero en el que la tibieza y el miedo dominaron la escena.

Qué dejó el empate ante este Estudiantes, disminuído y lejos de su mejor forma de hace un tiempo atrás? Solo preocupación sumado al reiterado concepto de que RIVER ES EL QUE MENOS SE AYUDA A SI MISMO cuando, precisamente en esta fecha, recibió ayuda de varios.

Mientras Arsenal, All Boys y el Rojo se despedían de la Promoción, por si nos hacía falta "ayuda", no ganó Olimpo ni ganó Tigre, pero como ha venido ocurriendo, RIVER volvió a fallar su parte, sumido en su propio y desordenado mundo, lejos de poner todo para afrontar la realidad, algo que SI hicieron otros en la misma situación.

Hace varias fechas nos venimos fijando contra quién deben perder Olimpo, Tigre, Arsenal, Independiente... De que sirvió, si RIVER ha desperdiciado las posibilidades de salir de la "zona roja" una tras otra!!!?

Para la última fecha, se vuelve a depender de otro resultado. Esta vez se necesita "la mano" de Quilmes y esperar que RIVER haga algo ante un Lanús que se quedó sin posibilidades de campeonar.


¿Es probable lo de Quilmes? SI, motivado por la posibilidad de jugar la Promoción, pero es tan incierto lo de RIVER, que la sola idea de semejante compromiso decisivo, nos pone el corazón en la boca.


Si al inicio del Clausura era una necesidad posible, ahora debemos hacerlo imperiosamente: rezar hasta el último minuto.

Una certeza inexorable que seguramente compartirán, me queda en este final: el peor rival de RIVER fue siempre el mismo RIVER.


Y los únicos verdaderamente sufrientes, damnificados y decepcionados por esta situación, somos nosotros los hinchas. La única "pata" de las cuatro que funcionó bien en los últimos y olvidables años del Club.

Queda alguna duda...????

por Fernando Sala


Entrada fútbol

El "super ego": Para reflexionar en la previa y dominar la ansiedad

Empezamos a transitar un fin de semana que quizás sea el más difícil de la historia riverplatense. Nunca peleamos una "promoción", o quizás mejor dicho, jamás se nos había ocurrido que atravesaríamos por esa instancia.

La realidad nos demuestra que estábamos equivocados. La ansiedad es mayor quizás a la que se tiene cuando uno enfrenta las finales para ganar un campeonato.

Quizás es comparable a la diferencia en concurrir a un sanatorio por un nacimiento o tener que concurrir a ese mismo lugar por una grave enfermedad.

Por eso recogimos el posteo de Alberto, un blogero de River, para hacerlo público y reflexionar con él sobre las causas de esta situación.

Una situacion como la que atraviesa River no es producto de una sola causa, sino de varias. Evidentemente hay una herencia recibida, pero eso no es la única causa, a pesar de lo que piensan muchos, que para mi están totalmente equivocados.Lo de la herencia fue real, pero muchos de quienes la recibieron fueron los mismos que la dejaron. Por ejemplo Turnes, Renzi , Bravo, (fiscalizadores amigos, chupamedias, obsecuentes de Aguilar), Mancusi, Roldan, Milano, Francisco, etc. que actualmente vuelven a constituir una mayoria automatica "passarellista"que levanta la mano tal como ellos u otros lo hicieron antes. Hay muchos más. Por lo menos 13 de los 17 vocales que integran la CD "passarellista" fueron parte de la gestión anterior.




Casi todos conocemos esto, pero lamentablemente también hay muchos otros que no se quieren dar por enterados.

Hay palabras que resumen todo o casi todo: auditoria, jugadores falopa, soberbia...

Muchos riverplatenses se "autoelogian" diciendo que por River darían la vida, que daría la sangre,que River está primero que uno mismo. Mentiras.

Al momento de actuar, privilegian sus intereses y no es un caso aislado, son cientos que de una u otra forma viven de River, o al menos medran con pequeñeses como alguna platea, entrada o con curros importantes. Entonces: ¿Son hinchas de River? Sí, pero para ellos primero están ellos mismos.


Por la situacion de River en diciembre del 2009, luego de las elecciones y más allá de las agresiones verbales y demás, se habían generado expectativas en una mayoría de los riverplatenses y para mi - debido mi probada utopía - era necesario haber celebrado una especie de de Acuerdo de la Moncloa.

Eso es porque estaba y estoy seguro que en soledad ninguno podía, ni puede, resolver una situación semejante:

*crisis deportiva (equipo mediocre, con problemas de promedio);

*crisis económica (una deuda gigante, creo que tecnicamente en concurso, con activos cobrados y gastados por adelantado, asímismo casi sin jugadores para vender);

*crisis institucional y gravísimos problemas con la hinchada, más que sé yo cuantos problemas más.

Este diagnóstico no es ni fue ninguna novedad. Todos lo sabiamos por entonces o al menos todos lo sabemos ahora.

La Moncloa era necesaria si o si. Pero es obvio que por soberbia, por venganza o por que sé yo, parece que en River jamás se podria obtener un acuerdo que establezca las políticas básicas para nuestro River actaul, tal como hicieron Liberti y Degrossi hace 75 años para acordar un programa mínimo a pesar de ser rivales lectorales.

¿Por qué reina el individualismo o mejor dicho el mayor egoismo?

Por ideologia no es. ¿Hay tantas soluciones ideologicas para River?

No me parece, aquí no es cuestion de comunismo, socialismo, radicalismo, peronismo o liberalismo. Se puede discutir o debatir si se prefiere una asociación civil sin fines de lucro o sociedades anonimas.

También se puede discutir si el club puede mantener tantas actividades o si puede mantener el colegio o alguna otras cosas, pero la esencia no cambia.

Acaso ¿qué riverplantense puede negar que lo más importante para los 15 millones de hinchas y/o para los 80.000 socios es el fútbol ?

Del futbol vive todo lo demás. Entonces sino es por ideología ¿porque tantas opciones políticas?

Cabe una sola respuesta: EGOISMO

¿Cuál es tu opinión?

En River, de eso no se habla

Hay quienes ante los problemas (salud, económicos, etc) preferimos conocer cuales son las causas de los mismos para encontrar una solución superarlos y evitar que vuelvan a repetirse, pero también hay muchos otros que prefieren ignorar las causas de las crisis dejando en terceros la "salvación".

No hay peor ciego que el que no quiere ver


Traladada la cuestión a nuestro River no hay dudas que en está atravesando uno de los peores momentos de su historia (para muchos de nosotros el peor), ya que nuestro equipo se encuentra en situación de terminar en la zona de pelear la promoción para conservar categoría que mantenemos desde hace un siglo.


Pero resulta que, en lugar de analizar como corresponde las causas de la "enfermedad", la posibilidad de disputar la promoción dejó en segundo plano otras cuestione institucionales tal como lo desarrolla Gustavo Veiga en la nota "En River, de eso no se habla" publicada Página 12.



Como ovejas al matadero


Es que el miedo, que parece haber dejado estupefactos a los jugadores y al cuerpo técnico, también se derramó sobre gran parte de la hinchada, tanto que la gestión de "Passarella todavía no sintió el estremecimiento de las entrañas del club, pese a la preocupante actualidad y las sombrías perspectivas" como dice Claudio Mauri en el "El proyecto Passarella no despega" para La Nación.



Así se beneficia - tal como concluye - de un público, hinchas y socios, tan militante para seguir al equipo como perplejo y paralizado ante los acontecimientos y el disgusto de la gente aún no alcanza a Passarella como uno de los principales responsables, aunque llega "al año y medio de gobierno, justo el plazo que divide en dos mitades exactas, entre su mandato y el último tramo de Aguilar, las tres temporadas que se computan para los promedios del descenso".


Entrada institucional:


¿Cuál es tu opinión?

La pesadilla

Anoche el pueblo riverplatense concurrió masivamente al Monumental brindándole al equipo una recepción acorde a una "final" respondiendo como siempre a la pasión riverplatense.

En realidad esa recepción fué lo único que mereció ser visto, porque por lo sucedido en el campo de juego merecía que cerráramos los ojos. Es que duele los ojos ver a este River.


La maldita ansiedad ha invadido al cuerpo social riverplatense. Desde su cabeza máxima hasta a la hinchada, pasando por el cuerpo técnico y por un plantel. Lo de anoche se llama desesperación que se derrama desde la presidencia del club hasta el último de sus hinchas que lo mira por televisión. Este River desesperado juega a lo que sale. El empate de anoche fue la muestra de que más acabada de la total desorientación que hay en nuestro River. Arrancó primero primero, con doble enganche más una dupla de punta dotada de buen pie.


En el entretiempo la desesperación trajo la sorpresa de introducir dos cambios - contrario a la política que tuvo todo el ciclo de Jota Jota, que jamás había efectuado un cambio a esa altura del partido - para arrancar el 2º tiempo con otros dos delanteros de punta enemistados con la pelota y con la red.


Como bien dice Facundo Adamoli en Sólo River: "Jota Jota entendió que acumulando delanteros iba a lastimar más, pero no se dio cuenta de que la incapacidad de llegar al área rival reside en un problema estructural de su planteo táctico". Siempre mal .


Es decir que con una apresurada decisión se destruyó todo el trabajo estratégico y táctico de una "agitada" semana introduciendo dos cambios que rompieron el esquema dejando muy desprotegidos al Pelado en contención y a Lamela en conducción. Casi como una condena a Buonanotte quien si bien no había tenido un buen desempeño colectivo - es otro de los que enarbolan la bandera del "superyo" - obligaba a faltas de los rivales cerca del área.


En rigor de verdad cargar las tintas exclusivamente sobre el Negro Jota Jota, resulta injusto mediocre. A lo largo del proceso Passarella siempre tuvo una gran ingerencia en las decisiones - lo que en la última semana comenzó a salir a la luz - como sería lógico ya que la única actividad profesional del presidente ha sido el útbol.


También es cierto que muchos jugadores también toman constantemente malas decisiones dentro del campo de juego como consecuencia de la maldita ansiedad. De eso no es responsable el técnico.

Tal como bien lo recuerda Alberto Cantore en su nota de La Nación No hacen falta más gestos "La idea, seguramente, rondará por la cabeza de varios jugadores. Ya pasaron All Boys (0-2), Boca (0-2), San Lorenzo (1-1), Olimpo (0-0) y Colón. Cinco partidos. Ninguna victoria. Ni que hablar en el mismísimo Monumental, donde no gana desde la 9ª fecha. Así cae la confianza, pierde sustento, se pega la nariz contra el suelo. Y se nota. Por ahora River no puede con los cambios de esquema ni con las variantes de nombres. Tampoco con las arengas de J. J. López y las visitas de Daniel Passarella en los entrenamientos. Sobran las charlas, se buscan los motivos, pero..."

Y deja para el final esta conclusión "Detrás de eso quedarán las oportunidades que River desperdició, si bien nunca dependió -ni depende- de sí mismo. La victoria lo hubiera puesto frente a otro panorama. Por ejemplo, hubiera igualado a Tigre (perdió 3-2 con Huracán). También hubiera quedado más cerca de Arsenal (venció a Olimpo 2-0), ahora a tres puntos. ¿Qué podrá pasar? Para no caer en especulaciones demasiado complicadas, si Olimpo consigue cuatro de los seis puntos en juego, River tendrá que ganar los dos partidos que le quedan para superarlo; con cuatro puntos lo igualaría y habría un desempate entre ellos".

Ya quedan sólo dos fechas para la finalización de este torneo que oportunamente llamamos el más difícil de nuestra historia. Es acá que merece citarse una reflexión contenida en el blog River al Toque, que resume muchas voces escuchadas en el Monumental a la fialización del encuentro: "Algunos consideran que jugar la Promoción le servirá a quienes dirigen los destinos de River para tomar conciencia. Espero no jugarla, y que todo este sufrimiento sirva para aprender. Es momento de madurar como institución y no volver a cometer los graves errores que nos llevaron a este triste presente".

Somos optimistas y confiados en nuestra rica historia tenemos la convicción que River logrará zafar de esta pesadilla, pero también confiamos que ello no se utilice para generar un clima de falsa euforia y así seguir escondiendo bajo la alfombra todos los problemas que han sido la causa de la degradación futbolística actual.


Es que los temores y vaivenes de la tabla de los promedios han venido sirviendo para tapar todos los problemas internos que padece la institución, ya que de eso no se habla y fue quedando en un muy segundo plano las cuestiones institucionales.

Así es como no se conocen los resultados de la auditoría que prometió Passarella, ni tampoco se concretó el fideicomiso para juntar dinero, ni la investigación de las barras bravas, ni la estafa de la reventa de entradas, ni ... etc.

Porque como decimos la desvastación institucional fue la causa del vaciamiento económico - financiero, que a la postre y como no podía ser de otra manera nos arrojó al fracaso deportivo.

Entrada fútbol:

¿Estuvieron acertados los cambios?
¿Quien son los responsables?
¿Que harías vos?

En zona de turbulencias

Las turbulencias en River no se agotan y hasta Jota Jota perdió la habitual mesura (La Nación)



"Se empecina River en ensombrecer su presente, ese que lo angustia por culpa de la Promoción y las luchas intestinas.


"No ayuda el discurso del técnico Jota Jota López , que minimiza la actualidad y fustiga a los dirigentes que no lo quieren en el cargo. "A veces, del miedo se puede sacar valor. Esto no es de vida o muerte", comentó sobre el temor, una sensación que ofreció el equipo con su mezquindad en el juego ante Olimpo, en Bahía Blanca.


"La desaprobación de varios integrantes de la comisión directiva a su tarea le hizo perder la habitual mesura: "El presidente del club, los jugadores, el cuerpo técnico pero sólo algunos dirigentes quieren sacar adelante al equipo. El que acuse recibo es un problema de él", espetó con fiereza.


"Quizá Jota Jota nunca intuyó que el Káiser hizo sondeos con Roberto Sensini y Pedro Troglio, aunque ratificará al Negro hasta el final de la temporada.

"Las turbulencias no terminan ahí, porque desde Japón, Julio Segura, médico de la selección de Perú, indicó que Jospmir Ballón sufrió un pequeño desgarro en el muslo derecho, lo que le demandaría al menos 15 días de recuperación. De confirmarse la lesión, Erik Lamela, que debe una fecha de suspensión, jugaría con Estudiantes y, según la gravedad, participaría de la última fecha ante Lanús.


"La agitación sigue con el acuerdo que selló Mariano Pavone para jugar en Tijuana, de México, y con el reconocimiento del propio Juan Pablo Carrizo de que son sus últimos partidos en el club".


Así La Nación describe hoy textualmente el panorama por el que atraviesa nuestro River, aunque en realidad al muchas mas turbulencias que las señaladas en la nota.


En verdad River Plate está atravesando el momento más difícil de su historia en el que sólo cuenta con una certeza: La pasión inmensa del pueblo riverplatense exteriorizada de manera permanente y que repetirá en el Monumental el próximo domingo.


VAMOS RIVER CARAJO!!!


Entrada Fútbol:


¿Cuál es tu opinión?

Maldita ansiedad

Hace unos meses atrás uno de nuestros columnistas escribió un comentario acerca que la ansiedad es la causa de la eyaculación precoz y que ello tendría incidencia en la marcha del equipo. Lamentablemente no se equivocó. Además otros factores contribuyeron a la actual situación.
Para no aburrir a nuestros lectores reproducimos a continuación la nota en su totalidad que fue publicada en esta página:

"En 5 días J.J pasó de ser querido a "torpe", que hinchas que tenemos... expresa con claridad una de las causas de los problemas por los que atraviesa nuestro River.

"Esta es la veleidosa conducta que se ha impuesto en las últimas décadas sobre una gran parte de nuestra hinchada y que como toda actitud caprichosa desemboca en la ansiedad y desde ahí en repetitivos fracasos.

"Es lo que llaman la bosterización cultural del hincha promedio y sobre la cual se asienta la degradación institucional. Hace unos 10 días atrás en Desconcierto publicada en A River lo quiero leí la siguiente frase que me preocupó y por eso transcribo "No obstante, y estoy seguro, con un River Plate campeón de Copa Libertadores hoy el presidente sería Aguilar, puesto que triunfal y con el aparato político a su merced, así habría sucedido"

"Esta se refleja en conductas propias de una conducción medrosamente autoritaria, de una dirigencia permanentemente conspirativa y de la patética ansiedad de algunos dirigentes opositores y oficialistas para aparecer en los medios y en las tribunas al sólo olor de la sangre.

"También en Desconcierto se encuentra una acertada descripción del cuadro La actualidad muestra un notorio desconcierto. ¿Hay que hablar de la dirigencia?. Así debería ser. Sin embargo, dentro de una conducción unipersonal, la Comisión Directiva parece tallada y pintada a mano. Sabemos que todas las decisiones las toma el Presidente, sin consulta alguna. Por lo bajo ya se escuchan voces de disconformismo entre los directivos riverplatenses.

"Sin embargo no se expresan donde deberían, en la sala de sesiones. A Passarella sus compañeros (?) le temen. De diferentes maneras. Inicialmente el temor es físico. Luego el pavor se traslada a otro tipo de castigos: no participar en el área designada y falta de entradas.

"Mientras tanto los socios y los hinchas somos manipulados por "empresarios" a través de algunos de sus periodistas ensobrados -patéticamente muchos de raigambre "bostera"- abrumándonos para que se arraiguen aún más la ansiedad y la depresión.

"Jamás podrá concebirse algo bueno con tantos onanistas y con tantos eyaculadores precoces. La ansiedad es la madre de la eyaculación precoz.

"Por eso los verdaderos hinchas riverplatenses debemos esforzarnos para reprimir la ansiedad propia y la ajena, preparándos para brindar el esfuerzo colectivo que nuestra River necesita imperiosamente".

Entrada institucional:
¿Cuál es tu opinión?