También con la "G" de garra

"Este equipo se levanta"


Gallardo elogió el carácter de sus jugadores para sobreponerse al resultado adverso y se fue tranquilo porque "responden en los momentos complicados". 


El inómada Sur por Facundo Adamoli en Solo River 



Los partidos en el Sur siempre son incómodos para River. No solo porque Lanús es un equipo que juega bien al fútbol, si no también porque el Granate también se caracteriza por condimentar el partido desde la queja constante, objetando cualquier decisión arbitral.
River salió a jugar a lo que sabe, pero un Beligoy demasiado pasivo y la fortuna, contribuyeron a que los de Marcelo Gallardo no se llevaran los tres puntos. 
En un partido intenso, River empató 1 a 1 ante Lanús por la fecha 9 del Torneo de Transición. En los últimos años los partidos en la Fortaleza han sido difíciles de sortear para el conjunto millonario. 
No obstante, River salió a tomar protagonismo con su fútbol de posesión y presión. Durante el primer tiempo, se disputó un encuentro muy parejo. 
Como si jugaran un partido de ajedrez, los de Nuñez y los del Sur se estudiaron detenidamente. Las situaciones más claras llegaron en el último cuarto del primer tiempo: River tuvo las más claras pero no supo definirlas. 
Diferente fue la suerte para Lanús, que supo capitalizar la única situación clara que tuvo en la primera parte.
Era previsible que en algún momento River bajaría su rendimiento ya que la seguidilla de partidos sumado a un plantel corto pasaría factura en lo físico.
Aun así, este River también fue bastante perjudicado en lo arbitral. No por errores groseros, si no que varios rivales tomaron nota de la permisividad de los árbitros a la hora de utilizar el juego brusco.
El tiki tiki millonario, varias veces fue desbaratado por faltas alevosas que nunca fueron cobradas por un Beligoy muy influenciable. Lanús fue un fiel reflejo de su técnico, Guillermo, quien se dedicó a llorar todo fallo adverso.
En el segundo tiempo, los primeros minutos fueron todo de Lanús. Cuando todo parecía que el local llegaría al 2 a 0, Teo Gutierrez metió el empate con un increíble bombazo de afuera del área. 

El colombiano es uno de los distintos del equipo y demostró que cuando el juego colectivo no aparece, las individualidades aparecen para dar equilibrar las cosas.River se animó con los cambios.

 El partido fue de ida y vuelta, pero los de Nuñez fueron los más claros. Sobre el final, el millonario volvió a reflejar esa filosofía de ataque constante. Independientemente de las adversidades que se puedan presentar y los peligros que pueda ocasionar el rival, los de Gallardo jamás compran el empate.
Cuando las piernas no responden, juega lo anímico. En este sentido, el superclásico del próximo domingo será el combustible ideal para afrontar una cantidad de partidos muy difíciles que deberán jugarse en poco tiempo. 
Ganar el partido ante Boca es una cuestión cuasi religiosa, pero el impacto que tendrá una victoria repercutirá directamente en lo futbolístico. Por eso, el domingo, cueste lo que cueste. El domingo hay que ganar.
Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

Feliz Dia Internacional del Hincha de River

#FelizDiaInternacionalDelHinchaDeRiver 



El 28 de Septiembre de 1918 nació Angel Labruna sin dudas un emblema riverplatense y el máximo referente de la identidad cultural de nuestra institución. 
Es que Angelito(el Hincha más Hincha, el Feo más Lindo, el Viejo más Joven) encarnó como nadie el sentimiento del Hincha de River, siendo su más fiel representante, desde cada sitio en el que le tocó estar…
Por eso, en su homenaje,  hoy festejamos el Dia Internacional del Hincha de River 
¡Abrazo de gol riverplatense!

Para consolidarse en la cima

El River de Gallardo lleva 12 partidos invicto –entre torneo local y las copas Argentina y Sudamericana– y es el líder absoluto con 4 puntos de distancia sobre su escolta, Lanús. con una semana por delante para encarar el ansiado Superclásico.

Es obvio que los objetivos del "millo" no se terminan y generan la motivación suficiente para ir por más logros. Pero los minutos que suman los jugadores cada vez pesan más y  Gallardo deberá empezar a definir cómo afrontar la ajetreada agenda que se le asoma.

Mañana desde las 21.30 irá de visitante para enfrentar al "Granate", equipo que se ubica en la segunda posición del torneo y que intentará cortar la racha.

 Aunque el encuentro es importante, el "Muñeco" deberá definir si expone a todos sus jugadores en este juego, teniendo en cuenta que llegarán con poco más de 48 horas de descanso tras empatar con Arsenal en Sarandí el jueves.

Las principales preocupaciones se centran en los estados físicos de Rodrigo Mora, Leonardo Pisculichi y Ariel Rojas. Si bien ninguno tiene una molestia específica, los tres vienen cargados por la constante actividad y deberán ser mirados con atención hasta último momento.

Después del entrenamiento de esta mañana estos 20 jugadores quedaron concentrados en el Monumental, para enfrentar a Lanús como visitante mañana por la noche
Marcelo Barovero

Julio Chiarini

Gabriel Mercado

Jonatan Maidana

Ramiro Funes Mori

Germán Pezzella
Eder Álvarez Balanta
Leonel Vangioni
Augusto Solari
Carlos Sánchez
Leonardo Ponzio
Ariel Rojas
Leonardo Pisculichi
Osmar Ferreyra
Tomás Martínez
Guido Rodríguez
Rodrigo Mora
Teófilo Gutiérrez
Lucas Boyé
Giovanni Simeone

Posible formación inicial

Marcelo Barovero; 
Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni;
Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio y Ariel Rojas;
 Leonardo Pisculichi;
Teófilo Gutiérrez y Rodrigo Mora
Arbitro de la fecha 
Federico Beligoy será el árbitro del partido
Historial
Jugaron 115 veces en Primera
River Plate ganó 66 veces, y convirtió 228 goles.
 Lanus ganó 22 veces, y convirtió 125 goles.
Empataron 27 veces.
 River Plate lleva una diferencia a favor en el historial de 44 partidos.
Entrada fútbol: 
¿Cuál es tu opinión?

River es Terrenal

por SebasKrane de La Máquina Millonaria 
Parecía que el clima no quería que este partido se jugara. Es una característica curiosa, pero muchos de los enfrentamientos entre River y Arsenal en Sarandí, tuvieron como ingrediente adicional a la lluvia. Repasando, hubo uno en donde Javier Gandolfi metió un gol para que los del Viaducto ganaran 2 a 1, otro donde Julio Furch puso el empate en posición adelantada y este último, por citar algunos.

Está claro que no son las mejores condiciones para el juego que quiere desplegar el Millonario. Tras las intensas precipitaciones caídas por la tarde, la cancha estaba con mucha agua, pesada y, a eso sumarle que, al ser chica, los espacios no abundaban. Así las cosas, el desarrollo del partido estaba a pedir de Arsenal y el desafío era encontrar la forma de poner el trámite a favor.

Sin lugar a dudas, junto con el primer encuentro del ciclo de Marcelo Gallardo como director técnico, este fue el de rendimiento más flojo. Por todo lo expuesto anteriormente y porque River nunca pudo hacer pie para lograr esa presión alta a la que estaba acostumbrado.

El planteo del local fue esperar, e intentar saltear rápido el sector medio para poner a sus delanteros de cara a los centrales Millonarios, que no tuvieron una buena tarde, sobre todo Ramiro Funes Mori, que se complicó mucho y terminó cometiendo el penal que derivó en la apertura del marcador.

El objetivo para los de Gallardo era encontrar la forma de romper ese bloque defensivo que planteaba Martín Palermo y le costó, a tal punto que el primer remate al arco llegó a los 34 minutos debido a un error de la defensa, que dejó un rebote corto y Rodrigo Mora disparó sin dudar, pero el tiro pegó en el travesaño.

Luego de esa ocasión, la visita tuvo un par más, la más importante en los pies de Teófilo Gutiérrez cuando se moría la primera mitad, pero su remate fue débil a las manos del arquero. El complemento no cambiaría su desarrollo.

Un minuto después del gol de penal convertido  Hugo Nervo,  Pisculichi llegó al empate tras tomar un rebote dentro del área chica, mostrando otra de las virtudes de este River: no caerse ante una adversidad y tomar fuerzas para llegar rápido a una situación favorable.

Con el envión de la conquista, parecía que el Millo podía ganarlo, pero no encontraba precisión en los últimos metros y, con la cancha rápida, se veía obligado a realizar pases largos, muchas veces imprecisos.

La ausencia de Kranevitter le dio otra impronta al medio campo. Está claro que Leonardo Ponzio no es igual que el Colo, y que tiene otras características, menos dinámica y despliegue, pero creer que por su ingreso River no ganó, no tiene fundamentos concretos, más que meras especulaciones.

En líneas generales no fue bueno el partido de la Banda, y el medio campo fue uno de los puntos más débiles, por el hecho de que Arsenal intentaba saltear esa parte del terreno y se replegaba bien, marcando hombre a hombre a Piscu y evitando que River manejara la pelota con comodidad del medio hacia adelante.

Teo estuvo apagado otra vez, no fue participativo, y lo mejor lo mostró el uruguayo Mora, que pudo hacer un gol y fue el que estuvo adentro del área para generar el rebote que terminó en el empate que puso cifras definitivas al marcador.

La igualdad, aunque deja un sabor amargo, por las circunstancias en las que se desarrolló el encuentro, sirve. Será más importante aún si el próximo domingo se obtienen las tres unidades en la cancha de Lanús, inmediato perseguidor.

Con este resultado, el último campeón argentino se alejó un punto más, ahora lleva cuatro de ventaja, del Granate y de Newell’s, a quienes deberá enfrentar en las próximas tres jornadas, con el superclásico en el medio. Seguidilla clave para llegar bien parado a la recta final, con una buena base de puntos que le permita también prestar atención a las otras competencias.

Contra Arsenal se planteó una situación inédita para este equipo y se evidenció que River es terrenal, que tiene defectos y que se lo puede complicar. Lo importante es que el equipo se pudo reponer ante la adversidad y obtuvo un resultado positivo, que deberá rubricar el próximo domingo para evitar que Lanús se acerque.

Entrada Fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

Al Viaducto sin el Colo

La lesión de Matías Kranevitter ante Independiente, que sería operado por una rotura ósea en el dedo del pie derecho, es un golpe muy duro para River ya que es un jugador clave en el equipo de Gallardo. 

Lamentablemente el  5 no estará en el Viaducto este jueves 25 a las 19.10 hs, ni podrá estar a disposición del Muñeco hasta el 2015, ya que sería sometido a una cirugía por una fractura en el quinto metatarsiano de su pie derecho, según lo informado por el médico 'millonario'.

Leo Ponzio
Ante Independiente, lo sustituyó Leo Ponzio, quien lo reemplazaría hasta fin del campeonato, aunque éste con mucha sinceridad reconoció en la conferencia de prensa que otorgó::  "Se va a notar la ausencia de Kranevitter"

El veterano volante central, aunque afirmó "estar bien" como para reemplazar al "Colo", avisó que se va a sentir su baja para lo que resta del semestre. Y por otra parte, puntualizó en lo vital que será triunfar el jueves a Arsenal : "Si ganamos, le sacamos seis puntos al segundo. Eso es muy importante para lo que va a venir".

El equipo se entrenará hoy por la tarde del miércoles en el Monumental y tras el entrenamiento de hoy, un grupo de 20 jugadores quedará concentrado para la visita a Sarandí 7ª fecha del Torneo de la AFA. 

Guido Rodriguez

Entre los convocados, se encuentra el juvenil Guido Rodríguez, nacido en 1994, que se sumó a los entrenamientos de esta mañana con el plantel profesional. Es el volante central de la reserva y ya  se dio el gusto de jugar todo el segundo tiempo en San Luis debutando en la Primera de River. En el lapso que jugó hizo casi todo bien, con simpleza e inteligencia

Lista de concentrados: Marcelo Barovero, Julio Chiarini, Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Germán Pezzella, Ramiro Funes Mori, Eder Álvarez Balanta, Leonel Vangioni, Augusto Solari, Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Ariel Rojas, Osmar Ferreyra, Leonardo Pisculichi, Tomás Martínez, Rodrigo Mora, Teófilo Gutiérrez, Lucas Boyé, Guido Rodríguez ySebastián Driussi

  La formación inicial será:


Marcelo Barovero; 
Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni;
Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio y Ariel Rojas;
 Leonardo Pisculichi;
Teófilo Gutiérrez y Rodrigo Mora.

El árbitro del encuentro será de Darío Herrera.

La historia marca una superioridad muy favorable para el "Millo": de las 22 veces que se enfrentó a Arsenal logró 12 triunfos, seis empates y cuatro derrotas, con 36 goles a favor y 16 en contra.

El último encuentro, en el Torneo Final 2014,  fue victoria del campeón por 1-0 con gol de Fernando Cavenaghi (de penal). En el Torneo Inicial 2013 igualaron 1-1 con tanto de Gabriel Mercado.
Las dos máximas goleadas fueron por parte de River: un inolvidable 5-0 en el Clausura 2004 (tres goles de Marcelo Gallardo y dos de José Sand) y un 4-0 en el Inicial 2012 (Rogelio Funes Mori -2-, Carlos Luna y Leonardo Ponzio).
Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

El River de las 4 G

River versión 4G


Con Gallardo, gana, gusta y golea.
 por Francisco Schiavo en La Nación 

Pasó el clásico que tanta polvareda había levantado por los momentos encumbrados. Quedó atrás la carrera entre dos grandes que no hace tanto se habían quedado sin aliento y que, fatigados, cayeron a la B Nacional. Cada uno tenía sus motivos. 
Esta es la temporada del regreso para Independiente, que avanza como puede, en puntas de pie y con algún arabesco, por la tierra devastada. Hace lo que lo que le dejan, como anoche, pese al entusiasmo con el que llegó al Monumental. Y, a la par, este es el torneo en el que River se reencontró con River; con su estilo, con su propuesta, con su filosofía, con su historia. 
Por más que se quedaron con el título en el Final 2014, los millonarios se sienten más identificados con la aceleración y los rebajes del Muñeco Gallardo. No es que hayan despreciado al querido Ramón Díaz, pero los movimientos parecen más armónicos y no por eso pierden decisión ni firmeza.
Los aplausos retumban con más fuerza que nunca en el Monumental. Llegan desde cada costado. Se escuchan en cada butaca. También en los pasillos porque no cabe ni un alfiler. Los pisotones se toleran con gracia por lo que se ve en el pasto. Eso sí: cuesta mirar entre tantas cabezas que saltan. 
River ataca, busca e insiste. No lo detiene un gol, en este caso, el de Pisculichi. Tampoco el segundo, el zapatazo mágico de Rojas. Independiente, que se había hecho fuerte por revertir resultados, tres en las últimas cuatro victorias consecutivas, no sabía bien qué hacer. Ese es otro mérito del equipo de Núñez: tiene tanto ritmo que casi nunca deja pensar a los demás. Justo a un equipo dirigido por Jorge Almirón, el último entrenador visitante que se llevó una victoria del Monumental, por el Final 2014, en el que Godoy Cruz se impuso por 2-1.
A estas alturas ya vale preguntarse quién podrá hacerle frente a River, que acumuló la sexta victoria consecutiva en el torneo de Primera División. Quién será capaz de acortar la distancia con el ritmo que sostiene en la cima de las posiciones. Con cuatro puntos de ventaja sobre Newell's, que jugará hoy contra el nervioso Racing, y tres sobre Lanús, que tiene un partido más. Precisamente, los granates aparecen en el horizonte millonario: se medirán el domingo próximo, en el Sur, con el condimento de Guillermo Barros Schelotto, ídolo de Boca, en el banco de los suplentes rival.
Claro que antes River se pondrá al día con el calendario, ya que el jueves se medirá con Arsenal, vaya paradoja, dirigido por Martín Palermo y con Roberto Abbondanzieri en el cuerpo técnico, otros dos emblemas xeneizes. Con los equipos en línea, será otra buena medida de quién es quién. Todo eso sin contar la 10ª fecha, el quiebre del campeonato, con el superclásico en el Monumental. River estará nariz contra nariz con Boca, renovado desde la llegada del Vasco Rodolfo Arruabarrena.
"Mi equipo habla en la cancha. No se expone fuera de ella. No me gusta hacer declaraciones demagógicas ni me interesa hablar de entrenadores rivales", había sido la seca respuesta de Gallardo, consultado por los dichos Almirón, Daniel Montenegro y Cía., que se mostraron confiados y desafiantes. Sin proponérselo, seguramente, los Rojos habrán rozado la fibra íntima de River, que cada vez hace más diferencia sin importarle ya a quién tiene enfrente.
Se decía que le habían tocado adversarios fáciles. Pero ya le ganó a San Lorenzo (3-1, por la 5ª  fecha) y a Independiente, que si bien su juego no había dado señales de brillantez, exhibió temperamento y actitud para mezclarse en las primeras posiciones. 
River está entero porque corre, mete, piensa y juega. Rara vez se cansa y, cuando lo hace, se defiende con criterio. Si una pieza sale, otra la reemplaza con idéntica sincronización. La banda roja brilla más que nunca porque tiene un goleador en racha, como Teo Gutiérrez, y un delantero recuperado a partir de la confianza: Mora. 
Aunque, en realidad, todos pisan el área y resuelven. Sale adelante con orgullo porque se sienten a gusto: presionan y mantienen el aliento. Las lesiones, salvo algún caso puntual, como anoche Kranevitter, lo dejan en paz. Y, de tanta buena conducta, ni siquiera una tarjeta roja vio.
River no se quiebra porque, además, se afianzó sobre el orden institucional, aunque aún tenga que acomodar las cuentas. Hay paz. O, al menos, no trascienden cuestiones de puertas adentro.
¿Quién lo para? Para eso, primero, habrá que animarse a atacarlo, a pelearle de igual a igual. De todos modos, quedará ver si alcanza con eso. Desde que llegó Gallardo River cambió el sistema, y gana, gusta y golea. Es un 4G. Y funciona. Hay una buena señal.
Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

La diferencia: El coaching mental

Los riverplatenses estamos enamorándonos de este River dirigido por el "Muñeco" que encabeza un cuerpo técnico altamente responsable, que sorprende por avasallar gallardamente a sus rivales en lo táctico y en el rendimiento físico. Muchos consideramos que una gran parte de esta meritoria campaña obedece a la incorporación del coaching mental.


¿Y esto en que que consiste? En “Optimizar el cerebro, mejorarles sus tiempos de reacción, su campo visual periférico, sus niveles atencionales” tal como lo define la Dra. Sandra Rossi, la médica deportóloga contratada para incorporar el entrenamiento (coaching) mental.  
 En los tiempos actuales, la alta competencia deportiva,  no sólo exige una excelente preparación física y técnica, sino que ésta debe ser integrada con una excelente actitud mental.  
Por eso la neurociencia aplicada al deporte viene siendo empleada en actividades como el tenis y basket , pero ya debemos concluir no estar lejos de nuevos tiempos en que la mayor parte de los equipos de fútbol (o  cualquier  futbolista individualmente) incorpore a  los entrenamientos físicos, técnicos y tácticos tradicionales,  el entrenamiento cerebral.
Mediante éste los futbolistas aprendarán a dominar - solos o en equipo - sus mentes mediante técnicas de relajamiento y estimulación mental, facilitadas con imágenes, sonidos, sensaciones,etc.,  a través de "bancos" de datos, que les permitirán mejorar su tiempos de reacción, su campo visual periférico, su nivel de concentración,  el juego de equipo y  la superación las crisis del juego.


Gallardo, sabiamente sumó al cuerpo técnico a Sandra Rossi una médica deportóloga y  especializa en neurociencia aplicada al alto rendimiento deportivo que como tal se desempeñaba en el CENARD donde conoció al PF Pablo Dolce que llevó la innovadora propuesta al joven DT.
Como dijimos se nota el cambio en el plantel que anticipa mentalmente a los jugadores rivales y también el reconocimiento mayoritario del ambiente futbolístico, que da confianza a Gallardo y a su cuerpo técnico, todos de raigambre riverplatense incluída Sandrá que acompañaba a su padre a ver los partidos del "millo" en el Monumental.
Para ir conociendo este nuevo proyecto citamos algunas frases de la médica
“Estoy muy emocionada por esta oportunidad increíble de entrar al fútbol y a River, que es palabras mayores”
“Mi función es acortar el tiempo de lectura y de reacción motora de los jugadores en todas las situaciones del juego”.
“Estoy acostumbrada a trabajar con hombres y nunca tuve un problema”.
“Esto es algo que les gusta a todos porque rápidamente notan que les suma”.
“El entrenamiento del cerebro va a ser parte importante del trabajo diario, la velocidad de reacción, el campo visual, el foco, el manejo de la energía y del estrés”.
“Es optimizar el cerebro no desde un lugar psicológico ni de coaching, sino desde entrenar neuronas”.
Es uno de los trabajos mas importantes para un jugador, ejercitar su manera de pensar frente a la toma de decisiones en jugadas claves. A veces se destaca esto mas en un jugador que el estado físico, o su velocidad, etc.
Y para el cierre dejamos esta expresión: "Es propio de aquellos con mentes estrechas,embestir contra todo lo que no les cabe en su cabeza " 
Entrada fútbol:  ¿Cuál es tu opinión?

La previa de el Millo vs el Rojo

 Tras un seguidilla de triunfos este domingo, el puntero del Torneo,  River recibirá a Independiente en el Monumental para disputar a partir de las 21,30 horas el clásico 168 del profesionalismo, que será transmitido por la TV pública.


Este viernes por la mañana el entrenamiento de River en el predio de Ezeiza comenzó con una entrada en calor. Luego, los jugadores se movieron bajo las órdenes del preparador físico Pablo Dolce, quien dispuso tareas físicas.

En tanto, otro grupo realizó ejercicios de neurociencia junto con la doctora Sandra Rossi. Para finalizar la jornada, hubo trabajos de campo en la cancha dos del predio.
Jony Maidana recuperaría su lugar en la defensa para el clásico del domingo contra Independiente en lugar de Germán Pezzella. Atrás quedó la distensión muscular en la pierna derecha que sufrió en la quinta fecha vs San Lorenzo cuando debió abandonar el campo de juego a los 37 minutos del primer tiempo tras sentir un pinchazo.



Por su parte, Fernando Cavenaghi fue el único jugador en entrenarse de manera diferenciada y continuó con la recuperación.
Mañana sábado, el plantel practicará en el Estadio Monumental, desde las 10, a puertas cerradas.Después del entrenamiento, estos 19 futbolistas se quedarán concentrados en el Monumental:
Marcelo Barovero, Julio Chiarini, Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni, Eder Álvarez Balanta,Carlos Sánchez, Augusto Solari, Leonardo Ponzio, Matías Kranevitter, Ariel Rojas, Osmar Ferreyra, Leonardo Pisculichi, Tomás Martínez, Rodrigo Mora, Teófilo Gutiérrez y Lucas Boyé


La formación Inicial  que saldrá al campo de juego será:  
Barovero; 
Mercado, Maidana, Funes Mori y Vangioni; 
Sánchez, Kranevitter y Rojas;
 Pisculichi;
Mora y Teo Gutiérrez.

Pablo Lunati es el árbitro designado por la AFA para dirigir el encuentro.

 River e Independiente jugarán el clásico 168 en el profesionalismo. En el historial del profesionalismo el Millo aventaja al Rojo por 71 partidos (259 goles) contra 49 (204 goles) con 47 empates.  El último triunfo de Independiente en el Monumental se produjo en el Apertura 2009, 3 a 1 con goles de Gandín, Piatti y Silvera.
Entrada fútbol: 

 ¿Cuál es tu opinión?

EnaMORAdos versión internacional


Enamora2 versión internacional
por Charro en A River lo quiero 

Otro partido para disfrutar de este River Plate que empieza a hacer historia por su forma de jugar y el placer que nos da verlo jugar; un partido de menor calidad jugado por este River Plate, es muy superior a la mayoría de los partidos jugados en la última década. 

El planteo ofrecido ayer por Godoy Cruz dificultó mucho la tarea de nuestro equipo pero igualmente se intentó seguir por la misma senda y el equipo muestra la tranquilidad y la seguridad de saber como trabajar el partido, faltó la intensidad y el juego atildado de otros partidos pero en todo momento se mostró la misma intención de jugar.


Sanchez presionando y Kranevitter esperando para ser el siguiente en presionar

Haber jugado 3 partidos en un mes ante el mismo rival, haberlo humillado en una ocasión y haberle ganado en el último minuto y saber que gran parte de la clasificación estaba en el bolsillo, conspiró con un partido que por momentos tuvo juego brusco y demasiada permisividad del árbitro (desastroso arbitraje, nadie habla del tema porque se ganó y gracias a D´s no hubo lesionados). 

Godoy Cruz salió desde el primer minuto a apretar y esta vez la presión llegó hasta el mismísimo Barovero, en cada salida de River Plate no alcanzaba solo con marcar a Kranevitter o los laterales, ahora también marcaron a los centrales y varias veces se apuró al arquero. 

La intención fue impedir la salida con pelota al pie (muchas veces se consiguió) y se dejaba que Barovero fuera el encargado de salir con un pelotazo al campo rival para dividir la posesión de la pelota. Solo la ráfaga de goles millonarios permitió doblegar el ánimo del rival aunque eso no impidió que siguieran atacando y buscando de diferentes maneras llegar a Barovero (que tuvo una gran noche).

Sin la salida prolija, hubo varios pasajes del partido en que se perdió la posesión del balón, y si a eso le sumamos la falta de intensidad habitual, llegamos a momentos en que fuimos dominados y que nos salvamos de no recibir goles (tuvieron demasiadas oportunidades muy claras para marcar). No hubo tanta seguridad defensiva (Funes Mori no estuvo tan seguro y aprovecharon mucho la espalda de Vangioni), Kranevitter no estuvo tan claro en la distribución del balón ni Pisculichi tuvo tanto protagonismo; con tantas desventajas, solo Sanchez y Rojas lograron darle algo de vértigo al juego de ataque y Pezzella terminó siendo el baluarte defensivo (hubo varias jugadas en que se llegó al límite para cubrir el tiro al arco del rival. Los defensores defienden cada pelota como si fuera la última y eso marca una gran diferencia).

Es cierto que haber conseguido una diferencia de 3 goles y la buena suerte de no haber sufrido ningún gol en el primer tiempo (tuvieron situaciones muy claras mientras estábamos 0 a 0 y fundamentalmente las 2 del final) ayudó mucho a que el partido se acercara más a un trámite (donde lo que más preocupaba es no tener lesionados) y que River Plate no arriesgara tanto (esperaba cierta rotación previa). Como dijo Gallardo (que placer es escucharlo después de los partidos), la diferencia estuvo en que uno marcó los goles y el otro no (el trámite resultó demasiado parejo).


 Otro doblete de Mora para alzarse con la victoria  
   
Hay que aprovechar el momento de Mora (se le abrió el arco y presiona muy bien la salida del rival) y esperar que se mantenga la racha de Teo (perdió varios goles pero ayer tuvo durante mucho tiempo prendido el botón de modo de juego ¨displicente¨), habrá que buscar que el equipo no baje la intensidad del mediocampo (ayer solo Rojas y Sanchez se mantuvieron intensos pero tampoco tuvieron tanta eficacia en los pases) y también habrá que buscar sellar los partidos cuando se presente la oportunidad (ayer varias veces se perdieron los contraataques y en los minutos finales hubo varias ocasiones de gol que no se pudieron concretar. 

Espero que pronto llegue el gol que se le niega y merece Rojas). Ayer entraron muy bien los pibes (el habitual recambio de Martinez y Boyé, a quienes se los notó muy participativos y seguros de su trabajo) y faltó poco para que aumentaran la ventaja.

Ahora viene  otra seguidilla muy importante de partidos por el campeonato (en 20 días CAI y bosteros de local, Lanus, Arsenal y NOB de visitante) y a su vez dará origen a otra seguidilla que incluirá a ambas copas. No será fácil; cada vez se complica más, nos conocen más, se habla más de River Plate y más nos quieren ganar, cada partido puede implicar que empiece el cansancio lógico por un juego tan intenso y la presión por acercarse al final de las competencias será mayor.

Por ahora, cada minuto de este River Plate se disfruta. Se siente la superioridad histórica y el hincha sigue volviendo a las viejas canciones (espero que la sanción de la Conmebol impidiendo que se vaya a 3 partidos de visitante sea suficiente para enseñarnos a no cantar estupideces, más si tenemos en cuenta que no se podrá ir a Paraguay e incluso a una hipotética semifinal ante los bosteros).

 Hacía casi 2 décadas que no se siente la tranquilidad de ver los partidos como si estuvieran sellados apenas se convierte el segundo gol (siempre sabiendo que se está más cerca del tercero que del primero rival). Es una sensación que se puede desmoronar cuando el rival hace un gol pero es bueno volver a sentir esa seguridad y tranquilidad que transmite el equipo.

Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión?