Camino a Japón

Tras el descanso del fin de semana, en Nuñez quieren dejar atrás la eliminación de la Copa Sudamericana ante Huracán y - como ahora ya no hay más compromisos en la agenda - reunir todas las energías para el Mundial de Clubes, que se llevará a cabo en Japón entre el 10 y 20 de diciembre.

Este lunes, que comenzó la última semana de trabajo en suelo argentino, Gallardo dispuso entrenamiento en doble turno (9:30 y 17  en el Monumental) y empezó a diagramar la formación para el debut, que será el 16 de diciembre en Osaka, ante el ganador del partido entre Mazembe del Congo y Auckland City de Nueva Zelanda o el campeón local nipón.

Así las cosas a poco más de dos semanas de su debut en el Mundial de Clubes (sin rival definido aún), el técnico definió quienes serán los 23 jugadores que representarán a River en el certamen internacional. 

Sin mayores sorpresas, el técnico prefirió hacer un lugar al defensor Leandro Vega, en lugar de Augusto Solari y Guido Rodríguez que no formarán parte de la nómina debido a la superpoblación de mediocampistas. 

Lista de los 23 convocados para el Mundial de Clubes
Arqueros:
Marcelo Barovero, Julio Chiarini y Augusto Batalla.


Defensores:
Gabriel Mercado, Éder Álvarez Balanta, Emanuel Mammana, Leonel Vangioni, Milton Casco, Jonatan Maidana y Leandro Vega.


Mediocampistas:
Carlos Sánchez, Camilo Mayada, Matías Kranevitter, Leonardo Ponzio, Luis González, Nicolás Bertolo, Gonzalo Martínez, Sebastián Driussi y Leonardo Pisculichi.


Delanteros:
Lucas Alario, Tabaré Viudez, Javier Saviola y Rodrigo Mora.

De esta nómina solamente dos jugadores fueron a un Mundial de Clubes, curiosamente también disputado en Japón, pero con los colores del eterno rival. 
En efecto en el 2007, Jonathan Maidana (dos partidos jugados) y Nicolás Bertolo (no ingresó en ningún encuentro) fueron parte del plantel de Boca Juniors que perdió la final por 4 a 2 frente al AC Milan.
Ahora bien el Millo disputará por primera vez esta competición, debido a que cuando logró sus anteriores conquistas de la Copa Libertadores (1986 y 1996) este certamen no se disputaba y sus logros lo habilitaron a participar de la Copa Intercontinental Europea-Américana. 
Con el actual formato Boca (2007), Estudiantes de La Plata (2009) y San Lorenzo de Almagro (2014) perdieron la final y nunca se alzaron con el trofeo, por lo que el Millo puede convertirse en el primer club argentino en obtenerla.
El plantel millonario viajará este fin de semana rumbo a Tokio, para ya prepararse en el país nipón de cara al debut del 16 de diciembre en la ciudad de Osaka. 
Entrada fútbol: Cuál es tu opinión? 

Una de cal y otra de arena


por Charro de A River lo quiero

Finalmente la dirigencia puso en marcha la entrega de entradas para los partidos en Japón y al mismo tiempo largó la renovación de TLM. 
Casi que podríamos decir una de cal y una de arena

En el caso de las ubicaciones para Japón, el club ha corrido con la ventaja de conseguir la cantidad de entradas suficientes de acuerdo a la demanda que hubo. Podría decirse que se demoraron mucho y que mucha gente desistió (primero por la incertidumbre por conseguir entradas y luego por los precios de los paquetes) pero más allá de las críticas de lleno (?), hay que reconocer que se organizaron muy bien como para impedir la reventa (algo que se venía venir peligrosamente y finalmente se desbarató al hacer las cosas como corresponde). 

Un dirigente viajó a Japón y solicitó una cantidad grande de entradas habiendo estudiado el problema que se estaba presentando con las 2 primeras preventas de entradas (la primera la hizo VISA y fue desastrosa, la segunda la hizo la FIFA y tampoco sirvió). Según información de la revista Siempre River, en esas preventas se detectaron 9 mil compras de entradas con tarjetas de crédito argentinas y el club, ante todos los inconvenientes, quejas y sabiendo la cantidad vendida por paquetes turísticos; solicitó otras 9 mil entradas. 

A estos números increíbles habrá que sumar los hinchas millonarios que viven en el exterior y que compraron las entradas con sus tarjetas en el país de residencia. Lo importante de todo esto es que gracias a estas gestiones y la posibilidad de tener tantas entradas (incluso hablan que habría una posibilidad de pedir algunas entradas más en caso de necesitarse), el club hizo una venta muy honesta y ordenada

Se pusieron a la venta las entradas en forma personalizada y solo demostrando la compra del pasaje de avión (el club se ocupó de verificar la información del avión y de controlar el listado de entradas vendidas en la preventa). Se pusieron a la venta primero para los socios, luego para Somos River y finalmente para los no socios. Un trámite largo pero ejemplar.

Se hará el canje de las entradas confirmadas y se han puesto a disposición del socio los precios y ubicaciones. y a partir del lunes se podrán retirar presentando fotocopia de pasaporte y pasaje de avión (todo bien controlado y transparente). Lástima que todos sabemos (por más que nadie puede demostrarlo aún) que también irá la barra...

Por otro lado, hace unos días el club había informado los precios de TLM con brutales aumentos. Ya no alcanza con el hecho de haber tomado una decisión antiestatutaria sino que ahora se convirtió en una fuente fundamental de recaudación. Aprovechando que se viene un torneo de un semestre (o sea la mitad de partidos), han incrementado los preciosde una forma muy desconsiderada hacia el socio (siguiendo con su política de que el socio pague los desequilibrios económicos de su dirigencia). 

En 2014 la Centenario y Sívori baja pagaron por 10 partidos $ 350, en 2015 por 15 partidos se pagó $ 950 y ahora por 8 partidos (tal vez 10 si hay semifinales y finales) se pagará $ 700 (de la misma forma, en las laterales altas los precios variaron de $600 a $1650 y ahora $1080. Si tenemos en cuenta los incrementos en la cuota social y que hace 2 años se ingresaba a estos lugares sin hacer ningún pago, podemos ver el brutal incremento en la entrada que sufrió el hincha millonario (nunca mejor apodado).

Podría discutirse si el socio debe pagar los errores del pasado (?), si es correcto pagar un valor que no menciona el Estatuto del club, si situaciones extremas exigen soluciones extremas (?), si esta es la única forma de conseguir un equipo competitivo, si no hay otras soluciones posibles, si este es el precio para no tener que sufrir cada fin de semana por conseguir una entrada por canje como se hacía en la época de Aguilaucha y DAP... 

Lo que no logro entender (?) es el silencio de todos los medios partidarios (tanto en el hecho de pagar este adicional y los fuertes incrementos que se producen 2 veces por año tanto en la cuota, los adicionales y en este abono) y de la oposición. ¿Esto quiere decir que todos están de acuerdo? ¿Soy el único personaje al que se le ocurre que la solución debe ir por otro lado?

En fin... un lugar en Japón y un lugar en el Monumental y maneras de hacer política que no se ponen en discusión.

Entrada institucional: ¿Cuál es tu opinión?

Quemados


por Sebastián Grane de La Máquina Millonaria

Ya está, se terminó. Hace tres meses que estos jugadores están esperando que llegue este momento. Primero fue el calvario del torneo de 30 equipos, y ahora la Copa Sudamericana. Tal vez, la Copa más fácil que podría haber jugado River en su historia y, sin embargo, por la desidia, el desgano y el “no importa total vamos a Japón”, la dejó escapar.

Huracán fue un rival digno y obtuvo la clasificación merecidamente. Fue mejor que el Millo en el Monumental, aunque el gol fue por otro error defensivo, y lo superó durante sesenta minutos en el partido revancha. Solo el poder de las individualidades propias y el desgaste ajeno, le permitieron al equipo de Gallardo ponerse a tiro de la clasificación.

El análisis del partido comienza en la formación de los equipos. Domínguez apostó a los mismos nombres que le habían dado la victoria en la ida, mientras que el Muñeco prefirió experimentar con una formación que nunca había probado.

El resultado estuvo a la vista: en 25 minutos perdía 2 a 0 y podría haber recibido muchos más goles. Un doble error entre Maidana, que perdió siempre con Abila, y Barovero, que la dejó muerta en los pies de Toranzo, le permitieron al ex River abrir el marcador. Otro error defensivo dejó sólo a Wanchope que, de cara a Trapito, solo tuvo que sortearlo para definir solo debajo del arco.

Las apreciaciones respecto del rendimiento de River ya son reiterativas desde que volvió de ganar la Suruga Bank. Siempre parece que no puede tener un rendimiento más bajo, y así como hace seis meses jugaba cada vez mejor, ahora lo hace cada vez peor. Con Independiente, por el torneo local, había sido el mas pobre de la era Gallardo, se superó en Chapecó y volvió a superarse en esta revancha contra el Globo.

La reacción del final habla a las claras de que, si se lo proponen, estos jugadores pueden dar mucho más, pero no pueden regalar tantos minutos y cometer tantos errores. Los tres goles del Globo fueron por gravísimos errores defensivos. Además, en esta serie, River regaló 150 minutos, que si los hubiera jugado como en los últimos treinta, tal vez estaríamos hablando de una nueva final internacional.

Ahora si podrán pensar tranquilamente en Japón. En ese Mundial que se metió en la cabeza en agosto y que no los dejó pensar en otra cosa, aunque tuvieran la posibilidad de seguir quedando en la historia grande de la institución. La bronca, como se dijo al principio, es porque esta copa se presentaba como las más fácil de las tres que jugó en el último año y medio, con rivales de poco renombre internacional y sin clásicos en el medio.

Pero Huracán se ha transformado en la bestia negra de Marcelo Gallardo. No pudo ganarle ninguno de los cuatro partidos que jugaron en el año. Perdió dos y empató dos. Las dos derrotas significaron perder dos copas: la Supercopa Argentina y la eliminación en semifinales de la Sudamericana.

También quedará para otro análisis la actitud de los jugadores y el trabajo que se hace en otras áreas. Los problemas para retener hombres claves, la dificultad para renovar contratos, los problemas extrafutbolísticos, las ventas prematuras de algunos jugadores (entendiéndose por prematuras el seguir en el club cuando ya están vendidos), las diferencias entre jugadores, cuerpo técnico y dirigentes y otras cosas que no se conocen por los buenos resultados obtenidos hace tres meses, también hacen mella en el plantel.

Ahora hay que viajar al Mundial de Clubes con la preocupación de tener un rendimiento muy bajo y con la sensación de que cualquiera pueda ganarle a este equipo. Que todo el mundo está empecinado en hablar del Barcelona, el mejor equipo del mundo, sin considerar que juagando así, lo más probable es que River se quede en la semifinal.

El lado bueno de la eliminación es que podrán hacer un viaje largo con tiempo para llegar al lejano oriente, adaptarse y acomodarse para descansar y trabajar en las tierras niponas para evitar el cansancio del viaje en el primer encuentro.

Esta eliminación comienza a marcar el camino del fin de ciclo de muchos jugadores que ya dieron el máximo que podían dar y que están pensando en ventas que les permitan mejorar las arcas de su economía. El Mundial de clubes será el cierre y ahí comenzará la habilidad del técnico y el consejo de fútbol para encontrar e incorporar jugadores que puedan rendir con la camiseta de River, porque, por ahora, las incorporaciones no han dado resultado.

Hay varios desafíos por delante, uno solo futbolístico y muchos institucionales. Tal vez ahora empecemos a ver, verdaderamente, la habilidad de esta dirigencia para formar equipos ganadores.

Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión?

A darlo vuelta en la vuelta

A fin de encarar la última parte del año con todo el potencial, la semana pasada River realizó una minitemporada en el Sofitel de Cardales y este jueves a las 20,45 hs tendrá la revancha contra Huracán por la semifinal de la Copa Sudamericana en el estadio Tomás A. Ducó. 

Festejo de la victoria ante Cruzeiro en Belo Horizonte 

El Millo deberá dar vuelta un resultado adverso de  0-1 sufrido en en el Monumental antes del receso, pero a eso ya estamos acostumbrados tal como todos recordamos el excelente partido de vuelta ante el Cruzeiro disfrutado en Belo Horizonte para alcanzar la final de la Libertadores.  

Tal como fué señalado por Claudio Mauri en Los dilemas en Nuñez son varios los problemas que deberá resolver Gallardo para salir exitoso y encarar con nuevos bríos el final del 2015. Este nos depara nada menos que la defensa de la Copa Sudamericana como primer paso, al que luego le seguirá el sueño de alzarse con la Copa Mundial de Clubes derrotando al poderosísimo Barcelona.

Pero para dar vuelta en la vuelta, la cuestión es que  Pisculichi y Viudez, ya quedaron descartados para el partido ante El Globo, mientras que el Muñeco deberá esperar la evolución de Vangioni para definir el equipo que este jueves jugará la vuelta de la semifinal de la Copa Sudamericana en Parque Patricios.

Lista de convocados para el encuentro  


Marcelo Barovero, Julio Chiarini, Jonatan Maidana, Emanuel Mammana, Gabriel Mercado, Leonel Vangioni, Milton Casco, Camilo Mayada, Eder Álvarez Balanta, Matías Kranevitter, Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Sebastián Driussi, Gonzalo Martínez, Luis González, Nicolás Bertolo, Rodrigo Mora y Lucas Alario. Javier Saviola y Tabaré Viudez.

Por eso los titulares recién se conocerán horas antes del partido, aunque luego de la charla de Gallardo con Leo Ponzio, se especula con la vuelta del volante a la titularidad, mientras  se mantiene la duda en la zaga central entre Balanta y Mammana.
En consecuencia, la probable formación sería:

Barovero; Mercado, Maidana, Balanta o Mammana y Casco o Vangioni; Sánchez, Kranevitter, Ponzio y Pity Martínez; Mora y Alario.

Autoridades del encuentro



El brasilero Sandro Ricci será el juez principal, y estará asistido por sus compatriotas Fabricio Vilarinho, Rodrigo Correa y Dewson Freitas.

Entrada fútbol: 
¿Cuál es tu opinión?

Los dilemas en Nuñez

por Claudio Mauri en Cancha Llena
 Cada certeza futbolística que se esfuma pasa a ser ocupada por una duda. Es lo que últimamente le viene ocurriendo a River. Y el momento no podía ser más inoportuno, justo cuando se acerca la competencia que tiene tanto de desafío como de recompensa a dos años fructíferos, con un título local y cuatro internacionales. 
El Mundial de Clubes espera a un River que parece tan cansado por el trajín del calendario como de su búsqueda interna por recuperar un nivel que lo vuelva a mostrar como un equipo fuerte y confiable.
No peca de falsa modestia River si por ahora no quiere ni imaginar una final contra Barcelona. Su actualidad le hace ver como un escollo nada desdeñable la semifinal que disputará frente al ganador de la llave Auckland City y el campeón de Japón (aún por conocer).
Antes de llegar a esa instancia, le queda por resolver otro dilema: ver cómo lo que queda de la Copa Sudamericana le significará un beneficio antes que otro perjuicio en función de su objetivo prioritario de Japón. 
Pasado mañana irá a Parque de los Patricios con la misión de revertir la derrota 1-0 de la ida por las semifinales. Un equipo que de los últimos nueve partidos perdió seis, ganó dos y empató uno, ¿puede despreciar el combustible anímico, la inyección de confianza que representaría superar una serie que se presenta adversa? 
La respuesta debería ser de ninguna manera, ya que además reforzaría su condición de equipo especialista en sacar adelante los cruces eliminatorios a partido y revancha.
Ser finalista le implicaría enfrentar el 2 y el 9 de diciembre al vencedor de Independiente Santa Fe-Sportivo Luqueño. Ahí ya lo empieza a apurar el almanaque, pues al día siguiente, el 10, estará viajando a Osaka, donde el 16 tiene agendado el debut en el Mundial de Clubes. 
Una paliza similar la padeció cuando tras levantar la Copa Libertadores a las pocas horas se subió a un avión para jugar por la Suruga Bank. La diferencia es que ahora le espera una exigencia mayor a la que le planteó Gamba Osaka. De regreso de aquella excursión a Oriente empezó este declive del que le cuesta salir.
Una eliminación ante Huracán le dejará un par de semanas libres que ocuparía con una preparación en los Estados Unidos. Es cierto, la pausa ayudaría al físico, pero mentalmente seguiría rumiando sobre los desajustes que le impiden ser "el equipo insoportable para los rivales" del que se jacta Gallardo. 
Un River que sigue sin llenar los huecos que dejaron Rojas y Funes Mori; que vela por el hombro de Alario, el más rendidor de una última tanda de refuerzos que hasta aquí dio poco valor agregado; que necesitará imperiosamente de los últimos servicios de Sánchez antes de incorporarse al fútbol mexicano. De tantas dudas que acumuló, no se sabe si River llegará tiempo a despejarlas.
Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

El que se quema con leche, ve la vaca y llora

 
 Y es así porque la primer reacción ante un hecho doloroso es la de la defensa, evitar volver a sufrir

River se dejó estar, no renovó el contrato con Carlos Sanchez y permitió la ida al Rayados de Monterrey del jugador que para Gallardo era titular indiscutido. Invitamos leer Triste final del culebrón

Las pocas veces que el negro faltó se lo extrañó muchísimo por que no se cuenta con un reemplazante que esté a su nivel.  

Es decir que  se repitió lo de Ariel Rojas cuando  junio de 2015 venció su vinculo con nuestra institución y pasó a ser fichado por el conjunto mexicano Cruz Azul también de México. 

Ahora bien, la dolorosa verdad despabiló a la dirigencia que de la mano del vicepresidente Jorge Brito y del Tesorero Andrés Ballota aceleró las negociaciones con los futbolistas tanto que el martes firmaron con Rodrigo Mora una renovación por tres temporadas que vencerá el 30 de Junio de 1918.

Enlace permanente de imagen incrustada
Rodrigo Mora, Jorge Brito y Andrés Ballota firmando en Cardales 

También mientras el plantel realiza una mini pretemporada en el Sofitel de Cardales, los dirigentes negocian los vínculos de Barovero, Vangioni, Ponzio y Álvarez Balanta, logrando renovar con Pisculichi hasta 2017.

Es que River tiene un fin de año agitado. En la cancha con la Sudamericana y el Mundial de Clubes y en los escritorios,  en la compleja tarea de darle continuidad al proyecto futbolístico que gestó Gallardo, quien precisa que no se desmantele el grupo para seguir siendo protagonista. 

Para eso, es determinante que la sangría de nombres no se profundice más allá de los apellidos que ya tienen fecha de vencimiento en Núñez, como Kranevitter y el uruguayo Sánchez, que se alejarán tras el Mundial de Clubes. 

Encadenar vueltas olímpicas se hizo una costumbre, pero las conquistas atraen las miradas de los poderosos, de los equipos con billeteras abultadas. Competir contra eso es cada vez más pesado para economías debilitadas. Pero en ese contexto desigual, River consiguió que el futbolista se identifique con la camiseta, con la propuesta.

Fueron señales positivas para Gallardo, que en el mensaje que ensayaron Barovero y Maidana encuentra más razones de orgullo. "Me siento respetado, me quedo. El Mundial de Clubes hay que disfrutarlo, no sabés si alguna otra vez lo volvés a jugar", comentó el zaguero, que en 2010 se calzó la camiseta y podría defenderla hasta por nueve temporadas, ya que tiene contrato vigente hasta 2019.

"Estamos hablando hace un tiempo y la idea es que se encamine todo. Mi intención es renovar el contrato", aseguró Barovero, el arquero, pero también un líder silencioso en la intimidad. El guardavalla está ligado por seis meses más con River, aunque podría empezar a escuchar ofertas de otros clubes. Cambiar de aire no lo desvive.

Por eso en la mini pretemporada en Los Cardales, Gallardo debe recargar el tanque futbolístico y anímico del equipo, que para defender el título de la Copa Sudamericana tiene que revertir la serie con Huracán.

En las oficinas del Monumental, los dirigentes tienen en la agenda reuniones con Vangioni, Álvarez Balanta y Ponzio, otros apellidos que en junio del año próximo se quedarían con el pase en su poder.

Entrada fútbol: 

Cuál es tu opinión?

Mercado recuperado

Mercado se recuperó y se sumó a la pretemporada de River

Tras el golpe que sufrió ayer en el partido del seleccionado contra Colombia, el lateral derecho se reincorporó al plantel millonario que se entrena en Los Cardales


Gabriel Mercado debió ser retirado en camilla y con un cuello ortopédico, de ahí derivado a una clínica de Barranquilla, tras un duro choque de cabezas con el delantero colombiano Carlos Bacca

Luego del impacto que sufrió ayer, durante el partido entre la selección argentina y la de Colombia por las eliminatorias sudamericanas, Gabriel Mercado se mostró recuperado y, junto con Jonatan Maidana se sumaron a la minipretemporada que realiza River Plate en Los Cardales, con miras a la semifinal de la Copa Sudamericana y el Mundial de Clubes de Japón.

Sólo por precaución, Mercado realizó trabajos regenerativos, mientras que Maidana, que no jugó ayer, trabajó a la par de sus compañeros.

"Fue solo un golpe. No podía ver bien y estaba mareado. Pedí el cambio porque no quería perjudicar al equipo, pero siempre estuve consciente. Es más, me fui en la ambulancia escuchando el partido por la radio", contó Mercado en declaraciones a la radio La Red.

Respecto de la acción por la que pidió abandonar el partido, Mercado destacó: "A los diez minutos del segundo tiempo Bacca, en un rechazo, me cabeceó la nuca. En la siguiente jugada sentí que no estaba bien, no estaba al ciento por ciento, y preferí salir. Me hicieron estudios por precaución y gracias a Dios no pasó nada".

Como el jugador fue retirado con un cuello ortopédico, su situación despertó la preocupación en los hinchas del seleccionado y de su club, pero Mercado expresó: "Estaba consciente, estaba perfecto. Me fui con una sensación muy positiva de que dí lo mejor que tenía, que entregué todo y que se ganó, que es lo que fuimos a buscar. Incluso podríamos haber hecho algún gol más. Controlamos bastante bien a sus delanteros, a sus volantes".

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

River otra vez en Córdoba

Con motivo del ascenso de Talleres al Nacional B este domingo,  a las 17.45 en el Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba,  River enfrentará al recién ascendido que así festejará su regreso a la  categoría.
Sin embargo como el lunes comenzará una pequeña pretemporada, la mayoría de los futbolistas que viajará serán de la Reserva.  El entrenador de esta división,  Facundo Villalba, será quien dirigirá técnicamente al equipo  millonario
Ello así porque  Gallardo apunta todos los cañones a la Sudamericana, para lo cual dentro de 12 días deberá dar vuelta la serie frente a Huracán y así llegar a una nueva final internacional. 
Por esa razón el técnico decidió que sus dirigidos descansen y apenas tres integrantes habituales del plantel profesional (Augusto Batalla, Leandro Vega y Guido Rodríguez) forman parte de la delegación convocada para viajar a Córdoba este sábado a las 19.20 hs., desde Aeroparque y se hospedará en el Hotel Neper de Villa Belgrano.
Sólo ocho de los 20 jugadores convocados ya debutaron oficialmente con la camiseta de River. La lista de los viajeros esta integrada así:
Arqueros: 
Augusto Batalla y Maximiliano Velazco
Defensores: 
Pablo Carreras, Elvio Gelmini, Kevin Sibille, Leandro Vega, Gonzalo Montiel , Augusto Aguirre, Luis Olivera y Enzo Martínez
Volantes:
 Guido Rodríguez, Dante Morán Correa, Exequiel Palacios , Lautaro Arellano y Nicolás Godoy
Volantes ofensivos: 
Mauro Burruchaga y Abel Casquete
Delanteros: 
Franco López, Claudio Salto y Nicolás Franco

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

Triste final del culebrón

Ya se conoce el final de la novela, después de varios capítulos con propuestas tentadoras de ambos clubes y las dudas del jugador. 
Sánchez llegó a un acuerdo con Rayados de Monterrey y se despedirá del conjunto de Núñez el mes próximo,  tras la disputa del Mundial de Clubes, en Japón.   
El uruguayo quedará libre el próximo 31 de diciembre, y  sus negociaciones con el club mexicano avanzaron irremediablemente, tanto que ya existe un acuerdo formal para que se sume por tres años a partir cuando comience el 2016. Es que el jugador ya recibió la documentación del Monterrey y firmó el acuerdo correspondiente. 

Así las cosas el mediocampista volverá a participar de la liga mexicana donde ya jugó durante la temporada 2013/14, cuando estuvo a préstamo en el Puebla, hasta que en julio del año pasado retornó a River porque Gallardo pretendía contar con él. 
Sin embargo hubo un error en la dirigencia del fútbol millonario, dado que el vínculo sólo fué prorrogado hasta fines de 2015 en lugar de hacerle un contrato por dos años.  Ahora ya es tarde y lo vamos a extrañar.
En México anunciaron el contrato:."Monterrey le ha ofrecido un precontrato al mediocampista de River Plate en el que le ofrecen un fichaje por tres años y un salario cercano al millón de dólares anuales", informó MedioTiempo, el diario deportivo más importante de México.

Una cuestión no menor, además, es que Monterrey es el clásico rival de Tigres, rival de River en la final de la Copa Libertadores y que desde el glorioso 5 de agosto, los jugadores millonarios son muy bien vistos en el conjunto azteca...
Advertida la dirigencia de La Banda del error cometido, trabajó contrarreloj  infructuosamente para mantener a Sánchez. Ante la frustración ahora sólo contaría con una oferta de Monterrey, que estaría dispuesto a realizar un intercambio para adquirir al uruguayo. 
El mismo consiste en el volante colombiano Alexander Mejía, cuya ficha pertenece a Monterrey, pero que juega a préstamo en Atlético Nacional. Reinaldo Rueda, técnico del conjunto cafetero confirmó que podría haber un trueque. "Hay una posibilidad pues Monterrey quiere a Carlos Sánchez y Monterrey entraría a poner a Alexander en esa alternativa para River", comunicó 
Los mexicanos saben que el uruguayo no quiere irse de Nuñez sin dejarle un rédito económico como agradecimiento a River, por lo que verían con buenos ojos desprenderse de Mejía, uno de los volantes apuntados por Gallardo, para reemplazar al uruguayo.
Otro posible reemplazo sería Carlos Carbonero.

El colombiano que juega en Sampdoria y fue clave en tres títulos de Arsenal, en 2012 y 2013 y  del propio conjunto riverplatense, en el 2014.
Carlos Sánchez está concentrado con la selección de Uruguay por las eliminatorias sudamericanas para Rusia 2018. Ayer jugó en la derrota de su selección 2 a 1 ante Ecuador, en Quito. En definitiva los intentos de la dirigencia millonaria por renovarle el contrato chocaron contra sus expectativas de emigrar y el poder económico de los mexicanos. 
El uruguayo a los 30 años, y acaso en el nivel más alto de su carrera, sintió que era el momento perfecto para obtener una rentabilidad importante. Fue irresistible, entonces, ese salario anual cercano al millón de dólares, la cifra que trascendió y aparece muy lejos de las posibilidades de River. Además de otros mimos, como pasajes para la familia y las comodidades que necesite allá. Y con un plus: la esposa del mediocampista le había expresado hace tiempo sus ganas de buscar otros horizontes.
Nelson Ferro, el representante del futbolista, firmó el precontrato por tres años con Rayados, que es dirigido por el argentino Antonio Mohamed y tiene en el plantel a Rogelio Funes Mori.  
Sánchez,  es el jugador con más partidos internacionales desde que asumió  Gallardo. Estuvo en 30 de los 31 partidos que jugó River por copas -dos veces la Sudamericana, la Libertadores, la Recopa y la Suruga Bank-, y es el goleador de ese ciclo, con 10 tantos. Estos números señalan la trascendencia del jugador, potenciada por un rendimiento que lo ha convertido en un hombre  determinante.
 Fue lo que lo llevó a ganarse un lugar en la selección de Oscar Tabárez y a las distinciones locales e internacionales, integrando el equipo ideal de América en 2014 y de la Copa Libertadores de 2015.
Está claro que el Muñeco pierde un referente, un símbolo de su gestión y que hubiese deseado otro desenlace.  
Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión? 

¿De licencia?


De licencia
por Facundo Adamoli 

Nos había enamorado esa actitud. Esa forma de afrontar la adversidad. Sus perfectas cualidades. Su estilo. Esa estética. Su virtud por ver el lado positivo de las cosas, sus sanas ambiciones, sus proyectos, esa obsesión por buscar siempre más.

Pero el tiempo pasó y se dejó estar. Entró en la rutina, se durmió en el confort de saber que nuestro amor siempre será eterno. Y se baqueteó. 

Ahora ya nada es igual. River no es igual, porque nos enamoró y un día cambió. En la última fecha del campeonato, el equipo de Gallardo no pudo ante Newell’s y terminó cayendo 2 a 0.

La despedida del torneo local no fue la mejor. La gente supo maquillar la caída con un apoyo conmovedor. Aún recuerda todo lo que este plantel dio y sabe lo que resta por jugarse, que no es poco…¿no?

Lo que sí sabe a poco es el juego que ofrece todo River. Titulares y suplentes. Cambiaron. Ellos cambiaron. ¿Gallardo también? 

Existen distintas hipótesis del por qué ya nada es igual. Del por qué este River se baqueteó.

Algunos hablan de cansancio. Otros, de jugadores que buscan emigrar al exterior. Otra vertiente asegura que la mente está en el Mundial de Clubes.

Los ojos del los hinchas buscan ese equipo donde las paredes salen, donde la defensa está siempre atenta y anticipa primero. Donde los pases son cortos, rápidos, a un toque. Donde la pelota busca el arco y convierte en figura al arquero.

River controló a Newell’s, es cierto. Pero no menos cierto es que, tanto la defensa titular como la suplente, acostumbra a regalar al rival 1 o 2 jugadas de gol por partido. 

La defensa del millonario se equivocó y todo lo bueno realizado hasta el momento se volvió en contra. Mayada intentó aportar desde su velocidad y cambio de ritmo. Viudez con su gambeta y entrega. Pero fue poco. Muy poco. 

La frescura de los juveniles no pudo hacer su aporte con el resultado adverso. Lo adverso: esa palabra que antes se confundía casi con la adrenalina, esa palabra de la que River se reía. Si antes un gol en contra despertaba al gigante, hoy estar en desventaja se convierte en la peor Quimera.

En el Monumental solo es aceptable ganar. El empate se mira de reojo. Se esté peleando o no la punta es anecdótico. En el templo del fútbol hay que ganar. 

Y se ha ganado mucho en este último año. Sin embargo, los galardones no otorgan una licencia para ¨achancharse¨. Hoy River parece estar de licencia. ¿Hasta cuando?

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?