Lo que se viene tras la odisea


Las peripecias que deben hacer los equipos para jugar partidos por la Copa en ciudades con mala infraestructura traen un problema logístico que  tras el accidente de Huracán, la Conmebol debería mejorar lo que se puedan,tal  como  hacerlos jugar en ciudades más accesibles y con recursos acordes con el nivel del torneo que se juega.Ahora el Millo también  padeció una imprevista demora en el vuelo de regreso.
Pero el tema es que esta vez River no utilizó su habitual línea aérea para viajar fuera del país y para la ocasión contrató a una empresa aérea dominicana, que  no presentó los permisos de aterrizaje que logicamente se le solicitaron. 

Esta situación derivó en la 
inhabilitación para realizar el viaje Maracaibo-Ezeiza, tanto que debió intervenir al presidente  Maduro, quien autorizó a que el avión en cuestión despegara, a pesar  que la línea aérea no presentó la documentación requerida para el vuelo de regreso.
Ahora bien tras la odisea del regreso, sin tiempo de descanso, el plantel de River entrenó los dos días de este fin de semana focalizado en el partido por la 5ª fecha del Torneo local contra Independiente, que se desarrollará mañana, en el 'Monumental' desde las 21,15 hs y bajo el arbitraje de Néstor Pitana.
Lgran novedad que dió a conocer Gallardo en las últimas horas es la inclusión de Leo Pisculichi en la lista de concentrados, que podría cambiar el panorama del equipo.
Tal como se conoció el enganche no fué a declarar por la expulsión ante Godoy Cruz y el tribunal le dio otra fecha más de suspensión de manera provisoria por lo que se perdería el duelo ante el Rojo.

Sin embargo, los directivos, en una gestión rápida, justificaron el faltazo del ex Argentinos y esperan que mañana el Tribunal decida sacarle la sanción para que pueda estar a la orden del DT.
Por eso, los jugadores concentrados son 21 a la espera de esta resolución.

Lista de concentrados
Arqueros: 
Marcelo Barovero y Julio Chiarini.

Defensores: 

Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Emanuel Mammana, Milton Casco y Leonel Vangioni.
Mediocampistas: 
Joaquín Arzura, Nicolás Domingo, Lucho González, Leonardo Ponzio, Camilo Mayada, Nacho Fernández, Pity Martínez, Nicolás Bertolo y Leonardo Pisculichi.
Delanteros: 
Tabaré Viudez, Sebastián Driussi, Mora, Lucas Alario e Iván Alonso


Historial
Jugaron 169 veces en Primera
River Plate ganó 72 veces, y convirtió 263 goles.

Independiente ganó 50 veces, y convirtió 208 goles.

Empataron 47 veces.
River lleva una diferencia a favor en el historial de 22 partidos.

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

Comienzo para barajar y dar de nuevo

por Facundo Adamoli

Cuatro en La Copa y de visitante es el oxígeno que River necesitaba. 

Importa y no, el hecho de que el millonario enfrentó a un equipo casi amateur. Esta victoria era necesaria independientemente de quién estuviera enfrente y en el contexto que llega. 

Con un gran rendimiento en el segundo tiempo, el equipo del Muñeco Gallardo venció 4 a 0 al Trujillanos de Venezuela por la primera fecha de La Copa Libertadores.

Además de los cuatro goles, dirán que River tenía enfrente un cuatro de copas como equipo también. 

Más allá de eso, los de Nuñez venían luego de una seguidilla de partidos de un bajo nivel desde lo futbolístico pero también desde lo anímico. 

Cuando lo psicológico comienza a erosionar el funcionamiento colectivo, casi cualquier partido se vuelve de riesgo. River pasó el examen donde se medían el hambre y las ganas que el plantel todavía tenía en su haber.

El encuentro lo resolvió Pisculichi con su pegada y su talento. Si el fútbol aparece en este equipo, es pura y exclusiva responsabilidad de sus volantes creativos (los Pisculichi, los D’Alessandro, los Nacho Fernández). 

Fue Piscu quien a través de su mágica zurda logró mostrarle el camino a River. A partir del gol, todo fue del Millonario que finalmente pudo hacerse dueño de la pelota y salir de aquel juego friccionado de pelotazos e imprecisiones. 

Para sellar el triunfo apareció dos veces el Abuelo del Gol, Ivan Alonso. El veterano uruguayo volvió a mostrar toda su aptitud goleadora liquidando el partido sobre los minutos finales.

Esta vez Gallardo acertó en la estrategia. Dos compromisos difíciles se avecinan en el campeonato (Independiente y Boca) y la famosa rotación sirvió. 

River fue a Venezuela con un equipo mestizo, más suplente que titular y consiguió tres puntos valiosos de visitante. 

¿La rotación solo cobra sentido cuando se gana? La respuesta es no. Este equipo aun debe hacerse camino en el campeonato local y pisar fuerte contra los equipos de mayor fuste. 

Cuatro goles en la Copa son un buen comienzo para barajar y dar de nuevo.

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión? 

Sigue el extenuante tour

Continuando el extenuante tour programado para River, Gallardo seguiría con la rotación para el debut copero en Venezuela, más precisamente en Valera ubicada en la región andina a unos 600 kilómetros de Caracas.
Por eso en el entrenamiento de esta mañana en el Monumental, ensayó una formación alternativa durante los trabajos tácticos y aunque todavía es apresurado confirmar un equipo, ya se sabe que hay tres titulares que no integrarán la delegación en Valera por diferentes razones:
Leonel Vangioni, por un enorme desgaste físico, Leonardo Ponzio, porque viajó a su pueblo -Las Rosas, en Santa Fe- por temas personales y Nacho Fernández, que no se encuentra del todo bien como consecuencia de un estado febril.

Estos son los 19 convocados para viajar a Venezuela

Marcelo Barovero, Julio Chiarini, Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Leandro Vega, Milton Casco, Emanuel Mammana, Camilo Mayada, Nicolás Domingo, Joaquín Arzura, Luis González, Nicolás Bertolo, Gonzalo Martínez, Leonardo Pisculichi, Sebastián Driussi, Tabaré Viudez, Rodrigo Mora, Lucas Alario e Iván Alonso
Mañana miércoles el plantel millonario viajará a Venezuela para enfrentar el jueves por la noche al Trujillanos en un vuelo chárter hacia Maracaibo. Una vez arribado al primer destino encarará otra etapa tomando un vuelo interno para arribar ese mismo miércoles por la noche a la ciudad de Valera distante a 237 km. del primer punto.
El trayecto interno se deberá realizar en dos tandas dado que el aeropuerto Antonio Nicolas Briceño de Valera es muy pequeño y solamente aterrizan aviones de 30 pasajeros.  
El regreso está planificado para la misma noche luego del partido con arribo a Buenos Aires el viernes por la tarde, ya que el lunes 29 a las 21.30 en el Monumental se enfrentará a Independiente por la 5ª fecha del Torneo local
Valera, conocida como "La Ciudad de las siete colinas" está ubicada al pie de los Andes en el Estado Trujillo y tiene una población de aproximadamente 165.000 habitantes.
De esa ciudad es el rival Trujillanos FCfundado el 25 de agosto de 1981, que si bien no es uno de los clubes venezolanos más poderosos economicamente, como Caracas y Deportivo Táchira, cuenta con la pasión de una hinchada de las más populares y la garra que los identifica. 
De ahí viene el apodo de "Los Guerreros de la Montaña", ya que su reducto se caracteriza por innumerables cadenas montañosas.

Entrada: ¿Cuál es tu opinión?

"Ser equipo copero, en modo argentino"

 "Ser equipo copero, en modo argentino" 
por Claudio Mauri en Cancha llena


No hace falta campaña publicitaria o motivacional para que los equipos argentinos sientan una atracción especial, embriagante, por la Copa Libertadores. Ese fuerte anhelo internacional está reflejado en el dominio del palmarés general: 24 de los 56 campeones son argentinos. 
Más que cualquier otro país.

Ganar la Libertadores o tener una buena participación no sólo da prestigio y dinero, también concede otro tipo de reconocimientos, más intangibles, relacionados con el carácter, la personalidad, la fibra, el temperamento. Una serie de atributos que suelen sintetizarse con la etiqueta "equipo copero"


Un rasgo que históricamente a River le costó asimilar a su identidad y que incorporó con el mensaje que Gallardo le bajó al plantel en poco más de un año y medio. Sacó esa chapa desde las series contra Boca por la Sudamericana (2014) y la Libertadores. Ahora deberá revalidarla como defensor del título.

A la Libertadores se va a jugar, pero también es territorio en el que se abren camino equipos ásperos, duros, resistentes al sufrimiento y la adversidad. Más pragmáticos que estéticos. Más calculadores que generosos. Una doctrina que engloba a buena parte de los campeones argentinos. 

La Libertadores surge en un momento muy especial de nuestro fútbol, en 1960, después del descalabro del Mundial de Suecia 1958. El 6-1 de Checoslovaquia tuvo un efecto sísmico sobre nuestra cultura futbolística. 


Puso en entredicho el valor y la vigencia de "la nuestra", como se conocía el estilo que exaltaba el juego puro y dejaba en un segundo plano a la táctica, la preparación física, la preocupación por conocer al rival, el fútbol como materia de análisis minucioso. Hasta Adolfo Pedernera, cerebro de la inspiradísima Máquina de River y luego técnico de un Boca utilitario que fue campeón local en 1964, sentenciaba: "La bohemia de antes ya no existe. Si no ganás, no servís".

Esta nueva corriente interpretativa sobre lo que debía ser el fútbol tuvo campo fértil para expresarse en la Copa Libertadores, con equipos que marcaron época. Después de los títulos del Santos de Pelé llegaron los dos primeros de Independiente (1964 y 65), dirigido por Manuel Giúdice, que proclamaba la garra, la marca fuerte y el contraataque. 

Lineamientos similares tuvo el Racing de Juan José Pizzuti que se coronó en 1967. Pegado llegó el triplete del Estudiantes de Osvaldo Zubeldía, paradigma de un fútbol más mecanizado, de una intensidad hasta entonces inusual, pionero en llevar el reglamento hasta sus límites y también un poco más allá. Los Boca de Lorenzo y Bianchi también trabajaron a pulmón sus conquistas. Una de las excepciones fue el Argentinos de 1985, con una veta más técnica y artística

Vuelve la Libertadores, un desafío en el que nuestros equipos ponen a prueba más su piel de elefante que el espíritu sensible.

A medio camino

por Facundo Adamoli
En los papeles, jugar en Rosario nunca es fácil. Rosario Central de la mano del Chacho Coudet se planteaba como un rival duro de vencer. River necesitaba de la refrescante victoria ya que luego de Quilmes, no volvió a levantar cabeza. 

Gallardo optó por volver a las fuentes para recobrar la senda de los tres puntos. El triunfo estuvo al alcance, pero Central reaccionó a tiempo y logró empatar el partido 3 a 3 por la fecha 4 del torneo argentino.

River se quedó a medio camino. Porque es verdad que se volvieron a las fuentes.
¿Qué es volver a las fuentes? 

Un sinceramiento del verdadero juego de River: un equipo que si bien carece de complejidad a la hora de elaborar fútbol, se siente cómodo presionando, recuperando rápido y jugando largo. 

El River de las bases, el que ganó la Copa casi aparece, pero se quedó y no tuvo el temple para aguantar el resultado.

Se disputó un partido muy intenso en la primera etapa. Central, fiel al estilo de Coudet, presionó con garra e inteligencia a River. La idea fue hacerle sentir el rigor de los primeros minutos para meter al millonario en un arco. 

El equipo del Muñeco por su parte, aceptó el reto de Central y también salió a meter y presionar. Sin mucha elaboración en el mediocampo, los de Nuñez apostaron por recuperar en tres cuartos para poner en aprietos al Canalla. 

Y fue a través de las viejas fuentes que se volvió al gol: en una primera instancia, a través de la pelota parada, un baluarte que lo ha llevado a ganar importantes partidos por la Copa. El 2–1, fue producto de la incesable presión de los delanteros. El pibe Alario, protagonista de ambas jugadas (marcando primero y asistiendo luego), fue la inexpugnable figura de los primeros 45´.

En el complemento fue golpe por golpe. Cuando parecía que River finalmente dominaba y jugaba con la desesperación del rival, Central avisaba con peligrosas escaladas desde la derecha. 

Con el 3 a 1, se esperaba que el equipo del Muñeco manejara la ansiedad del local, pero el descuento de Larrondo le dio un aire vital para que los últimos 15´ River se redujera a una mínima expresión. 

Coudet mandó a todo el equipo hacia adelante y el Millonario pudo aprovechar para liquidarlo, pero Mora fue un monumento al egoísmo y malogró un par de situaciones que pudieron haber finalizado en gol.

River no supo dormir el partido. Y esas desinteligencias quedaron reflejadas en el accionar de varios jugadores. La ansiedad por mantener el 3 a 2 generó decisiones desacertadas y eso solo alimentó el protagonismo de Central.

La victoria no llegó. Por el marco y el contexto, ganar hubiese sido fundamental para los ánimos. Los tres puntos siempre tienen una suerte de efecto misterioso, que por algún motivo u otro, tienden a atraer más puntos, y construir la confianza. Que sea en La Copa.

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión? 

Seguimos sumando millas

En este campeonato corto de sólo 16 fechas  diseñado por Angelici & Cia, este fin de semana ya se está disputando la cuarta parte del mismo y a raíz de las dos derrotas consecutivas, nuestro River ya corre el serio riesgo de quedar afuera de la lucha por el titulo.


Para mantener la ilusión el Millo este domingo está obligado a ganarle como visitante en Rosario al mejor equipo del fútbol argentino que dirigido por el Chacho Coudet. Obviamente no será fácil.
Para eso, hoy el plantel se entrenará a las 10 hs a puertas cerradas en el Monumental y por la tarde se trasladará en micro a Rosario, donde hospedará en el Hotel Ros Tower (foto), para emprender el regreso inmediatamente después del partido, ya que en cuestión de horas deberá viajar hasta la localidad de Valera en Venezuela para enfrentar al Trujillanos por la Copa Libertadores.  




Gallardo no podrá contar con el lesionado D¨Alessandro, ni con el suspendido Pisculichi. 
Los 20 jugadores convocados para viajar a Rosario son los siguientes: 



Marcelo Barovero, Augusto Batalla, Gabriel Mercado, Milton Casco, Leandro Vega, Emanuel Mammana, Leonel Vangioni, Camilo Mayada, Leonardo Ponzio, Jonatan Maidana, Nicolás Domingo, Ignacio Fernández, Joaquín Arzura, Luis González, Gonzalo Martínez, Sebastián Driussi, Rodrigo Mora, Tabaré Viudez, Iván Alonso y Lucas Alario.

Mauro Vigliano será el árbitro del encuentro
Historial
Jugaron 145 veces en Primera

River Plate ganó 77 veces, y convirtió 268 goles.

Rosario Central ganó 29 veces, y convirtió 169 goles.

Empataron 39 veces.

River lleva una diferencia a favor de 48 partidos.
Entrada fútbol: 
¿Cuál es tu opinión?

¿ Quién hubiera dicho ?

por Charro de A River lo quiero

Hay noches más oscuras que otras, hay derrotas que son peores que otras, hay partidos más olvidables que otros. 
Ayer fue una noche muy negra con una derrota dolorosa en un partido para olvidar rápidamente. Pocas cosas podían salir peor. 
Dolor general...

El entrenador se equivocó, algunas individualidades en bajo nivel, River Plate volviendo a ceder la iniciativa y regalando valiosísimos minutos del partido, expulsaron a Pisculichi, se lesionó D´Alessandro, quedamos a 6 puntos del puntero y mejor equipo del torneo que justamente será nuestro próximo rival en su cancha (teniendo que improvisar un central y un armador), se perdió de local ampliando las pésimas rachas de los últimos 6 meses y ante Godoy Cruz en particular, seguimos sin encontrar el rumbo ni el equipo, volvimos a no merecer perder, volvimos a ser esquivados por la buena fortuna, volvimos a sufrir a Delfino... no merecimos perder (?) pero... perdimos.

 La noche presagiaba otro diluvio (calor intolerable, nubes muy negras y muy pesado), se presentaba el nuevo modelo de camiseta (hasta Barovero estrenaba ropa), Ponzio recibió su plaqueta por los 200 partidos, Barovero fue ovacionado, se le pidió que no se vaya y se le cantó el feliz cumpleaños, la policía está en una etapa en la cual no quiere involucrarse y deja pasar a la gente casi sin revisarla (aunque no permitían pasar a la gente sin remera a pesar del calor insoportable) y otra vez nos tocó jugar a las 21,15 y/o en un día hábil de la semana. 

Todo venía tranquilo salvo por el equipo que el Gallardo había decidido presentar. Se notaba que River Plate necesitaría tener la pelota o sufriría mucho el juego rival. Lamentablemente River Plate perdió mucho la pelota por errores propios y por la presión del rival. 

Otro equipo que llegó al Monumental con la idea de tirar pelotazos a un delantero rápido y a otro delantero duro mientras hacía una gran presión en mitad de cancha e impedía la salida limpia marcando hasta a los centrales. El DT impuso una forma de juego en el fútbol argentino por la cual ningún equipo es fácil y ahora necesita encontrar respuestas y variaciones a ese juego.

No tuvo el mejor regalo pero volvió a ser una de las figuras

River volvió a entrar desconcentrado y con poca movilidad, volvió a ceder la iniciativa y se dejó dominar por un rival que no presentó muchas ideas pero que se afianzó en su libreto simple y se agrandó ante los permisos del local. 

Agrandamos al rival al presentar un equipo ¨suplente¨ y al no saber que hacer con la pelota pero especialmente lo agrandamos cuando le mostramos el camino para hacernos daño y dejarnos en inferioridad (perder 1 a 0 a los pocos minutos no fue suficiente, rápidamente convertimos en figura a Barovero). El arquero otra vez dijo presente (en el gol casi nos salva de un tiro a quemarropa dentro del área chica pero el rebote fue hacia otro delantero rival) y volvió a ser casi salvador (se iba a hacer muy duro remontar una diferencia mayor en el primer tiempo) pero el equipo careció de otras respuestas. 

Otra vez tambaleamos defensivamente; en el mediocampo el equipo no siente la marca y estuvieron muy peleados con la pelota y ofensivamente River Plate no lastima.

Después de 3 partidos probando con Ponzio de central se puede decir que es enormemente voluntarioso y que da muchas respuestas gracias a su personalidad (ayer salvó 2 veces al equipo arrojándose arriesgadamente cuando un rival estaba listo para patear al arco, en un caso sin el arquero y en el otro dentro del área con el arco a disposición) pero no cabe dudas que no es central. 

Puede tener muchos aciertos pero da muchas ventajas y complica el trabajo de Maidana (mucha entrega con desorden hacen que Maidana se desubique. En el segundo tiempo tomó la bandera de empujar al equipo hacia arriba y se lo vio extrañamente en posición ofensiva), no se porqué Gallardo quiere insistir con esta dupla cuando tiene a Vega o Mammana para al menos poner 2 jugadores con oficio de centrales. 

Desde el inicio venimos complicados pero más difícil se hace cuando en los laterales dejamos a 2 jugadores (Mayada y Casco) que no sienten la marca y en el mediocampo tampoco hay tapones en los laterales. Nos tiran pelotazos constantes para 2 grandotes molestos pero encima perdemos los rebotes y se nos vienen en malón desde los costados. 

Imagino que Gallardo debe estar muy preocupado sabiendo que Vangioni se irá en junio y que Casco aún no ha respondido, imagino que querrá probarlo y darle confianza (especialmente porque fue un jugador que él pidió) pero creo va siendo hora de darle minutos a Vega en el lateral y volver a darle minutos a Mammana aunque sea en su perfil menos hábil (Mayada no es defensor pero al menos tiene algunos partidos en los que responde mejor y también suma mucho ofensivamente cuando el equipo tiene la pelota y juega con una postura ofensiva).

En el mediocampo Gallardo tiene un rompecabezas más complicado. 

Así como ya averiguamos que se hace muy complicado jugar con un mediocampo de treintilargos (D´Alessandro, Lucho y Domingo), también es complicado hacerlo con jugadores laterales que no sienten la marca (Pisculichi, Pity y Bertolo). 

Bertolo con Mercado pueden suplir deficiencias y sumar pero restan defensivamente cuando la dupla es Bertolo-Mayada (es como que no hay maridaje defensivo), ni hablar (aunque sea desde lo defensivo) cuando la dupla es Pity-Casco. 

Si a esto le sumamos que Domingo muchas veces se coloca entre los centrales para cubrir espacios porque Ponzio sube un poco para presionar al rival... el medio quedó a merced del rival. Jugar con un medio muy ofensivo y poco corredor (falencia fundamental para el juego que pretende el Muñeco) es un suicidio cuando se regala la pelota
Para colmo de males Driussi tuvo una noche para el olvido, Alonso volvió a mostrar inteligencia, sacrificio y voluntad pero es un jugador veterano sin demasiada habilidad. Esto quiere decir que las respuestas debieron venir desde Pisculichi, Pity y Bertolo pero el último tuvo otro partido en el que estuvo perdido, Piscu fue expulsado (una falta leve desde atrás pero muy torpe y ante un árbitro que tenía intención de perjudicarnos no es muy inteligente) y el Pity nos salvó con otro golazo para guardar en los recuerdos. 

Con el envión anímico de un empate con un jugador menos (11 contra 11 fuimos inferiores, con la expulsión de Pisculichi se complicó pero encontramos el empate en una patriada de Mayada y golazo del Pity y en el segundo tiempo fuimos superiores), en el segundo tiempo se controló al rival que se vio desconcertado y superado por el entorno. 

El Pity complica al rival cuando se agranda (su desborde desconcierta, lástima que no tiene el criterio para saber cuando y como terminar una jugada) y la presión de Domingo (esta vez más impreciso pero con una entrega enorme) y Arzura (entró por Bertolo) en el medio hicieron estragos en la defensa rival.

Lamentablemente Gallardo lo sacó al Pity para poner a D´Alessandro (ante la mala noche de Driussi no hubiera sido malo dejar al ex Huracán) y todo salió al revés de lo esperado. River Plate perdió la explosión que tenía y D´Alessandro se lesionó a los pocos minutos dejando al equipo con 9 (siguió en cancha pero no podía moverse ni pegarle a la pelota). 

Cuando todo viene patas para arriba y se juega ante un equipo que inexplicablemente siempre nos roba buenos resultados, una pelota que quedó perdida en el medio y a media distancia del arco, fue tomada sorpresivamente por un rival que pateó al arco y la clavó en el ángulo. Con el ingreso de Viudez quiso lastimar desde la derecha (junto a Mayada y D´Alessandro) pero la lesión inoportuna complicaron todos los planes y se hizo imposible hilvanar algo con 2 jugadores menos.
 Gallardo estaba molesto. Dio a entender en la charla posterior al partido que quería un equipo ofensivo y eso implicaba desequilibrarse defensivamente pero también dijo que si debía cambiarlo lo haría (¿vuelve el doble 5? ¿entrará Arzura para darle más presión defensiva al equipo? ¿buscará un medio más combativo y joven con Pity, Arzura, Domingo y Fernandez?). 

Gallardo explicó que está buscando el equipo y que necesita jugadores ¨aceitados¨(sic), dijo que antes las respuestas individuales salvaban las propuestas arriesgadas y ahora perdemos los partidos (o sea que hay jugadores en un nivel inferior al esperado). Veremos cual es su idea y planificación para estos próximos partidos determinantes en los cuales no tendrá a Pisculichi y D´Alessandro. 

Perder ante Central el domingo nos dejaría a 9 puntos. La victoria de los bolivianos en Brasil nos obligaría a hacer lo mismo en Brasil o en La Paz y hace que en este grupo no se puedan cometer errores para quedar primeros y hasta puede ser peligroso tener resultados inesperados. 

¿Quién hubiera dicho hace una semana que estaríamos remando desde tan atrás y con tantas complicaciones? 

¿Empezando la rotación?

River presentará este jueves una nueva camiseta

Este jueves a las 21,15 hs River y Godoy Cruz se enfrentarán en el Monumental por la fecha 3ª del Torneo Transición.

Al respecto Gallardo confirmó: "Tengo en la cabeza hacer rotación, sobre todo porque jugamos el domingo y después tenemos un viaje. Si no fuéramos a Venezuela, tal vez no lo haría".

Y es válido lo del  Muñeco porque el fin de semana el Millo deberá viajar a Rosario para enfrentar a Central y de allí partirá hacia Venezuela con la misión de sacar un buen resultado frente a Trujillanos, en el debut en la Copa Libertadores.

Para el encuentro del jueves fueron convocados 18 jugadores que se concentrarán en el luego de la práctica  a puertas cerradas de este miércoles a las 17 hs 

Marcelo Barovero, Augusto Batalla, Jonatan Maidana, Emanuel Mammana, Milton Casco, Camilo Mayada, Gabriel Mercado, Leonardo Ponzio, Nicolás Domingo, Joaquín Arzura, Nicolás Bertolo, Leonardo Pisculichi, Andrés D'Alessandro, Gonzalo Martínez, Tabaré Viudez, Lucas Alario, Sebastián Driussi e Iván Alonso

Germán Delfino será el árbitro el próximo jueves

Historial
Jugaron 14 veces en Primera

River Plate ganó 6 veces, y convirtió 21 goles

Godoy Cruz ganó 5 veces, y convirtió 13 goles

Empataron 3 veces
River Plate lleva una diferencia en el historial de 1 partido a favor

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

Un traspié demasiado tempranero

Desequilibrio total
por Facundo Adamoli

Fue un traspié demasiado tempranero para la ilusión del hincha. El inicio del campeonato había sido promisorio y lleno de entusiasmo. River mostró un alarmante desequilibrio porque fue goleado en el primero tiempo. Su potencia ofensiva equilibró el asunto. 

Aun así, el nuevo sistema del Muñeco encierra algunas dudas en cuanto al concepto de equilibrar ataque y defensa. En un partido lleno de goles, River perdió rápido el invicto tras caer 3 a 2 ante Belgrano por la fecha 2ª del torneo argentino.


River recibió tres goles en los primeros 45 minutos. Hacer foco en la defensa solamente, es tapar con un árbol todo el bosque. El ambicioso planteo de Gallardo no previa un rotundo desequilibrio en defensiva. 

El tándem Domingo- González fue muy poco para parar a Belgrano. Por supuesto que la defensa tuvo sus yerros, pero en definitiva el mediocampo permitió que se filtraran agujeros atrás. 

Domingo corrió y metió, pero fue la falta de un cinco adicional que colaborara con la marca en el centro del campo. La poca vocación en defensa de Lucho González jugó en favor de ese desequilibrio.

Aunque River lo buscó hasta el último suspiro el partido lo liquidó Belgrano en el primer tiempo. El resultado fue demasiado abultado aunque justo. 

Los cordobeses avisaron más de una vez, ante la pasividad de un equipo que creía en el todopoderoso Marcelo Barovero. Cuando el equipo entendió que Trapito es humano, la reacción ya fue demasiado tardía.

El circuito futbolístico de River fue positivo en algunos segmentos. Por izquierda, por ejemplo, la verticalidad de Vangioni y la explosión de Pity Martínez, ayudaron para lastimar. 

Ahora, por el costado derecho, el bajo nivel de Mercado y un Bertolo que entró errático, hicieron casi imposible iniciar cualquier acción de ataque. 

D’alessandro mostró su mejor versión como lanzador. No erró casi ningún envío largo que inicio en ofensiva. El uruguayo Alonso entró derecho y proactivo, tanto es así que logró conseguir un descuento que invitó a ilusionarse.

¿Cómo equilibrar este equipo? El secreto es el doble cinco. Apostar por el buen pie de Lucho González es resignar demasiada marca. 

La defensa queda mal parada en cada contra y Domingo solo tiene dos pulmones hasta el momento. River tuvo pasajes interesantes a la hora de generar juego, pero falta un mediocampo más aguerrido en la marca para presionar y meter cuando se necesita. 



El ataque y la defensa es un circulo virtuoso que Gallardo necesita aceitar.

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

La extenuante agenda de River

¿Casualidad? 

¿Angelici o Satanici?

Este fin de semana comienza el extenuante itinerario diseñado (sic) para el primer semestre de nuestro River que tendrá que intercalar cinco partidos consecutivos como visitante al Interior del país con las travesías correspondientes a la Copa Libertadores.El  Vergonzoso fixture del torneo de la AFA


Las ciudades de Córdoba, Rosario, Santa Fe, Paraná y Bahía Blanca son los alejados y hostiles destinos del Millo por el nuevo torneo corto de la AFA - denominado transición -, debiendo recorrer distancias de ida y vuelta de 1.400 kms, 620 kms, 850 kms, 880 kms y 1.280 kms respectivamente.

Por el lado de la cita continental deberá viajar a la ciudad de Valera en Venezuela, a 7 horas (592,8 km) por carretera de Caracas, además a la siempre difícil altura (3.650 ms sobre el nivel del mar) de La Paz para enfrentar a  The Strongest y también a San Pablo al poderoso Sao Paulo FC.

No es lo habitual que en la Primera División argentina un club tenga que jugar en el Interior cinco partidos consecutivos de visitante, con los consiguientes cansancios por los traslados y el entorpecimiento en la preparación durante la semana. 

Precisamente Gallardo, en innumerables ocasiones resaltó el valor de tener una semana prolongada de trabajo y es obvio que la agenda diseñada en la AFA es una enemiga a las aspiraciones del Millo. 

Curiosamente, a Boca, a quien le "tocó" una zona muchísimo más débil, por el torneo local sólo deberá viajar como visitante a San Juan, dejando evidenciada así una absoluta desigualdad. El nuevo escenario de la AFA



¿Casualidad? 


Entrada: 

¿Cuál es tu opinión?