¡ Esperando un feliz 2017 !


Una conmovedora despedida

La conmovedora carta de despedida de 
Fernando Cavenaghi
Hoy es un día especial para mí. Mediante esta carta y un posterior video, anuncio orgullosamente el final de mi carrera deportiva. Más que ponerme triste, quiero aprovechar esta oportunidad para agradecer, hay tantas personas que debería agradecer que no me alcanzaría el día para nombrarlos. Estoy realmente feliz y orgulloso de haber logrado ese sueño de niño que me mantuvo en vilo durante toda mi infancia. 
Ni con el mejor de los sueños hubiese imaginado vivir tantas cosas emocionantes y especiales en mi vida, agradezco a Dios la oportunidad que me dio de poder lograrlo y, en su mayoría, disfrutarlo.
Como todo en la vida, nada fue fácil. Fui viviendo diferentes estados, empezando por mi infancia yéndome a vivir a esa enorme ciudad a los 12 años de mi vida, pero en busca de ese sueño al cual ningún obstáculo podía quitármelo. Quiero agradecer a mi familia por bancarme y apoyarme en esa difícil decisión de irme lejos de casa a tan temprana edad, pero supieron entender que iba en busca de un sueño, el sueño más hermoso de mi vida.
Gracias a todos mis formadores, tanto en la vida como en lo deportivo. Desde el jardín de infantes hasta el secundario, cada profesor, cada entrenador, cada compañero fueron importantísimos en el aprendizaje de la vida, ya que de cada experiencia uno saca siempre cosas enriquecedoras.
Qué decir de vos, mi querido Club. Cuántas cosas vividas. Desde los 12 años transitando los pasillos y cada rincón, gracias por darme la posibilidad de crecer y de formarme dentro tuyo, gracias por hacerme vivir imborrables recuerdos y emociones. Jamás olvidaré, entre tantas cosas que me tocó vivir, este último partido de despedida levantando la Copa más soñada bajo esa lluvia intensa, ni el mejor cuento hubiese tenido un final tan soñado como el mío. Dentro tuyo reí, soñé, lloré, viví y disfruté. Qué orgullo llevarte tatuado en mi piel.
Gracias a mi esposa e hijos por ese apoyo incondicional, mis padres, abuelos malcriadores, mis hermanos, mis tíos, primos, a mi representante y tantos amigos que fueron fundamentales en el envión anímico y de vida, sobre todo en esos momentos difíciles que me ha tocado transitar y que tal vez uno pensaba que estaba todo perdido.
Gracias a cada presidente del Club y directivos, trabajadores del Club, desde la pensión hasta el colegio, utileros, peluqueros, lavanderos, cocineros, la seguridad… Todos fueron claves para que desde tan chicos nos sintiéramos en casa y más allá de esta lejos de nuestros seres queridos nunca nos hicieron faltar nada, eternamente gracias. Podría hablar y agradecer horas y horas, pero sería interminable.
Gracias al periodismo, árbitros y a cada hincha del fútbol argentino por el respeto. La pasión que se vive en nuestro país no existe en ningún otro lugar del mundo.
Gracias a la Selección Argentina. Qué orgullo vestir esos colores.
Párrafo aparte, agradecer a cada club que en diferentes etapas de mi carrera me llevaron a jugar por sus colores. Gracias por confiar en mí. Orgulloso de los hermosos clubes que me tocó jugar y vivir experiencias únicas, futbolísticas y de vida. Repito: agradecido a la vida por todo lo que me tocó vivir y la carrera deportiva que me tocó jugar. Tal vez más que lo soñado.
Gracias, gracias y más gracias a todos los hinchas "millonarios". Muy orgulloso de ser parte del Más Grande. Ustedes sí mostraron incondicionalidad hasta en los peores momentos. Qué lindo poder retirarme y ver el Club como se encuentra hoy. Sin dudas, un antes y un después de la barbarie. Volvimos a donde teníamos que estar ¡y para siempre!


Ahora sí y por último (espero no haberlos aburrido), les dejo un resumen estadístico de mi carrera deportiva para que quien no tuvo la posibilidad de seguirla en su totalidad, pueda verlo y disfrutarlo conmigo.

La Supercopa Argentina 2017

Además de la clasificación a la Libertadores del 2017, la reciente obtención de la Copa Argentina le otorgó a River la chance de confrontar con Lanús, el campeón del torneo local 2016, para definir quién se quedará con la Supercopa Argentina, por su 5ª edición.
Si bien todavía no se dió a conocer la fecha del compromiso entre River y Lanús, ganadores de la Copa Argentina y del Torneo de Transición 2016 respectivamente, ante la organización del certamen fueron postuladas las ciudades de San Juan y Salta.

Cabe destacar que la diferencia de capacidad favorece al estadio San Juan del Bicentenario, aunque de ninguna manera hay que restarle posibilidades al Padre Martearena, donde por los 16vos de final de la Copa Argentina, el Millo se impuso 2-1 sobre Sportivo Estudiantes, de San Luis.

Es de recordar que la Supercopa Argentina es una competición oficial de fútbol, organizada por la AFA desde 2012. 

Se juega a un solo encuentro, en cancha neutral, que, de ser necesario, se desempata con penales. En las distintas temporadas enfrentó al campeón de la Copa Argentina con el campeón del certamen de Primera División. 

Historial
La primera edición el 7 de noviembre de 2012, en Catamarca, entre Boca, campeón de la Copa Argentina 2011-12  y Arsenal, campeón del Clausura 2012. El ganador fue Arsenal, que superó a Boca  por 4 a 3 en la definición por  penales.



La edición 2013, se jugó el 31 de enero de 2014 en el Juan Gilberto Funes, de La Punta, San Luis. Los participantes fueron Vélez Sársfield, que ganó el campeonato 2013 y nuevamente Arsenal, esta vez como ganador de la Copa Argentina 2012. El partido terminó con la victoria de Vélez por 1 a 0.

El 25 de abril de 2015 se disputó la edición 2014 en el Bicentenario de San Juan, entre River, campeón del 2013-14 y Huracán, ganador de la Copa Argentina 4, que ganó el partido por 1 a 0.

El 10 de febrero de 2016 se jugó la Supercopa 2015. Como Boca consiguió ambos títulos, la otra plaza la ocupó San Lorenzo, subcampeón del torneo regular, que ganó por 4 a 0.

El sorteo de la Libertadores 2017

Visión nocturna de la Conmebol 
En la sede de la Conmebol sita en Luque, en el Gran Asunción anoche, con el sorteo de las fases eliminatorias y las de grupo,  arrancó el principal objetivo de River en el 2017: La Copa Libertadores 2017.

En esta edición serán 47 los equipos que participarán en el mítico certamen y que por primera vez tendrá un formato anual que va desde el 23 de Enero al 29 de noviembre cuando se disputará la revancha en la final del torneo.

Para la fase de grupos el sorteo determinó que el Millo forme parte del Grupo 3 junto a Emelec (Ecuador), Independiente Medellín (Colombia) y Melgar (Perú), es decir una zona accesible tomando en cuanto los nombres de los rivales, aunque algo incómoda por los largos traslados que deberá realizar.

Por otra parte el único enfrentamiento del Millo en la altura será cuando visite al conjunto peruano, ya que éste juega como local en la ciudad de Arequipa, ubicada a 2.335 metros de sobre el nivel del mar.


Asimismo si bien la Conmebol recién determinará en los próximos días fixture específico de cada grupo, ya se conoce que la fase de grupos comenzará a disputarse en la semana del 7 de marzo, por lo que el debut de River será el 7, 8 ó 9 de ese mes.

Pensando en el River 2017


A pensar en el 2017
Sebastian Grane de La Máquina Millonaria 
 River cerró el año con un triunfo en el torneo local en la siempre difícil cancha de Olimpo de Bahía Blanca. 

Alario y Driussi, los goleadores (foto River Plate)

Fue superior al equipo bahiense y, aunque comenzó en desventaja, pudo revertir el marcador y alzarse con tres puntos que le permiten acercarse a las posiciones de clasificación a la Copa Libertadores 2018.

Con algunos jugadores alternativos, al Millo le costó al principio, a tal punto que Olimpo se puso en ventaja en la primera de peligro que tuvo. A partir de allí, se hizo cuesta arriba pero fue siempre el conjunto de Marcelo Gallardo el que dominó el trámite.


Cerca del final de la primera etapa encontró el empate en los pies de Lucas Alario y, promediando el encuentro, fue Driussi quien cambió por gol un penal que le habían hecho a Camilo Mayada. 



Independientemente de las consideraciones que se puedan hacer sobre el encuentro, donde se vio un equipo más distendido, fue importante obtener la victoria y sumar de a tres luego de perder los dos clásicos. Queda por hacer el balance del año y analizar cómo será el futuro.



Desde el juego, el año del Millonario fue de malo a muy malo. Nunca se encontró un funcionamiento aceitado y sostenido; le costó horrores ganar partidos fáciles, sobre todo por el torneo local, y terminó regalando puntos en casi todos ellos por errores propios infantiles, incluido el superclásico.



La insistencia de Marcelo Gallardo por el 4-2-2- y la obligación de tener que contar con Andrés D’Alessandro hicieron que juego y sistema nunca fueran compatibles. Al diez se le hizo muy difícil jugar por la banda y recién en los últimos encuentros pasó a ser determinante, justamente, cuando se movió libre por el centro del campo de juego.



Desde los resultados, se puede maquillar el pobre rendimiento futbolístico justificando que se obtuvieron los dos objetivos planteados para el semestre (a mi juicio un error porque el torneo local siempre debe ser un objetivo): Recopa Sudamericana y Copa Argentina. 



Dos torneos, que si bien se ganaron, pueden ser engañosos a la hora de considerar un balance positivo, ya que el torneo continental fue a ida y vuelta contra un rival visiblemente inferior; y la Copa Argentina puso en el camino un rival de fuste recién en la final (que casi pierde).



La razón de este pensamiento se basa en que los triunfos siempre llegan de la mano de buenos rendimientos. Para ser campeón, en torneo largos y competitivos, hay que ganar partidos y es más fácil hacerlo si se juega bien.
Las victorias frente a Independiente de Santa Fé de Bogotá, Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto, Sportivo Estudiantes de San Luis y Arsenal (con todo el respeto que se merecen), por citar algunos, se produjeron por el peso específico que tiene River ante rivales de menor fuste y no por su volumen de juego.

Sí, es cierto que se coronó el año con dos títulos y el agregado de la clasificación a la Copa Libertadores 2017, pero si  se mantiene el nivel del 2016 y no se traen refuerzos de jerarquía, el máximo certamen continental será sin aspiraciones de título.
Por otro lado, tras escuchar las declaraciones del técnico de la última semana, el futuro pasa a ser incierto. De seguir el Muñeco, tendrá que hacer una buena planificación de la pretemporada para no sufrir la cantidad de lesiones que hubo este año y poder también recuperar a las dos incorporaciones que llegaron lesionadas en el último mercado de pases (Lollo y Larrondo).

Además, tendrá que seleccionar criteriosamente a los refuerzos (podemos considerar a los dos antes mencionados como tales) porque por ahora solo podrán llegar tres y deberán ser de jerarquía, que se pongan la camiseta y jueguen, porque hasta ahora la política de incorporaciones de esta dirigencia ha sido muy pobre, llegando al límite de sumar jugadores que no pasaron la revisación médica.

En caso de que el Muñe decida no seguir, el desafío será conseguir un entrenador que siga la línea ganadora de Gallardo. Un objetivo que se presume más complicado aún, ya que la imagen que deja el actual entrenador, independientemente de los rendimientos, es intachable, con seis títulos en dos años y medio.

Sin dudas la presión que tendrá un posible nuevo entrenador no será nada fácil de sobrellevar.
Ahora viene el momento de descansar, pensar en lo que vendrá, reflexionar sobre lo que pasó, lo que se hizo bien y en que se falló y tratar de mejorarlo para tener un 2017 más exitoso.

Con la sonrisa inalterable

Como dijimos en la entrada anterior River viajó a Bahía Blanca con los ánimos por el cielo y con una sonrisa de oreja a oreja gracias al envión que generado por el triunfo hace tres días alzándose con la Copa Argentina, además de lograr la clasificación a la Copa Libertadores de América del 2017

Envión Copero
por Facundo Adamoli

River cerró la fecha 14ª con el envión anímico que le dio obtener La Copa Argentina. Esta victoria es importante por el contexto: el millonario no venía bien en el plano local. Perdió partidos importantes, pero también partidos insólitos y es por este motivo que la victoria ante Olimpo cobra relevancia. Los de Nuñez vencieron 2 a 1 a Olimpo de Bahía Blanca con la potencia goleadora de sus delanteros. 

¿Podrá River levantar cabeza en el plano local?

Luego de cumplir los objetivos del año, no debe pasarse por alto el desempeño de River en el Torneo Argentina. Es importante que el hincha no caiga en trampas tontas en donde de manera abstracta se lo obligue a elegir entre ¨ganar títulos o clásicos¨, ¨copas o torneos¨, etc. 

Estos supuestos confunden y bajan un mensaje peligroso: este club demanda ser competitivo en todos los torneos que se jueguen. Nadie pretende que River gane todos los partidos, pero la dignidad no se negocia. Todos los partidos deben ser encarados con la responsabilidad que exigen estos colores.

El torneo local parece esquivo a este ciclo maravilloso de títulos. Parecería ser que las energías, al enfocarse en otros torneos, no alcancen para el plano local. En otras palabras, el plantel millonario no es lo suficientemente competitivo como para afrontar más de un torneo. Como se ha remarcado desde estas líneas, los equipos suplentes son muy suplentes.

¿Qué esperar del 2017? 

Los refuerzos son importantes. El más importante tal vez sea la continuidad de Gallardo, un técnico que en dos años y medio ha logrado ubicarse entre los más ganadores de la historia riverplatense. 

En segundo lugar, River debe incorporar jugadores de jerarquía. Este equipo queda descompensado en muchos encuentros y resulta imperioso contratar volantes mixtos que puedan ayudar tanto en la contención como el ataque del conjunto. 
Por último, retener a los mejores también es urgente: Alario y Driussi, una dupla que dará que hablar en la Copa Libertadores si Gallardo logra asentar una base que pueda abastecerlos de manera correcta. Termina otro año de éxitos aunque con claros y oscuros. 

Si la noticia no debe tapar la historia, La Copa Argentina no puede tapar la irregularidad de River en cuanto al juego. El millonario debe construir sus bases futbolísticas y darle continuidad y estabilidad. 

Por otro lado, los clásicos ante Boca deben tomarse como una ¨política de estado¨, como algo innegociable, ya no se puede perder más terreno en esos ¨partidos a parte¨. Nuñez está de fiesta, y el próximo año hay que volver a festejar.

Formación inicial:


Enrique Bologna; Jorge Moreira, Jonatan Maidana (C), Lucas Martínez Quarta y Luis Olivera; Nicolás Domingo e Ignacio Fernández; Gonzalo Martínez y Rodrigo Mora; Sebastián Driussi y Lucas Alario. 
Cambios:   
Camilo Mayada por Mora, Tomás Andrade por Martínez y Joaquín Arzura por Fernández (RP).

Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión?

Con una sonrisa de oreja a oreja

Tras el épico partido en Córdoba y el subsiguiente festejo, los jugadores de River con muy poco descanso este domingo a las 20 hs, en el Estadio Roberto Carminatti de Bahía Blanca, se enfrentarán con Olimpo por la 14ª fecha del Torneo de Primera División. 
Estadio Roberto Carminatti
Debido el cansancio tras la final por la Copa, varios titulares habituales tendrán un receso, aunque Gallardo intentará volver a festejar en el Campeonato local y dado que la tabla de posiciones muestra al Millo muy por debajo de las expectativas, un triunfo es realmente impostergable.

Con los ánimos por el cielo y con una sonrisa de oreja a oreja, el cuerpo técnico confeccionó un listado de 18 convocados en el que se destacan las ausencias de Augusto Batalla, Arturo Mina, Leonardo Ponzio y Andrés D'Alessandro.

Por ello el Muñeco decidió el debut oficial de Bologna en el arco del Más Grande y la inclusión del joven arquero Maximiliano Velazco en el banco de suplentes, así como el regreso de Denis Rodríguez entre los 18 convocados 

Arqueros: 
Enrique Bologna y Maximiliano Velazco.

Defensores: 
Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Facundo Medina y Luis Olivera.

Volantes: 
Camilo Mayada, Joaquín Arzura, Nicolás Domingo, Denis Rodríguez, Ignacio Fernández, Gonzalo Martínez y Tomás Andrade.

Delanteros: 
Sebastián Driussi, Rodrigo Mora y Lucas Alario.

Formación probable 
Enrique Bologna; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Lucas Martínez Quarta y Luis Olivera; Joaquín Arzura e Ignacio Fernández; Rodrigo Mora y Gonzalo Martínez; Sebastián Driussi y Lucas Alario 

El árbitro
Jorge Baliño será el árbitro este domingo  

Historial 
Jugaron 17 veces en Primera
River Plate ganó 9 veces, y convirtió 25 goles.
Olimpo ganó 4 veces, y convirtió 19 goles.
Empataron 4 veces.
River Plate lleva una diferencia a favor en el historial de 5 partidos.

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

El doble objetivo logrado

¡ Gracias campeones !

Premio doble
Sebastian Grane dela Máquina Millonaria

Tras una semana complicada por la dura derrota en el superclásico, River afrontó la final de la Copa Argentina 2016 y se coronó campeón una vez más, la sexta en dos años para Marcelo Gallardo, que solo perdió dos finales de ocho.



Pero el éxito no fue sin sufrir. El Millonario tuvo que batallar mucho para alzarse con la Copa y se vio obligado a dar vuelta el marcador en dos oportunidades. Sin dudas, la final más emotiva y épica del ciclo del Muñeco.



Se puso en ventaja rápido, se los dieron vuelta en un suspiro, logró empatarlo sobre el final de la primera mitad, volvió a  estar en desventaja promediando el segundo tiempo y en una ráfaga lo puso a su favor para sellar el 4 a 3 final.



El trámite, tal vez fue parecido al del superclásico, donde los momentos fugaces fueron moneda corriente y en pocos minutos se produjeron las modificaciones en el tanteador. No hubo un claro dominador del encuentro, pero si hubo supremacías parciales en pequeños periodos.



Central, tras darlo vuelta en el primer tiempo, dominó y pudo haber convertido algún gol más hasta que llegó el segundo penal del Pipa. Lo mismo ocurrió en el complemento con el segundo gol de Ruben, ahí el Canalla pudo aumentar nuevamente, pero no lo hizo y, esta vez, los cambios de Gallardo dieron resultados.



Alonso entro y fue determinante con el juego aéreo. Bajó el balón para el empate en tres y convirtió el cuarto para el triunfo final. Lo de Alario es superlativo, tal vez la mejor incorporación de esta comisión directiva, paga siempre y aparece en los momentos calientes para quemar las redes rivales, sobre todo en las finales. En esta ocasión, con un hatt-trick.



Un párrafo aparte para el pibe Batalla. Un arquero que ha mostrado condiciones, pero que en los últimos dos partidos cometió muchos errores, tal vez por confiarse, que se pagaron caros, sobre todo en esta final, en la que fue responsable en dos de los tres goles recibidos.
Para su suerte, la coronación le permitirá no quedar marcado como responsable de otra derrota (ya lo había sido en gran parte en el superclásico) y le servirá para trabajar con más tranquilidad, sobre todo en el aspecto mental, que tan importante es para los arqueros.



De todos modos, la victoria no debe tapar las pobres actuaciones que mostró River a lo largo del año. Fue un 2016 muy bajo a nivel rendimiento y solo se rescata porque logró dos títulos: la Recopa Sudamericana contra un pobrísimo rival; y la Copa Argentina donde recién enfrentó a un adversario de fuste en el partido decisivo. Una vara bastante baja para el equipo más grande de la Argentina.



Es cierto, no es fácil llegar y no es fácil ganarlas, ya lo dijo el Muñe y el hincha de River bien lo sabe y por eso lo valora, pero no por ello se debe dejar de lado la crítica por el rendimiento del equipo. El árbol no debe tapar el bosque ya que, con estos pobres rendimientos y sin refuerzos, será difícil avanzar en la Copa Libertadores 2017.



Porque, por las dudas haya algún desprevenido, además del título Argentino, esta final le otorgó al Millo el último cupo para la Copa Libertadores del próximo año. Pero eso ya será otra historia, ahora River se merece festejar, gritó campeón una vez más.

Salud Campeones!

Por el objetivo principal

En procura del principal objetivo fijado para este segundo semestre y dejando atrás el superclásico del domingo, este martes por la noche  el plantel cenó en el Monumental, donde hoy se entrenará, para partir a las 19 hs, en vuelo chárter, rumbo a Córdoba desde el Aeropuerto de Ezeiza, 
Hotel Sheraton
Una vez arribada la delegación riverplatense se alojará en el Hotel Sheraton, sito Duarte Quiros 1300, a la espera del encuentro entre River Plate y Rosario Central por la final de la Copa Argentina mañana jueves a las 21.10 hs. en el estadio Mario Alberto Kempes.

Gallardo para disputar el partido convocó a 22 jugadores, destacándose entre las novedades la vuelta de Iván Alonso, recuperado de una distensión, y el lateral izquierdo Facundo Medina de 17 años, que en este semestre subió desde la Sexta a la Reserva

Por otra parte, Leo Ponzio, si bien padece un esguince leve en la rodilla derecha, forma parte de la nómina, aunque está en duda si llegará en condiciones de jugar la gran final.

Lista de convocados

Arqueros: 
Augusto Batalla y Enrique Bologna

Defensores: 
Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Arturo Mina, Luis Olivera, Lucas Martínez Quarta, Gonzalo Montiel y Facundo Medina

Volantes: 
Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio, Gonzalo Martínez, Andrés D'Alessandro, Camilo Mayada, Iván Rossi, Joaquín Arzura, Nicolás Domingo y Tomás Andrade

Delanteros: 
Sebastián Driussi, Lucas Alario, Rodrigo Mora e Iván Alonso

Arbitro 
El "recordado" Patricio Loustau, fué designado árbitro de la final por elección directa.


Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

Superando la calentura

 
Sigue en deuda
por Sebastián Grane de la Máquina Millonaria

Una sensación horrible. 
River lo tenía, le había dado vuelta el encuentro a Boca y se había ido al descanso en ventaja. Podría haber aumentado la diferencia pero no fue efectivo. Podría haberlo liquidado, porque al rival, en especial si se trata del de toda la vida, cuando lo tenes para matarlo, tenes que matarlo.

River no lo hizo, erró varias ocasiones y le dió vida a un equipo visitante que se arrastraba en el partido. Le regaló el empate con un grosero error de Batalla y a partir de allí, pero sobre todo, desde la salida de D’Alessandro, con poco, Boca goleó y se llevó los tres puntos.

Fue un partido vibrante, pero de trámite extraño. 
La visita no había hecho mucho para abrir el marcador, pero tenía una idea clara recibiendo siempre libre en el círculo central y habilitando a Pavón, Tevez o Bou. Ponzio nunca presionó en su zona y desde allí se vio lo mejor de los del riachuelo.

Con empuje, el local logró darlo vuelta cerca del final de la primera etapa. En el complemento, los bosteros patearon al arco tres veces, todas fueron gol, y todas, producto de horrores defensivos del Millo. Al ya mencionado de Batalla en el empate; la pasividad y las llegadas a destiempo en el segundo para la posterior exquisita definición de Tévez; y en el tercero, un cabezazo hacia atrás de Rossi que dejó solo a Centurión.

Parece una constante de este River.
 Cada error que comete, termina adentro del arco de Batalla, y cada error del rival, es desperdiciado una y otra vez por los jugadores de la banda. Puede ser casualidad si pasa una vez, pero ¿cuatro en un partido? Deja de ser casualidad para ser causalidad.

¿Boca ganó bien? ¿Hizo mucho para llevarse los tres puntos? 
Claramente no. Se encontró con las facilidades defensivas del Millo y las aprovechó. Pero en el análisis, se puede decir que lo pierde River.


Fernando Gago: "Nos benefició la salida de D'Alessandro" 

Fue determinante la salida de D’Alessandro. 
El cabezón le daba un rumbo preciso a la pelota, en él descansaba el equipo. Cuando él tenía la pelota, surgían las mejores jugadas del Millonario y cuando salió, River se quedó sin ideas. Para colmo, los otros dos cambios fueron para los otros dos mejores jugadores que tuvo River en el encuentro: Driussi y Gonzalo Martínez.

El cabezón le daba un rumbo preciso a la pelota, en él descansaba el equipo. Cuando él tenía la pelota, surgían las mejores jugadas del Millonario y cuando salió, River se quedó sin ideas. Para colmo, los otros dos cambios fueron para los otros dos mejores jugadores que tuvo River en el encuentro: Driussi y Gonzalo Martínez.

Gallardo con los cambios entregó el partido. 
Sigue en deuda el Muñeco en el plano local y en los superclásicos del torneo argentino. Hasta ahora no le pudo ganar nunca y, en este caso, sus decisiones fueron determinantes para que Boca se llevara los tres puntos.

Las modificaciones que hizo fueron pensando en la final que debe jugar el jueves, y eso terminó haciendo mella en la cabeza y el rendimiento de los jugadores. Lo mismo ocurrió el domingo pasado. Paró un once para guardar a sus jugadores por el encuentro de hoy y la final. No sirvió para nada.

River entró al segundo tiempo desganado, sin rebeldía y terminó perdiendo un partido que, si hubiera sido un poco más inteligente y se hubiera mostrado más comprometido, se hubiera quedado con los tres puntos.

Lamentablemente se estira la diferencia en el historial y se le da de comer al rival de toda la vida para que termine bien el año. 

River deberá ganar la final del jueves para alzarse con la Copa Argentina, una copa menor que será un premio consuelo con el agregado de la clasificación a la Libertadores 2017. 

Aunque no será suficiente para tapar la paupérrima actuación en el campeonato local y el superclásico, será un cierre de año sin tanto sabor amargo.

Entrada fútbol: 

¿Cuál es tu opinión?

Hoy debe ser un gran dia ...


Este domingo se disputará el último superclásico del 2016  que,  fuera de cualquier elucubración,  se trata del derby más atrapante del fundo mundial,.

Por ello Gallardo presentará un once inicial sin ningún tipo de especulaciones y con independencia del trascendental encuentro del jueves contra Rosario Central por la Copa Argentina, que viene con el enorme premio de clasificar para la Libertadores 2017.

LOS 19 CONVOCADOS

Arqueros:
Augusto Batalla y Enrique Bologna

Defensores:
Camilo Mayada; Jorge Moreira; Arturo Mina; Lucas Martínez Quarta: Luis Olivera y Jonatan Maidana

Volantes:
Joaquín Arzura; Leonardo Ponzio; Iván Rossi; Nicolás Domingo; Ignacio Fernández; Andrés D'Alessandro; Gonzalo Martínez y Tomás Andrade

Delanteros:
Sebastián Driussi; Lucas Alario y Rodrigo Mora

FORMACIÓN

Augusto Batalla; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Arturo Mina y Luis Olivera; Leonardo Ponzio e Ignacio Fernández; Andrés D’Alessandro y Gonzalo Martínez; Sebastián Driussi y Lucas Alario
 
ARBITRO
 
 
El polémico Diego Abal fue designado para dirigir el encuentro. 

¡¡¡ Vamos River !Carajo !!!

El negocio del fútbol y la TV


Ahora la pelota vuelve a estar en el campo del Gobierno

Ya había transcurrido un largo rato desde el inicio de la reunión celebrada este miércoles en el Hotel Emperador  entre los dirigentes de primera división encabezados por Marcelo Tinelli y los emisarios de las cadenas Fox y Turner, interesadas en televisar los partidos del fútbol argentino, cuando repentinamente Hugo Moyano que hasta allí se había limitado a escuchar, exclamó "¡Esto es más difícil que negociar los sueldos de los camioneros!" 

Para muchos fue la síntesis perfecta de un encuentro que enfrió las negociaciones y no aportó ninguna solución concreta. La dirigencia del fútbol y las cadenas televisivas están muy lejos de un acuerdo por los derechos de la televisación La brecha entre lo contraofertado y lo solicitado continúa siendo abismal, según quedó claro en la reunión de este miércoles realizada en el Hotel Emperador.

Las cadenas televisivas habían presentado a mediados de noviembre  una oferta formal ante el Gobierno nacional por la compra de los derechos de televisión de los partidos del fútbol argentino, que fue rechazada por la mayoría de los dirigentes de Primera División por considerarla insuficiente.
Fernando Marín y Federico de Andreis recibieron 
los emisarios de Turner y Fox en la casa de Gobierno
Según trascendió, Turner y Fox ofrecieron 2.000 millones de pesos, una cifra bastante inferior  , esperaban los dirigentes como piso para iniciar la negociación y por eso el Gobierno trasladó la negociación a la dirigencia de los clubes, 
Ahora, ete miércoles, las cadenas televisivas contra-ofertaron $ 2.200 millones por año, contra los $ 3.500 millones anuales que fijaron los clubes por un contrato de no más de cinco años de extensión, contra los 15 años que querían las empresas.

No obstante, las grandes diferencias, Blanco se mostró optimista. “Debemos organizarnos, el fútbol argentino tiene que valorizarse, seguramente vamos a llegar a un acuerdo, ojalá sea con Fox y Turner o también con otra empresa que ponga más dinero”, dijo. 

A los ingredientes que tiene esta negociación se suman trascendidos que un grupo de dirigentes del ascenso y del interior, acaudillados por Chiqui Tapia, habrían comenzado gestiones con la cadena ESPN  que dejó trascender una oferta de $ 2.850.000 y, además, habría un tercer grupo de dirigentes que se inclinarían por reiniciar el torneo de Primera División el 5 de febrero sin un nuevo contrato de televisación, esperando  que se normalice la AFA para negociarlo.

Como relatan  Alejandro Casar Gonzalez y Fernando Csys en La Nación "Pese a la advertencia del gobierno de que a partir de 2017 no habrá más dinero para el Fútbol Para Todos - lo refrendó el secretario general de la presidencia, Fernando De Andreis, en Radio La Red -, los clubes no parecen apurados para cerrar con Fox y Turner, que no están dispuestas a pagar"

Acá se hace necesario volver recordar que las cadenas  televisivas inicialmente presentaron su oferta al Gobierno Nacional, que es el dueño de los derechos para la televisación de fútbol hasta 2019,  y que el Ejecutivo se la trasladó a la AFA para comenzar las conversaciones, que ayer quedaron congeladas  hasta nuevo aviso.

Los clubes que ayer fueron a negociar (River; San Lorenzo, Racing, Independiente, Lanús y Barrancas Central representado por Claudio “Chiqui” Tapia (referente del ascenso). no son los más necesitados de dinero fresco ni los más ansiosos por encontrar un nuevo socio comercial que transmita los partidos. 

Hay equipos de primera que ya le pidieron a la AFA el depósito de la cuota de TV de diciembre. Son $350 millones en total, que Armando Pérez  se comprometió a abonar a los clubes que hayan presentado un plan de pagos de sus deudas. 

La primera división cumplió y ahora quiere que le cumplan. El dinero saldría de una partida extraordinaria aprobada por el Gobierno. Pero recién se haría efectivo el 20 de diciembre.

 "No llegamos. Necesitamos el dinero antes", se escuchó esta semana en la AFA. La situación es grave, al punto que Marcelo Tinelli se reunió el martes con Fernando De Andreis para hablar de esa transferencia de dinero y de una hipotética rescisión del contrato de Fútbol Para Todos. 

 La pelota está en el campo del Gobierno

Ahora bien, por un lado el Ejecutivo Nacional quiere salirse del convenio sin abonar un centavo, mientras que los clubes, están dispuestos a continuar con el contrato si es que ninguna oferta les cierra. Con la negociación congelada ahora la pelota volvió a estar en el campo del Gobierno.

"En este sentido, aparece un nuevo escenario: que la diferencia de $ 1.300 millones entre los $2.200 millones que ofrecen Fox y Turner y los $3.500 millones que quieren los clubes la ponga la Casa Rosada. A cambio, algunos partidos de la primera división podrían ir por la televisión abierta: el gobierno elegirá si los emite el canal público o vende esos derechos a las señales privadas, como hizo en 2016. Es un escenario mixto que comenzó a barajarse en las últimas horas y seguirá explorándose en los próximos días", afirman Alejandro Casar Gonzalez y Fernando Csys .

Y agregan: "Mientras tanto, el ascenso espera agazapado. El martes, más de 30 asambleístas de todas las categorías se juntaron por separado para interiorizarse sobre cómo comercializar los derechos de TV. Esperan la porción de la torta que les corresponde. Y hasta se animan a burlarse por las redes sociales de sus pares de primera división, que estaban seguros de conseguir un socio que reemplace al gobierno y no lo encuentran".

Entrada institucional: 
¿Cuál es tu opinión?