Las espaldas

Las espaldas
por Sebastian Grane de La Máquina Millonaria

River es un equipo cuando ataca y tiene la pelota, y otro cuando la pierde y tiene que retroceder para defender. 

El principal déficit se encuentra sobre los laterales, en este caso, a las espaldas de Casco, lugar elegido por Melgar para atacar, cuando lo hizo, durante el primer tiempo. Siempre tirando la pelota cruzada a las espaldas del ex Newell’s.

Así llegaron los goles del equipo peruano, tras dos pelotas cruzadas (una a espaldas de los centrales) y dos flojas respuestas de Batalla, que no brinda la seguridad necesaria para afrontar el desafío de volver a ganar la Copa Libertadores.

Pero como dijimos al principio, los errores defensivos se maquillan con el buen funcionamiento de mitad de cancha hacia adelante. En esta ocasión, el Millonario pudo empatar el encuentro rápidamente y ponerse en ventaja dos veces para encauzar el rumbo del partido y terminar con una goleada a favor.

En treinta minutos de juego, el marcador ya tenía cinco goles. Preocupa también porque Melgar mostró ser un equipo con muchas carencias, pero logró convertir en dos oportunidades, demostrando carácter, inteligencia para jugar y oportunismo. Es difícil no pensar que hubiera pasado si el rival era algún equipo brasileño, por ejemplo.

El segundo tiempo fue un monólogo del Millo y la visita casi no cruzó la mitad de cancha. Ignacio Fernández volvió a ser el mejor de la cancha. Siempre se muestra para recibir el balón, intenta jugar y se asocia con sus compañeros, lo que lo ubica, ya sin dudas, en el rol de conductor del equipo.

Fue en el complemento donde River selló su victoria con el cuarto gol, el segundo de Driussi, y empezó a finiquitar un partido que se había complicado más de la cuenta. Como ya se ha dicho en otras crónicas, queda en el debe mejorar la labor defensiva, para lograr esa solidez que le permita no tener que cambiar golpe por golpe para quedarse con los tres puntos.

River lidera el grupo tres con seis puntos en dos presentaciones y su próximo rival será el Emelec, el 27 de abril, en Guayaquil. Un viaje largo pero sin altura, del cual será clave traer un buen resultado para empezar a cerrar la clasificación a octavos de final.


 

No hay comentarios: