Preparándose para el segundo semestre

En medio de las turbulencias River ya sumó dos refuerzos para los octavos de final de la  Libertadores. 
Ayer lunes Javier Pinola y Germán Lux, tras pasar por la revisación médica de rigor, firmaron sus contratos y este martes se entrenarán por primera  en el predio de Ezeiza pensando en el duelo de ida ante Guaraní, del próximo martes en Paraguay

La ida de Driussi, más los cuestionamientos a Batalla por sus flojas actuaciones y las  sanciones por doping a Martínez Quarta y Mayada, obligaron a Gallardo a rearmar un nuevo equipo para este segundo semestre. T

Además, tal como informan los medios otros nombres podría sumarse.



Siguiendo a La Nación:  Quizás el que más cerca está es Scocco Quizás el que más cerca está es Ignacio Scocco . El delantero de Newell´s ya anunció que hoy jugará su último partido (vs. Godoy Cruz, en Rosario) y en las próximas horas se podría definir su llegada a River. El equipo de Núñez debería desembolsar 2,4 millones de dólares, deuda que Newell´s tiene con Sunderland, su ex club.


Otro viejo anhelo de Gallardo y la dirigencia que encabeza  D'Onofrio es Enzo Pérez. El jugador de Valencia ya sabe que no será tenido en cuenta por el club español para la próxima temporada, aunque desde Núñez lo manejarán con mucha cautela, pensando en la posibilidad de un préstamo de un año.

Barzola, Bertolo y Solari

Por otra parte  concluyeron los préstamos de varios jugadores tales como  Alexander Barboza (Defensa y Justicia), Nicolás Bertolo (Banfield), Augusto Solari (Estudiantes), Federico Andrada (Quilmes) y Juan Cruz Kaprof (Defensa y Justicia) entre otros, aunque según el técnico no tendrían futuro en el Más Grande. 

Si de retornos se trata, otro sueño lejano para el Millo es Leonel Vangioni, uno de los que fue campeón en el ciclo del Muñeco pero casi no tuvo continuidad en el exterior. Hoy está en Milan y  ya sabe que se irá a préstamo, por eso en Núñez harán el intento.

Así sería, según La Nación , el posible equipo de River que podría armar paras el egundo semestre Gallardo  con los refuerzos que llegaron y los que pueden venir: Augusto Batalla o Germán Lux; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco o Leonel Vangioni; Enzo Pérez, Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio, Ignacio Fernández, Ariel Rojas o Gonzalo Martínez; Lucas Alario e Ignacio Scocco.


Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión? 

Envuelto en un clima enrarecido

River en Santa Fe
Terminó un torneo pero no hay descanso ni paz
por Charro de A River lo quiero

Después de una semana agitada como pocas veces se recuerde, había mucha incertidumbre sobre como reaccionaría el plantel, el cuerpo técnico y los dirigentes. 

Los dirigentes lograron tranquilizar las aguas turbulentas y ahora intentan moverse en aguas más tranquilas aunque peligrosas (hoy deberán presentar un descargo por los 2 casos de dóping que misteriosamente habían dicho en varios medios que eran 7).

Rápidamente se acomodaron al desastre organizativo de AFA y Conmebol y salieron a buscar jugadores para reemplazar a Driussi (que decidió accionar su cláusula de rescisión), a Martinez Quarta, a Mora, un arquero y algún jugador que le de alternativas diferentes desde el banco.

Todo esto se debe conseguir en poco más de una semana para poder inscribirlos en los partidos de la Copa Libertadores. En medio de todo este desastre organizativo y del golpe anímico que significaron los casos de dóping, River Plate viajó a Santa Fe.

Virtualmente River Plate ya estaba clasificado para la próxima edición de Copa, solo faltaba sumar algún punto o que se den (o no se den) otros resultados (para quedar afuera se tenían que dar una derrota por amplia diferencia de River Plate y además debían golear San Lorenzo e Independiente.

 Con este panorama, Gallardo decidió pensar en la Copa y darle descanso a Ponzio (no concentró) y a Nacho Fernandez (lo puso en el banco), darle una oportunidad para ver como están Montiel y Palacios (fueron al mundial sub 20) y por otro lado quiso ver como quedaría el equipo en el peor de los casos (si no llegan los refuerzos), por eso hizo la prueba con Lollo y Montiel como centrales y Alario y Larrondo como delanteros.
Lo que se vio en la cancha no fue bueno. En el primer tiempo fue ampliamente superado (convirtieron a Batalla en la figura del equipo) con un juego vertiginoso y lleno de horrores defensivos; en el segundo tiempo se acható el nivel de juego y se emparejó bastante (porque Colón bajó muchísimo su nivel). 

El arquero tuvo un muy buen partido (no transmite seguridad pero sacó las pelotas complicadas más allá que en otras tuvo mucha buena suerte. Montiel sacó una pelota en la línea y otra pegó en el travesaño) pero le será muy difícil revertir la imagen que dejó en este torneo (los errores que costaron muy caros en partidos muy importantes).

En defensa Moreira está salvando errores propios y ajenos gracias a su velocidad, le está poniendo garra y aprende a reponerse de los errores (que son varios), sigo soñando que Gallardo lo tengo 2 horas diarias tirando centros a la carrera hasta que aprenda y se convierta en un gran 4; por el otro lado Casco vuelve a estar en una de sus clásicas etapas de muy bajo rendimiento, desde que volvió de la lesión que no logra tener un buen partido. La dupla central dejó pura preocupación.

Lollo está lentísimo, le ganaron con mucha facilidad en la carrera y no logra recuperar la confianza como para ganar con la personalidad y el anticipo, a su lado, Montiel empezó dubitativo pero luego se afianzó.

Tal vez no haya sido prolijo en los retrocesos y los relevos pero tener al lado a Casco y Lollo tampoco ayuda, sin embargo, a base de personalidad y rapidez fue ganando los duelos, dejaron de pasarlo y encima empezó a salir con la pelota (incluso salvó una pelota en la línea dándose un fuerte golpe contra el palo).

En el medio también hubo sorpresas, Rossi jugó de 5 acompañado por Rojas y Palacios mientras el Pity estaba más liberado para juntarse con Larrondo y Alario.

Rossi no desentonó tanto (creo que está muy por delante de Arzura y Domingo en nivel y consideración de Gallardo) pero está falto de ritmo y le costó mucho la pelea en el medio.

Rojas tuvo su gran nivel algunos partidos pero hace varios partidos que no puede reencontrarse con ese nivel.

Palacios mostró pinceladas pero le falta soltarse y tenerse confianza (algo parecido le pasa a Andrade).

Con este panorama, no es de extrañar que Martinez haya pedido siempre la pelota y se haya hecho cargo del juego y de romper la defensa rival con su velocidad y gambeta.

Larrondo sigue mostrando algunas cosas (pocas por ahora) que podrían ser útiles pero choca con su falta de estado físico (ojalá que él y Lollo puedan tener una buena pretemporada y muestren mucho más de lo que mostraron hasta ahora).

Así fue como Alario pasó a ser el único gravitante aunque no llevó gran peligro al arco rival.

Todo cambió con el ingreso de Fernandez pero no alcanzó para hacer algo importante (mucho menos se logró con el ingreso de Andrade y Olivera apenas tuvo unos minutos en lugar de Casco).

Se terminó el torneo. Muchos dicen que River Plate regaló el primer semestre, yo prefiero decir que Gallardo no había logrado encontrar el equipo en ese semestre y lo encontró demasiado tarde como para pelear el título pero alcanzó justo para clasificar a la copa (apenas nos sobrarán uno o dos puntos).

Probablemente quedará para más adelante la revisión de lo sucedido en este año futbolístico pero urgentemente habrá que rearmarse de cara a lo que viene tan pronto (4 de julio partido de ida por octavos de final y la vuelta entre el 8 y 10 de agosto, en el medio mini vacaciones y mini pretemporada).

Es tiempo de planificación, de reestructurar lo que quedó, rearmar y reacomodar lo que viene y no dejarse llevar por delante por todos los dirigentes que intentan sabotearnos tanto en AFA como en Conmebol (demasiados dirigentes se comportan como cuervos).


Veremos que nos depara el futuro cercano... por ahora mucha preocupación y atención.

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?

River cerrando el torneo local

Al final de una semana muy turbulenta por los casos de doping,  este domingo a las 20 hs River cerrará el campeonato doméstico contra Colón de Santa Fe en el remozado Estadio Brigadier General Estanislao López también conocido como el Cementerio de los Elefantes que se encuentra en el barrio Centenario, en la intersección de las calles Juan José Paso y Bulevar Zavalla.
Allí los hinchas del Millo podrán alentar al equipo en lo que será la despedida de River del torneo, ya que los dirigentes sabaleros acordaron con el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Fe que pudieran asistir hinchas del Más Grande en el Cementerio de los Elefantes.



Por otra parte el plantel se entrenó el sábado por la tarde en el Monumental, a puertas cerradas, y luego partió en un vuelo chárter desde el Aeroparque a Paraná, para luego hospedarse en el Hotel Puerto Amarras sito en 1º de enero, nº 27 - Dique II, del puerto de Santa Fe. 

 

Luego de asegurar su pase a la Copa Libertadores de América 2018, el equipo dirigido por Gallardo se presentará en el siempre difícil reducto santafecino  con varias e importantes bajas. 


Es que el equipo millonaria padecerá, además de los suspendidos Martínez Quarta y Mayada, otras ausencias trascendentales: Maidana por lesión, Driussi por haber sido vendido y Ponzio a quien Gallardo le dió descanso.

Para Santa Fe el cuerpo técnico convocó un plantel de 20 jugadores, dos de los cuales se quedarán fuera del banco de suplentes Por otra parte es importante destacar que tres arqueros se encuentran en la delegación: Augusto Batalla, Maximiliano Velazco y el recuperado Enrique Bologna.  

 También, se destacan los regresos de Arturo Mina, Gonzalo Montiel, Tomás Andrade y Luis Olivera, quienes también forman parte de la delegación. 
Lista de convocados 

Formación posible
Batalla; Moreira, Lollo, Mina y Casco; Martínez, Domingo, Fernández y Rojas; Larrondo y Alario

El árbitro del partido 
Jorge Baliño será el encargado de dirigir el partido en el que River visite a Colón, para cerrar el campeonato.

Con el arbitraje del tandilense de 37 años, que además de árbitro es Bombero en la localidad de Chillar, muy cerca de su Tandil natal, el Millo registra 4 victorias, 2 derrotas y 3 empates, desde que lo dirigió por primera vez en 2007, en la derrota 2-1 ante Huracán.

Historial

Jugaron 68 veces en Primera

Colon ganó 14 veces, y convirtió 87 goles.

River Plate ganó 35 veces, y convirtió 125 goles.

Empataron 19 veces.

River lleva una diferencia a favor en el historial de 21 partidos.

Televisación
El encuentro será televisado por Canal 13

Entrada fútbol: ¿Cuál es tu opinión?