Quedó en claro la paternidad en el clásico

El Millo dejó en claro que es dueño de una paternidad asombrosa sobre el Rojo, a quien  le volvió a demostrar quién manda  en el clásico disputado ayer .

Ayer, por la 23ª fecha de la Superliga Argentina, River le ganó 3-0 a Independiente, alcanzó los 42 puntos en torneo local  y dió un paso fundamental para clasificar a la Copa Libertadores 2020.   

Así el conjunto de Avellaneda no logra imponerse en el Glorioso  Monumental desde el Torneo Apertura 2009, cuando lo hizo por 3-1. Desde allí, River consiguió 6 victorias en seis  presentaciones.  

A continuación reproducimos la excelente crónica Ubaldo Kunz de La Máquina en radio: En la primera etapa el millonario insinuó más que el Rojo, pero no logró concretar las situaciones que generó. 

La más clara la tuvo Nacho Scocco, luego de un gran centro de Matías Suárez. Nacho buscó colocarla de cabeza contra el palo izquierdo, pero Martín Campaña tuvo una gran reacción. 

El mismo Suárez tuvo minutos más tarde el primer grito de la tarde, la picó ante la salida del 25 de los de Avellaneda, pero Alan Franco la terminó sacando sobre la línea. 

Los goles llegarían en el segundo tiempo, en el peor momento de River a decir verdad. A los 12 minutos Marcelo Gallardo movió el banco y metió a Julián Álvarez en lugar de Juanfer Quintero que debió salir por un fuerte dolor. 

Y el cordobés, de arranque, cambió el devenir del encuentro. Matías Suárez le metió un pase a las espaldas de Bustos y la Araña, de diestra y de media vuelta, la clavó contra el palo derecho de Martín Campaña. 


De ahí en más, el partido cambió para el millonario, que encontró los espacios para contragolpear y lastimar al Rojo. A los 23 minutos, Campaña jugó mal con el pie, se la regaló a Suárez y luego derribó al atacante del Más Grande dentro del área. Nacho Scocco cambió penal por gol. Fue lo último que hizo antes de salir por Pratto acompañado por una ovación de todo Monumental.

Sobre el final, River liquidó la historia de la mano del Lucas Pratto, que inició y terminó la jugada. El Oso jugó para el debutante Jorge Carrascal, que estuvo muy cerca de anotar su primer gol. Martín Campaña se estiró y alcanzó a desviar disparo del colombiano, pero en el rebote apareció otra vez Pratto para liquidar al arquero uruguayo con una volea de derecha.

No hubo tiempo para más. Sólo para una expulsión de Nicolás Figal y el gaste de todos los hinchas del Más Grande, que se acordaron de Pablo Pérez y ese pasado que lo condena. 

River le tiró todo el peso de la historia a Independiente y volvió a demostrar quién es el super papá de esta historia.

A sólo 3 pasos de clasificar a la Copa 2020

Este domingo, a las 17:45 horas, River recibirá a Independiente en el glorioso Monumental por la fecha 23ª de la Superliga con el objetivo de clasificar a la Libertadores  2020.  
La idea de Gallardo es seguir evaluando el desgaste para realizar cambios y rotar a los integrantes del plantel, que a partir del lunes van a tener descanso ya que por las fechas FIFA la actividad se retoma el 31 de marzo ante Talleres, en la penúltima fecha del torneo local.

Con el de mañana, el Millo tiene tres partidos porn la Superliga, ante Independiente, Talleres y Tigre,mientras comparte la cuarta ubicación con el Atlético Tucumán y está a cinco puntos de Boca, que por ahora se queda con el tercer lugar lejos de la pelea entre  Racing y DYF por el título.  

De la seguidilla de partidos que arrancó ante San Martín de Tucumán, solamente Franco Armani, Javier Pinola y Lucas Martínez Quarta jugaron todos los minutos, en tanto que Lucas Pratto también fue titular en cada presentación pero fue parte de los cambios. 

Gallardo volverá a poner en el campo de juego un equipo con algunos retoques pero con la base titular que esta vez incluirá a Camilo Mayada, ya que Fabricio Angileri no está habilitado para jugar el torneo de la Superliga.  

Por eso ayer viernes Gallardo anticipó  que dosificará esfuerzos: "Algunos cambios va a haber, necesitamos tener un poquito de frescura. Venimos de una seguidilla de partidos importante. Voy a evaluar qué cambios voy a hacer, tengo algunos en la cabeza y me voy a tomar un día más para terminar de evaluarlos", explicó el Muñeco.
Lista de convocados

El arbitro del domingo 

El árbitro designado para el próximo domingo es Patricio Loustau, que será asistido por Maximiliano Del Yesso y Gustavo Rossi  en las lineas, mientras que Nazareno Arasa será el cuarto árbitro.


Con este juez el Millo jugó 24 partidos oficiales registrándose 15 triunfos, cinco empates y cuatro derrotas en los mismos.


Asimismo con Loustau, el Más Grande tuvo cinco penales a favor y ninguno en contra, además de recibir 59 tarjetas amarillas y sufrió tres expulsiones, mientras que sus rivales fueron echados en cinco oportunidades.
Historial
Jugaron 172 veces en Primera
Independiente ganó 52 veces, y convirtió 210 goles 
River ganó 73 veces, y convirtió 264 goles.
Empataron 47 veces.
River Plate lleva una diferencia a favor en el historial de 21 partidos.  


Una opaca noche sin pueblo riverplatense

Por primera vez en su historia, el Mas Grande jugó sin público en el Templo Sagrado  debido  a la injusta sanción de la Conmebol y todavía tiene una fecha a puertas cerradas porque tampoco habrá hinchas ante Alianza Lima en el encuentro programado para el proximo 3 de abril.  

Tal como relata German Balcarce en su atinada crónica en LPM fue una noche atípica en el Monumental que transcribimos a continuacion:

La Copa Libertadores siempre presenta obstáculos y dificultades inesperadas para River. Ningún rival es accesible de antemano. Cada partido implica una lucha repleta de variables. 

Cuando no se trata de cuestiones geográficas o plazas complicadas, aparece un arbitraje nocivo como el de esta noche, capaz de no cobrar dos penales claros en favor del Millonario. 

Entre esas equivocaciones y la falta de puntería se puede explicar el empate 0-0 contra Palestino, por la segunda fecha correspondiente al Grupo A.

River, sin brillar, reunió méritos para quedarse con las tres unidades en un estadio Monumental que por primera vez en su historia no tuvo público con el dueño de casa como local. Tampoco contó con Marcelo Gallardo en el banco de suplentes.

 El Muñeco diseñó un 4-2-3-1 sorpresivo, con Rafael Borré como único punta, delante de una línea conformada de derecha a izquierda por Juan Fernando Quintero, Ignacio Fernández y Lucas Pratto. Sin embargo, ninguno de ellos pudo vulnerar la resistencia del seguro arquero Ignacio González.

Además de la buena actuación del arquero visitante, River careció de precisión en el último toque.  

A ello, se le sumaron dos penales no sancionados por el árbitro venezolano Alexis Herrera. Ambos ocurrieron en el segundo tiempo: primero fue una mano del argentino Agustín Farías cuando Nacho Fernández estaba por entrar al área. El juez de 29 años entendió que la infracción sucedió afuera. 

Más tarde no cobró una falta del arquero visitante sobre el ingresado Matías Suárez. Desde luego que no es una excusa, pero cualquiera de esas dos acciones hubiera incrementado las chances de obtener el triunfo.

 Armani, muy bien en dos intervenciones, tuvo poco trabajo. River pasó pocos sobresaltos. Mostró firmeza atrás y velocidad para el retroceso en los contragolpes. 

El Millo tuvo el balón durante la mayor parte de la noche, pero no le alcanzó para vencer a Palestino en el Monumental y dejó pasar la oportunidad de darle valor al punto conseguido sobre la hora ante Alianza Lima.