“El problema de River es la degradación institucional”

“El problema de River es la degradación institucional”  

FSP entrevista a Carlos Lancioni, Presidente de la Comisión Fiscalizadora del club, hombre que se define como independiente y actual presidente honorario de la agrupación “La Tradicional”.


 "Estamos por terminar un año muy duro, donde no todas las cosas se hicieron como debían pero debo rescatar el espíritu del presidente Rodolfo D´Onofrio quien siempre peleó para que la Comisión Fiscalizadora fuera respetada por todos los estamentos del club".

¿Cómo sería el resumen de este casi primer año de gestión, según la
Comisión Fiscalizadora?
El resumen del primer año de nuestra gestión podría ser resumido con algunas alegrías y muchos sinsabores. Digo esto porque muchas veces no estamos encontrando las respuestas que buscamos. 

Nos da la sensación que la promesa de un órgano estatutario independiente que hace poco menos de un año fue muy bien recepcionada por el socio de River, no la hemos podido cumplir en un cien por cien. 

No debemos engañarnos. La gestión Passarella arrasó en su totalidad con la economía del club pero, lo cierto es que hemos vivido y vivimos en situaciones de crisis en la vida profesional en numerosas ocasiones y, cuando uno encuentra situaciones de crisis hay que tratar de revertirlas. 

Primero, lo que tenés que hacer es cerrar las heridas. Lamentablemente en River no se ha logrado eso y si bien el pasivo se redujo en función de ajuste, (ajuste que en algunos casos fue cargado sobre las espalda de los socios) el endeudamiento financiero, como es lógico, va incrementando la deuda. 

A todo eso, los vicios de la gestión anterior fueron enmendados parcialmente, y eso, más allá de los esfuerzos del presidente D´Onofrio, que me consta que hizo y hace todo lo posible por lograrlo. Por esto es que le reconozco toda la voluntad que pone en un cargo sumamente exigente al momento de tener que tomar decisiones. Sin ir más lejos, la vez pasada, comenté que D´Onofrio debería anunciar su aspiración a la reelección porque, de mantenerse un estado de incertidumbre, se incrementarían las ansiedades de la gente que lo rodea; es que muchos desean sucederlo y esta situación perjudica la gobernabilidad del club. 

Las ansiedades juveniles de algunos dirigentes amenazan, vulneran, y esto va más allá de que la pelota entre o no. Una gestión es una gestión y debemos sentar las bases para que este nuevo proyecto tenga una base sólida. No podemos depender de la base futbolística.

¿Está de acuerdo con el proyecto futbolístico
encarado?
Si, sin dudas. Este proyecto que encabeza Matías Patanián como presidente del Consejo de Fútbol, Francescoli con su cargo de Secretario Técnico y la gente del Consejo están encarando un buen proyecto futbolístico. 

Lo que no me gusta es el doble mensaje. Si Gallardo dice que vamos por todo, debemos ir por todo y no bajarnos a mitad de camino. Gallardo debe responder a las órdenes que le deben dar Patanián, Francescoli y el Consejo.Y acá no le quiero caer a Gallardo que viene haciendo un trabajo maravilloso.

Lo que no me gusta es que cuando nos enteramos que podíamos enfrentar a Boca por la Sudamericana el panorama luego parecería haber cambiado. Y es que River no puede ni debe achicarse, con nadie y menos con ellos. El miedo se transmite, la pérdida de confianza no me gusta. Para mi fue una decisión cobarde la de poner juveniles frente a Racing. 

Es como cuando un alumno autoexigente viene rindiendo los exámenes con un diez en todo y cuando llega el turno del oral arruga porque se le superponen las materias y entonces se presenta con una gran inseguridad. Eso fue lo que se transmitió.

Quienes vivimos en serio nuestro paladar negro y el gran juego que tuvo River en su momento, somos los que más bronca tenemos. ¿Cómo vamos a tener miedo de jugar con Boca? Tenemos que tener el orgullo de jugar con Boca, y golearlos. Ni hablar de jugar y ganarle a Racing a quienes siempre le hemos ganado mostrándole la camiseta. 

Creo que Gallardo con el problema que tenía de la enfermedad de la madre no podía tomar estas decisiones fundamentales; nadie lo puede hacer en esos casos tan extremos; lo tendríamos que haber protegido de alguna manera.

Volvamos al trabajo de la fiscalizadora.
Esta de acuerdo con el presupuesto?

En la asamblea que consideró el presupuesto, de los diez fiscalizadores titulares, cinco votamos distinto a lo que votó el oficialismo. 

A algunos les molesta mi independencia, pero me van a tener que aguantar tres años más. Soy el Presidente de la Comisión Fiscalizadora y soy independiente. La gente votó este proyecto y no puedo ser complaciente con el oficialismo ni con nadie.

En este caso, no puedo votar de la misma forma que la mayoría oficialista porque es ir en contra de mis conocimientos y de mis convicciones.

¿Ustedes cinco como votaron?
Aprobamos pero con una serie de observaciones que reiteraremos. Primero debe haber un respeto al órgano estatutario y que no se trate a la Comisión Fiscalizadora como si fuese una comisión más. 

Por ejemplo, a la Fiscalizadora no se le permite tener ayudantes, como todos, entonces somos 10 fiscalizadores que debemos hacer todo solos con el agravante que hay un solo abogado, que soy yo. Siento que se viene castigando a la Fiscalizadora tratando de silenciarla. 

Por decirte algo, venimos pidiendo desde el 17 de setiembre, todos los meses, que nos entreguen la nómina y estado de cada uno de los juicios que tiene River Plate. No nos han contestado nada y lo que yo tengo es una lista que he logrado gracias al esfuerzo personal pero no es la oficial del club ya que la vienen negando con una total caradurez. 

Se la solicitamos a Ignacio Villarroel, responsable del Departamento de Legales; la prometió y nunca cumplió. En ese caso puntualmente lo venimos pidiendo desde el 25 de agosto y nada. 

Otra cosa que solicitamos es el control y chequeo de los datos de la caja del club. Hemos instado nos pongan a disposición cada uno de los contratos firmados para poder chequearlos y no los conseguimos.

Pasó exactamente lo mismo con el listado de los acreedores y los montos, con la exhibición de los libros (nos dijeron que se encontraban en poder de la IGJ) cuando bien sabemos que la IGJ tiene plazos perentorios para la retención de documentos; digamos aproximadamente tres meses y no de dos años. 

Y el caso es que sin esos libros no podemos emitir dictámenes. Pero, la culpa no es de la IGJ, la culpa es del abogado que representa a River, el que tiene que pedir la devolución de los libros es él. Veo muchas chicanas de algunos funcionarios y esto es lo que siento como una tomadura de pelo. 

Si queremos que River funcione, todos deberíamos trabajar para el bien común.

¿Siente que eso no sucede?

Me da la sensación que estos muchachos están ansiosos de hacer una carrera política por River o a través de River. Están disputando espacios desde el primer día, tienen una especie de celosía que cierran y no le abren el juego a nadie ni a la Fiscalizadora.

Ni siquiera con para el control de los protocolos, porque en River, cada vez que se juega un superclásico o hay algún recital, recrudece la violencia. No logramos que nos pasen el listado de los protocolos y ni hablemos del costo de una entrada que es lo más parecido a una tarjeta de crédito, algo bastante costoso para el club y que nadie tiene la deferencia de informarnos.

Si tuviera que calificar la gestión de la Comisión Fiscalizadora hasta el momento, 
¿qué puntaje le pondría?
No soy quien para calificar esta gestión. Si me lo decís a modo de ejemplo nada más te diría un cuatro o un cinco, aprobado. Lo cierto es que por como viene el Balance, ya estamos con el plazo vencido porque el Estatuto marca claramente que se debe hacer dentro de la segunda quincena de noviembre y a la Asamblea hay que citarla con quince días de anticipación. 

Calculá, que hasta hoy que es 30 de noviembre ni siquiera se convocó. Primero debemos tener orden institucional y lo demás vendrá después. 

En caso que no se hagan las modificaciones en el Balance que usted pidió,
¿votará en contra?
Voy a votar conforme a lo que corresponda y a mi deber técnico. Es más, voy a pedir hacer uso de nuestras facultades como Comisión Fiscalizadora y pediré la convocatoria de la Asamblea Ordinaria de Representantes. 

Ya no me importa que no tengan el Balance, esa es mi obligación y la cumpliré. Mi idea es esperar hasta hoy, 30 de noviembre y, de no mediar novedades, mañana mismo estoy solicitando la Asamblea.

Es la misma obligación que ejercería un síndico en el caso de una sociedad anónima. Yo debo pedir que el Estatuto se cumpla.

¿Hay gente que está trabajado bien?
Si por suerte también hay mucha gente que lo hace. El primero es el presidente D´Onofrio que, hace todo lo que puede y me consta.

Otro que trabaja muy bien en su área es Fernando Guarini, en Fútbol Amateur. Lo mismo puedo decir de Mario Argenta y el Fútbol Interno, Horacio Caffaro y el Departamento Físico, entre otros pero, sin embargo, hay gente que está jugando sólo a salir en los medios.

¿Quién?
Mirá a mí me gustaría que Ignacio Villaroel, el Presidente del Departamento de Legales, por lo menos cumpliera un informe tan simple como el del listado de todos los juicios que hay contra River y que no se vaya a Milan para negociar una deuda con el Palermo de Italia. 

Hagamos las cosas como se deben, cumplamos con lo que tenemos que cumplir. Las acciones mal hechas molestan a la gente. 

Cuando yo arreglé con D´Onofrio, antes de las elecciones, me comprometí a trabajar de manera independiente y por el bien de River y eso Rodolfo me lo viene respetando a rajatabla, ojalá otros pudieran imitarlo porque, a juzgar por lo que estuve viendo, algunos hasta carecen del más elemental don de gente.

Ser gente bien, será para el conchetaje; lo importante es ser gente de bien y para eso tenés que saber decir perdón, permiso, gracias, por favor. En River hay muchos que no lo tienen pero, más allá de eso, mi más profundo deseo es que comprendan el papel fundamental que tiene la Comisión Fiscalizadora y empiecen a colaborar, en serio, con River. 

La dirigencia de River a fondo contra Daniel Passarella

por Diario Registrado


La restructuración de la institución está en marcha. La nueva comisión encabezada por Rodolfo D'Onofrio investiga al ex presidente Daniel Passarella por administración fraudulenta. Prevé una pena de hasta seis años de prisión.

La nueva comisión directiva que encabeza Rodolfo D'Onofrio está al frente de la restructuración económica que necesita un club al que, según consta en la denuncia, Daniel Passarella arrasó.

Son $7.609.052 millones los que salieron de la caja del club para pagar gastos innecesarios y que no tienen un respaldo en documentos."Administración fraudulenta", es el delito por el que Rodolfo D'Onofrio, Jorge Brito, Matías Patanian, y Guillermo Casio, como integrantes de la comisión directiva de River y con la representación de los abogados Mariano Cúneo Libarona y Nicolás Garrido, denuncian a Daniel Passarella. Se prevé por este delito una pena de hasta seis años de prisión.

Varias son las irregularidades que encierran el proceso de Daniel Alberto Passarella como presidente de River Plate. Entre ellas, la inversión millonaria en la contratación de Jonathan Fabbro; juicios personales sustentados con fondos del club; la adquisición de materiales que jamás aparecieron; el pago a una empresa privada distinta a la que trabajaba en el club; gastos desorbitados en mantenimientos de computación; recibos en blanco entre otras cosas.

Lo preocupante es que con el correr de los días, el presidente actual se desayuna con irregularidades impensadas y situaciones que han hecho reaccionar de inmediato a la comisión directiva.

Durante la gestión de Passarella, River libró 26 cheques por un total de $2.356.496 para pagarle a jugadores que ya habían rescindido sus contratos sin reclamar deudas, bajo el concepto "diferencia de cambio".

En ningún documento aparece a qué tipo de cambio hacen alusión, cuál es la moneda y en qué fecha fue realizada la transacción.En la mayoría de los casos no consta la rúbrica de quien retiró el cheque cancelatorio y en la operación del jugador Carlos Sánchez, el endoso del cheque destinado lleva una firma diferente a la que el futbolista puso en el contrato que lo unió al club. Mariano Pavone, Adalberto Román, Leandro Caruso, Agustín Alayes y Luciano Vella son algunos de los futbolistas a los que se les destinaron estos supuestos pagos.River le pagó a la firma Earliness S.A $586.851 en concepto de provisión de "materiales varios".

No existen presupuestos, ni facturas en las que consten los materiales supuestamente adquiridos. Se retiró dinero de la caja sin una justificaciónEl club desembolsó $1.029.667 en efectivo a la firma Construk SRL por obras que no se hicieron.

El pago de $1.740.720 fue realizado a la firma Radio Llamada SACI por servicios de seguridad. La mayoría de los pagos fueron realizados en efectivo. Los conceptos de facturas son "Adicional de Seguridad" para la concentración profesional en Nordelta y los recitales de Justin Bieber y Airon Maiden (así se escribió el nombre del grupo en la factura).

Lo extraño es que el club tiene un servicio de seguridad propio y la empresa que fue contratada no se especializa en seguridad sino en automotores.A su vez, el club desembolsó un total de $322.697 en efectivo para pagarle a la firma SYM Integral S.A por "adicional de limpieza" del estadio luego de los recitales de Justin Bieber y Iron Maiden.

La limpieza estaba a cargo de la empresa que organizaba el evento. No se hicieron retenciones ni se retuvieron las cargas sociales de los empleados de limpieza.Un total de $119.949 fueron pagados a la firma Multimedia S.A en concepto de "servicios de computación" y "administración de base de datos".

Se hallaron recibos en blanco de la empresa. Ante esta situación, el 'Kaiser' y su comisión directiva tendrán que dar explicaciones a la Justicia sobre los movimientos financieros que realizaron durante la gestión.

En la mayoría de los casos, el ex presidente no puso su rubrica sino que dos directivos de su confianza, como Diego Turnes y Daniel Mancusi, fueron los que llevaron adelante las acciones que derivaron en la denuncia que le realizó la actual comisión directiva.

En el comienzo de una nueva etapa que denota transparencia, la decisión, ahora, la tiene la Justicia.

Carlos Lancioni por La Página Millonaria 

Lancioni, en su nuevo cargo de presidente de la Comisión Fiscalizadora, explicó que la crisis del club va mucho más allá de lo económico. Además, contó cuál será su rol y aseguró que tanto el oficialismo como la oposición están unidos para sacar el club adelante.
Carlos Lancioni asumió el martes pasado como nuevo presidente de la Comisión Fiscalizadora luego de haber integrado la lista ‘Un equipo, un presidente para River’, en lo que fue la primera señal de control y unidad de Rodolfo D’Onofrio. Es que Lancioni jamás fue un hombre de su riñón, por el contrario, y por eso mismo es que ocupa el cargo que ocupa. Acaso, ¿quién mejor que un opositor para controlar las finanzas del oficialismo?
“Con Rodolfo -explicó Lancioni- era uno de los pocos dirigentes con los que no había tenido ningún trato. Durante años nunca nos tratamos. Un amigo en común nos presentó y hablamos de los sueños. Me demostró una cualidad que escasea: él tiene don de gente, eso se traduce en una sensación que no se describe”.
En tanto que de su función en la nueva Comisión Directiva, precisó: “Trataré de que el futuro de River no tenga salidas, vaciamientos. Se giraron cheques como cosa de locos. Es mucho peor que lo que mostraba el balance que se aprobó el 13 de diciembre, hace menos de una semana. Tenemos 80.000.000 de pesos más”.
De todas formas, para el nuevo directivo, la crisis que atraviesa el club de Núñez va mucho más allá de lo económico. “El primer problema ha sido la degradación institucional. De ahí vino el vaciamiento económico y de ahí, naturalmente, el momento futbolístico. Las malversaciones están generando un déficit de 10.000.000 de pesos mensuales”, explicó Lancioni, en diálogo con el programa Esto es River.
“El desmanejo de los juveniles es una de las primeras cosas que hay que cortar. Vemos el esfuerzo del club en preparar al jugador y cómo se van los jugadores de manera vergonzosa. Esto no es un problema de la gestión Passarella, esto es de la  gestión Aguilar. Se entregaron pases de los jugadores juveniles por la pintura del estadio. Un club manejado así no podía salir adelante”.
Por otra parte, el presidente de la Fiscalizadora habló también del primer encuentro con la oposición: “Nos encontramos con una grata sorpresa.  Tanto dirigentes de la minoría como de la mayoría están muy comprometidos, con mucha vocación y con ganas de colaborar" 
Ahora River con Lancioni
por Héctor Alvarez Castillo 







Ahora River volvió a estar con Carlos Lancioni el líder y conductor de la Agrupación Tradicional, que nos sacó más de una duda y nos brindó interesantes conceptos sobre la historia y la actualidad de “River Plate”.

Ahora River– ¿Qué diferencias y qué similitudes observa en este clima de campaña con respecto al vivido en el año 2009?

  Carlos Lancioni– En primer lugar aclaró que con el dinero se puede comprar muchas cosas, pero jamás con dinero se puede comprar el liderazgo ni la verdad histórica.

  Así las cosas, considero que a partir del nefasto 26-J el pueblo riverplatense tomó conciencia de la degradación a la que había sido llevada la institución y una enorme mayoría de jóvenes empezaron a participar para recuperar la identidad riverplatense de sus ancestros.

  El entusiasmo original fue grande y la participación en los acontecimientos masivos del pueblo riverplatense fue emocionante. Acontecimientos como el banderazo, impulsado por grupos juveniles de diferentes orígenes, mereció un reconocimiento internacional. Pero lamentablemente se agotó en el cotillón, ya que el debate por el paradigma modelo no se dio y los entusiastas sectores se fueron desperdigando coaptados por los dueños de la billetera.

  Por eso vemos, a diferencia del 2009, una anomia es decir un enorme escepticismo donde  nadie pone las manos en el fuego por nadie y por ende tienen un pie en un lado y en otro, favoreciendo los individualismos y eliminando los proyectos colectivos que fueron los que engrandecieron a River Plate.


  AH– En el CARP parece que se ha hecho costumbre la presencia de candidatos que o bien tienen una importante fortuna personal o son empresarios que integran reconocidos grupos económicos en nuestro país. Como líder de un movimiento independiente, ¿qué consideración tiene sobre este fenómeno?

  CL– Precisamente esta costumbre instalada fundamentalmente a partir del últimos años resulta contraria a la esencia cultural riverplatense. Jamás el pueblo riverplatense, a diferencia de los bosteros, siguió como súbditos a dueños de billeteras.

  Tal es así que ni siquiera los próceres fueron reelectos por más de una vez, a diferencia de personajes como Alberto J. Armando.

  Los grupos interesados en la privatización del fútbol alentaron la “bosterización” cultural y de la mano de ellos se viene alentando  la concentración unipersonal en “ricos y famosos”,  conducidos por monjes grises y seguidos por corruptos o prebendarios, o simplemente ingenuos atraídos como las mariposas a la luz de la fama.

  Mientras siga esta cultura River no se recuperará.

AH– ¿Cuál es su análisis sobre el desempeño de la actual dirigencia en lo social e institucional?

  CL– Nefasta. Todos los miembros de la C.D y la Fiscalizadora se vienen cobijando dentro de un sistema al que llamo contubernio.

  El gobierno de River lo tiene una comisión directiva y por lo tanto es colegiado. El voto de Aguilar o de Passarella es igual al voto de cualquiera de sus otros 24  pares de la comisión directiva, pero estos hipócritamente se desligan, gracias la complicidad o ignorancia de los periodistas partidarios en los presidentes invocando una dictadura, lo cual es falso.

Ni Aguilar ni Passarella pudieron haber impuesto su voluntad por encima de los otros 24 miembros salvo que estos sean sus cómplices o cagones. Pero esto es lamentablemente ocultado por amplios sectores del periodismo.

  Es injusto atribuir el fracaso a dos personas en exclusividad. Claro que es más cómodo hacerlo pero debemos recordar que durante la primera gestión de Aguilar todos se encolumnaban para  arrodillarse ante la joven promesa política,  para ser incorporados a las listas pergeñadas para la elección del 2005.

  Te recuerdo que ante la complacencia y la falta de “testículos” debieron aparecer los ovarios y lo puso la Tradicional a través de su representante Acebo Zaballa, solitaria exponente de la oposición al modelo durante largos años hasta que se produjo la dispersión por la teoría de pato rengo.

  Por eso tengo vergüenza ajena por la falta de autocrítica de gran parte de la dirigencia riverplatense y por eso era mi esperanza que los jóvenes, que no habían sido cómplices del modelo de devastación, reaccionaran tomando las banderas de nuestros fundadores y próceres.


  AH– En consonancia con esto –siendo el pasivo actual superior a los 400 millones de pesos– ¿entiende que es posible en un período de 4 años sanear las finanzas del CARP?

  CL– Como especialista en crisis financieras de las empresas te puedo asegurar que en menos de 4 años se puede sanear las finanzas del Club. Para ello hay que apostar a un modelo de crecimiento, sin endeudamiento, que es lo que pretenden aquellos que desde el neoaguilarismo pretenden sustituir a Passarella sin modificar el paradigma.

  AH– ¿Cómo se pueden aprovechar y administrar con mayor inteligencia y transparencia los recursos económicos que genera River Plate?

  CL– Es nuestra experiencia quien nos indica que se puede aprovechar todos los recursos del Club que hasta ahora no han sido enfocados y ni siquiera han sido considerados en  ninguna de las tumultuosas “propuestas” de los candidatos del passarelismo y del neoaguilarismo.

  Es claro que toda administración exige transparencia y ello, gracias a la informática, es absolutamente fácil, fuimos la única agrupación que filmo una Asamblea de River y la difundió por internet.

  Es obvio que toda asociación civil, conforme nuestro propio Código Civil, debe  hacer  público todos sus actos institucionales, tales como las reuniones de la C.D y la C.F, así como las asambleas, al igual que toda la documentación. Para ello los socios de River deben tener la posibilidad de informarse de  lo sucedido en cada una de esas reuniones, así como de los balances, presupuestos y de cualquier otra decisión fundamental. Es claro que el contubernio no lo quiera y eso es una de las causas de la degradación institucional, económica y financiera de River Plate.

  Quien no quiere mostrar lo que hace es porque algo esconde y eso es válido tanto para los passarelistas, caselistas y donofristas tal como se los vio actuar agrupados en la Asamblea del 7 de diciembre de 2009 –ya elegido Passarella presidente– aprobando el último balance de la gestión Aguilar, con la única excepción de la Tradicional y de su vocera.


  AH– ¿Qué medidas se pueden tomar para implementar una mayor participación del socio en las decisiones del CARP, a la par del ejercicio de sus derechos?

  CL– Es obvio, que para una mayor participación los socios debemos ser canalizados para que nuestras posiciones e intereses tengan representación efectiva en el Club.

  Por eso debemos ampliar la participación de los socios en los órganos estatutarios reduciendo la  vetusta exigencia de 25 años de edad para participar por lo menos en la asamblea de representantes.

  Pero también para que las agrupaciones dejen ser agencias de colocación y se conviertan en canales de participación. Es imprescindible que la elección y los candidatos a cargos directivos en River Plate sea efectuada a través de primarias abiertas tal como venimos pidiendo desde hace largo tiempo y como hemos  pedido recientemente a la Comisión Electoral –que todavía no se conformó– a fin de tener el padrón informático que facilitaría la realización de la elección con mucha facilidad.

  Por otra parte, es evidente que los cargos electorales deben ser distribuidos en forma proporcional a los votos en lugar de lo que acontece ahora que la primera minoría –solo obtuvo 5 votos más que la segunda– detente 100 cargos en la Asamblea sobre los 150 integrantes de la misma.


  AH– ¿Por qué votar a Lancioni en diciembre? 

CL– Como no hay que votar a ningún candidato con un proyecto individual, podés votarme para que logre articular un espacio colectivo que unifique el esfuerzo social colectivo superador de las ambiciones individuales, tal como lo lograron hacer nuestros grandes dirigentes logrando de esta manera que River fuera el más grande.

  AH– Muchas gracias, Carlos, por prestarse otra vez a responder nuestras inquietudes y saludos a toda la gente que hace a la Agrupación Tradicional.

  CL– Gracias a ustedes por esta oportunidad que nos brindan, nuestros saludos a los que hacen el periódico y el blog.

2 comentarios:

Mr. Twiter dijo...

Gustavo Arce ‏@ArceGustav
a @sarkiscarp @tweetgallina @LancioniRP @kiperdaniel Si ir a la cancha es suficiente para ser Presidente de #River Votemos al jefe de la barra

Anónimo dijo...

Muchachos: excelente el blog, siempre se consulta a diario.

2 consultas: 1) me gustaria que la dirigencia retenga a pisculichi, es un jugador fundamental, el cual arma el juego, no le pesa la camiseta, y ademas maneja hace 18 meses todas las pelotas paradas, por eso, perdemos a sanchez, no perdamos a piscu!!!! paguenle 1 millon de US$ pero q no se vaya.....sino a que otro 10 vamos a buscar? a role por 4millon de dolares (dejense de joder)....

2) soy socio y opino que esta gestion (por lo q se) es una gran gestion, rozando la perfeccion, teniendo en cuenta la decada de aguilar y fraca$$arella, por eso, se deberia buscar lentamente la unidad para las proximas elecciones, si es que donofrio no se volveria a presentar. Necesitamos tranquilidad y previsivilidad para que river este tranquilo, sin sobresaltos y para ademas poder generar una cantera de inferiores en unos años.

Todo esto, sumado, a que gano las ELECCIONES NACIONALES el pro (o cambiemos) y sabemos q macri es de la bosta.... entonces.....debemos tener un equipo idoneao y hacer las cosas bien porque con gente mala o incapaz en el futuro nos VOLTEAN de NUEVO y nuestra QUERIDO Y AMADO RIVER va a ser nuevamente perjudicado y lastimado.

POR ESO: UNIDAD y ARREGLAR CON PISCULICHI.

Saludos, aguante RIVER lo mas GRANDE de la VIDA.

De junin,

Angelito